21Mayo2019

12 Noviembre 2018 Escrito por 

Vícar acoge una emotiva celebración del Día de la Provincia

Vícar se ha convertido este fin de semana en la capital de la provincia. El Teatro-Auditorio Villa de Vïcar ha sido el escenario en el que la Diputación Provincial ha celebrado los actos institucionales del Día de la Provincia, en la que se conmemora el aniversario de la fecha en la que Isabel II decretó la ‘instalación’ de la Institución Provincial de Almería.

El Día de la Provincia va más allá del refuerzo de los lazos de hermandad entre los municipios, sino que pone de manifiesto los referentes históricos, sociales y culturales de Almería y afianza el sentido de pertenencia a un territorio común.

Cuatro entidades y personas han sido reconocidos por ser seña de identidad y fiel reflejo de los valores que emanan de los 103 municipios. La Medalla de Oro a la Provincia ha recaído sobre Fausto Romero-Miura Giménez; la medalla de lo Social ha sido otorgada a Movimiento Por la Paz; la Medalla de la Cultura a Andrés García Ibáñez; y la del Deporte al ciclista Pablo Jaramillo.

El acto, conducido por el periodista Juan Antonio Cortés, ha estado presidido por el presidente de Diputación, Gabriel Amat, y el alcalde del municipio, Antonio Bonilla, y ha comenzado con la entrega de la bandera de la provincia al Ayuntamiento de Vícar. Los niños encargados de portar la bandera han sido. Antonio Manuel López y Estela Rubia, miembros del Consejo de la Infancia y de la Adolescencia de Vicar. Alcaldes y concejales de toda la provincia de Almería, autoridades civiles y militares y representantes de la sociedad almeriense han arropado a los premiados y a las corporaciones provincial y municipal en este solemne acto.

El presidente de Diputación ha agradecido a Vícar la gran acogida y el recibimiento a los 103 municipios en su gran día y ha felicitado a los premiados resaltando sus valores: “Fausto se merece esta medalla por todo lo que ha hecho y va a seguir haciendo por la provincia. Movimiento por la Paz realiza un trabajo silencioso que llega donde las administraciones no pueden llegar y esta medalla es un reconocimiento a su labor. Pablo Jaramillo ha demostrado que no hay nada imposible cuando trabajas con fuerza y con coraje. Andrés es un ejemplo para la provincia y ha puesto en valor el Museo y a Olula en el mapa nacional de los museos”.

Asimismo, Amat ha revelado la importancia de las diputaciones provinciales y el trabajo que realiza la de Almería por mejorar la calidad de vida en los 103 municipios. “Si no existieran las diputaciones, habría que inventarlas. Diputación está del lado de los municipios, sin mirar los colores políticos. Es un privilegio poder colaborar para ayudar a los municipios, desde el más grande hasta el más pequeño”.

Por su parte, Antonio Bonilla ha destacado el poder del municipalismo en los 40 años de democracia: “El mundo local, desde el 3 de abril del 79 generamos ese gesto noble de la concordia municipal que ha permitido la convivencia armónica de los ciudadanos. Somos auténtica escuela de democracia. Somos el vivero donde se cultivan los grandes valores que se desprenden del espíritu del 78”.

Medalla del Deporte

La Medalla de Oro ha recaído sobre un ciclista que que se ha convertido en referente de la actividad deportiva, en concreto, del ciclismo, en la categoría C5, de ciclismo adaptado. Cuenta con un palmarés conformado por 26 medallas y ocho campeonatos de España. Pablo Manuel Jaramillo Gallardo es por tanto uno de los mejores embajadores deportivos en el mundo y ejemplo de superación personal a través del ciclismo y del amor al deporte.

Jaramillo ha agradecido este reconocimiento y ha asegurado que “va a devolver esta medalla a toda la provincia en un podium”.

Medalla Social

La Medalla Social de la provincia ha sido concedida a Movimiento por la Paz y al equipo humano que lo integra unido en su compromiso de construir un mundo más justo e igualitario, que aspira a la paz global con los valores de: pacifismo, la solidaridad, el respeto, la independencia, la imparcialidad, y la transparencia.

La trayectoria del Movimiento contempla desde su primera intervención en el proyecto “Niños rotos” en El Salvador, hasta en los proyectos sociales que desarrolla sobre el terreno en la provincia en los barrios de El Puche y La Chanca.

Medalla de la Cultura

Andrés García Ibáñez ha sido reconocido con la Medalla de la Cultura por su excelencia creativa como pintor del nuevo realismo y por su decidida vocación en la promoción del arte, y la gestión museística al servicio de la promoción cultural de la provincia. Pintor, Arquitecto y Urbanista, es uno de los mejores referentes como artista unido a la tradición española del Realismo. Una trayectoria fulgurante y un gran trabajo le permitió en el año 2004 cumplir uno de sus sueños con la inauguración del Museo Ibáñez, institución destinada a convertirse paulatinamente en un lugar de referencia nacional.

Andrés García Ibáñez representa, hoy como ayer, al artista comprometido con su trabajo, dedicación y esfuerzo de doble dimensión intelectual y técnica, “mano y cerebro” que decían los antiguos; y con su tiempo, haciendo una lectura del mismo con la autonomía y la belleza que solo al lenguaje estético corresponde.

El pintor ha destacado que estos reconocimientos “se conceden gentes que ya no lo necesitan, porque tras cerrar con laureles sus ciclos vital y profesionales es su prestigio el que llama al galardón y no al revés”. Asimismo, ha destacado que queda mucho por hacer para que la provincia pueda seguir brillando a nivel cultural y artístico.

Medalla de la Provincia

El abogado, político y escritor Fausto Romero Miura-Giménez ha recibido la máxima distinción de la provincia de Almeria: la medalla de Oro de la Provincia. Es miembro de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de Granada y presidente y socio fundador del Ateneo de Almería junto a José María Artero. Ha sido fotógrafo y director de cine alternativo. Autor de numerosas publicaciones, es columnista en La Voz de Almería.

Pertenece a esa primera generación de la democracia almeriense que adquirieron el compromiso sincero de afrontar los nuevos retos de la transformación de nuestro país, a escala local, con igual mérito, si no más… por su trabajo en eso que Unamuno llamaba la Intrahistoria de los pueblos. Trabajar en Madrid podía ser difícil, pero trasladar los nuevos tonos de la política a la periferia a lo mejor no lo era tanto.

Una generación que realizó con ilusión y entrega la renovación y el funcionamiento de las administraciones, de acuerdo con los principios de hacer reales y efectivas las nuevas ilusiones de los ciudadanos plasmadas en la Constitución, poniendo en funcionamiento las leyes y las administraciones al servicio de los vecinos de cada pueblo; y en su caso, de la labor de dirigir junto a D. José Fernández Revuelta y sus compañeros de UCD una institución local como es la Diputación provincial, para colocarla realmente al servicio de los ayuntamientos y a la defensa de los intereses provinciales, en una época en la que Almería era tan y aún más deficitaria.

Romero-Miura se ha mostrado emocionado: “Vivo la Medalla de la Provincia con mucha sensibilidad al ser otorgada, como la de mis compañeros, por unanimidad de la Corporación. No hay honra mayor que ver reconocido el amor por esta tierra por nuestra provincia”.

El homenajeado ha alabado a la provincia de Almería y ha expresado su profundo amor a esta tierra: “Almería es una joya enigmática y los almerienses no hemos sabido reivindicar lo que nos pertenece. Hoy es un ejemplo de los mejores aspectos de la globalización. Gracias a la excelentísima Diputación, que en la postimetrias de mi vida ha logrado que arda mi corazón sin humo. Almería es mi vida y si quisiera no podría despojarme de ella”.