11Noviembre2019

Abad blank

Avda. Alpujarra, 5, Padules, Andalucia, 04458, Spain
Telf.: 950 510 004,
http://www.restauranteabad.es
 
 

 

La familia Abad es toda una institución en Padules. El abuelo del regente del negocio, en pleno corazón del pueblo, ya montó en el primer cuarto del siglo pasado un bar bien conocido. Hoy el Restaurante Abad es todo un referente en la Alpujarra de Almería, debido a que en un mismo establecimiento se ofrece comida tradicional e innovadora.

La decoración de todo el establecimiento es un primor que conjuga en los distintos espacios elementos de la morisca tradición alpujarreña, barro cocido en el zócalo, madera en las vigas, gres en colores pastel y tallas con distintos motivos de hojarasca en los frisos. Estos elementos del comedor-bar se encuentran en sintonía con los otros dos comedores de los que dispone el establecimiento, que pueden dar cobertura total a quinientas personas.

Ha sido el espíritu emprendedor de Antonio Abad Godoy el que le ha procurado la última reforma en 2006 al restaurante que ya era un clásico. También su espíritu y nuevas miras han ampliado el concepto de cocina que en él se da. Así confluyen una mezcla de asador y cocina moderna. Se sugiere al comensal el lomo de bacalao al ajo confitado, la tosta de foie con cebolla caramelizada o el buey y las carnes rojas a la piedra.

A la línea innovadora de  Antonio se une la experiencia de su madre, Teresa Godoy, que elabora la costilla en orza, el choto frito con ajos o salsa de ajillo, guiso de hinojos y sopa alpujarreña. Un tandem único que aporta unos platos exquisitos.

La persona que se decante por las carnes encontrará en la carta chuletillas a la brasa, chuletón y solomillo de buey, lomo de ternera argentino o pluma ibérica a la brasa.

En el apartado de los pescados, pese a estar el municipio en la sierra, se hace una gran selección, ofreciendo calamar nacional con distintas elaboraciones, bacalao al pil-pil y ajo confitado, lomo de lubina fresca con salsa de pimientos rojos y ajo.

Para abrir boca, en el restaurante Abad se pueden degustar el queso brie, todo tipo de embutidos, morcilla alpujarreña o ensalada asada de carpacho con salmón marinado y melba canutera.

La bodega es muy extensa. Apuesta por los vinos de la zona como los de Padules, Alboloduy, Laujar y Fondón y denominaciones nacionales como Toro, Somontano, El Priorato o el Bierzo.

En el apartado de postres la cocina da a degustar el tradicional flan de huevo o el de higo, la leche frita, el tiramisú o el mouse helado de almendras.

La visita a la Alpujarra almeriense tiene una parada obligada en este restaurante que también ofrece la posibilidad del tapeo, y una amplia terraza, con unas instalaciones nuevas en el mismo lugar  donde iniciara la actividad hostelera Antonio Abad Cárdenas.

 

CELEBRACIONES EN LA TELE

 

El gran salón decorado con dulzura en la planta primera está especialmente indicado para celebraciones. Con vistas a todo el valle, la trama de colores pastel, el serial de columnas cilíndricas y talladas, y las propias fotografías y pinturas dispuestas hacen una simbiosis con el entorno. Uno puede celebrar cualquier evento importante de su vida como si la naturaleza estuviera dentro del salón de celebraciones. Este concepto, junto al serial de cámaras dispuestas para la captación de todos los rincones donde se encuentren los 350 comensales para los que está diseñado hacen que la velada sea realmente distinta, ya que sobre el gran monitor dispuesto en el mismo, conforme ocurren las cosas los presentes las ven simultáneamente. Al acabar, claro, la dirección les regala un dvd con lo ocurrido.

Características