27Mayo2019

09 Mayo 2018 Escrito por 

Detenidas tres personas por cultivar marihuana en una vivienda de Almería

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado de una vivienda de Almería una plantación “indoor” de marihuana y han detenido a tres personas, dos de ellas miembros de una familia, un padre y su hija, así como otro hombre propietario del inmueble, todos ellas como presuntas autoras de delitos contra la salud pública y defraudación de suministro eléctrico. El cultivo se encontraba en la segunda planta de un inmueble vacío, alertando a los vecinos por el fuerte hedor.

Las investigaciones se iniciaron a principios del pasado mes de enero, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un inmueble de la calle Estella Errante, estaba siendo utilizado para el cultivo de marihuana, su cuidado, y su posterior corte y secado.

La plantación estaba situada en la segunda planta de un inmueble. La vivienda permanecía completamente deshabitada, si bien cuando abrían la puerta, se desprendía del interior un fuerte olor que alertaba al resto de vecinos. El cultivo contaba con un sofisticado sistema eléctrico, teniendo una instalación perfectamente habilitada para el crecimiento de la marihuana enganchada ilegalmente a la red eléctrica, realizada de forma que no podía ser vista desde el exterior.

Gracias a las indagaciones desarrolladas, los investigadores pudieron observar que, si bien la vivienda estaba completamente cerrada tanto la puerta como las ventanas, uno de los ahora detenidos, propietario de la misma, iba en ocasiones al lugar y permanecía en el interior pocos minutos, siendo en esos momentos cuando más fuerte hedor se desprendía. Posteriormente, se pudo comprobar que además del propietario de la casa, iban con cierta regularidad otras dos personas, concretamente un padre y su hija, los cuales, aparte de colaborar en el cuidado y mantenimiento de la plantación, se quedaban a dormir con el único propósito de vigilar y custodiar la marihuana como medida de seguridad.

Durante el desarrollo del operativo se llevó a cabo el correspondiente registro en la vivienda, localizando en el interior de la misma la plantación de la sustancia estupefaciente. Siendo intervenidas 107 plantas de marihuana en pleno desarrollo, 17 transformadores, 12 lámparas halógenas, 3 extractores, 2 filtros de aíre, fertilizantes y utensilios para el cultivo.

Asimismo, por parte de la compañía eléctrica se llevó a cabo una inspección y medición del contador de la vivienda descubriendo que poseía un enganche fraudulento y que el consumo de electricidad era muy superior para una vivienda de uso normal.

Finalmente, y tras llevar a cabo el registro en la vivienda, se procedió a la detención de los tres implicados como presuntos autores de los delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. Los arrestados han pasado a disposición judicial.