22Abril2019

15 Marzo 2019 Escrito por 

Investigado en Almería por posesión de gases prohibidos en Europa

En el marco de una nueva actuación realizada el pasado día 8, agentes de la Guardia Civil de Almería investigan a una persona, vecino de Almería, como presunto autor de un delito de riesgo contra la seguridad colectiva, al encontrar en su poder dos envases no rellenables de gas R-22, una máquina de aire acondicionado cargada con este mismo gas, así como un tercer envase no rellenable de gas R-410A, el cual no se puede conservar en este tipo de envases.

El gas R-22, también conocido como HCFC-22, es un refrigerante del grupo de los hidroclorofluorocarbonos (HCFC), compuesto que daña la capa de ozono, cuyo uso está prohibido en la Comunidad Europea desde el año 2007, ya que es un gas fluorado de efecto invernadero.

En el marco de esta actuación, la Guardia Civil ha intervenido los dos envases de gas R-22, así como la máquina de aire acondicionado y el bote de R-410A, evitando así, con los controles previos, que este tipo de gas sea utilizado.

La actuación tiene lugar el pasado día 8 del presente mes, durante las inspecciones periódicas que realiza la Guardia Civil en los diferentes comercios de alimentación en el marco de las vigilancias de Seguridad Alimentaria, llevada a cabo en esta ocasión en un comercio minorista de alimentación ubicado en la capital de Almería.

Durante el desarrollo de la misma los agentes observan en el exterior del local a una persona, totalmente ajena al establecimiento público, la cual manipula diferentes objetos en la zona de carga de un vehículo, en el que se puede observar una máquina de aire acondicionado, split y compresor, con etiquetas adhesivas con la leyenda “REFRIGERANTE R22”, cuyo uso en la Comunidad Europea está prohibido.

Los agentes salen del local y se realiza en ese momento una inspección del vehículo, encontrando la máquina de aire acondicionado, dos botellas no rellenabes de gas R22, de 13’6 Kg. y 0’82 Kg. de peso, así como una botella no rellenable de gas R410A, si bien este tipo de gas si tiene permitido su uso, no así su almacenaje en este tipo de recipientes.

Tras las primeras averiguaciones, los agentes tienen conocimiento que el propietario del material lo habría adquirido fuera de nuestras fronteras, trasladándolo a España a través de buques procedentes del norte de África.

Finalmente la Guardia Civil interviene el material localizado e investiga a su propietario como presunto autor de un delito de riesgo contra la seguridad colectiva.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil han sido remitidas al Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Almería.