19Junio2019

19 Marzo 2019 Escrito por 

El Ejido incorpora a su flota nueve autobuses más accesibles y sostenibles

El gobierno local continúa dando importantes pasos en la modernización y optimización de los servicios públicos de cara a incrementar el bienestar de los ciudadanos. En esta ocasión, le ha llegado el turno al Servicio de Transporte Urbano que suma desde hoy nueve nuevos autobuses, a la flota ya existente, más accesibles y respetuosos con el medio ambiente con los que se llegará a la totalidad de los vecinos del término municipal. 

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, junto al concejal de Obras Públicas, Mantenimiento y Servicios, José Andrés Cano y los responsables de la empresa Ramón del Pino, Ramón, Rafael, Ramón y Juan del Pino, ha visitado hoy los vehículos donde ha hecho un recorrido por el interior repasando los avances tecnológicos y especificaciones técnicas que incorporan para favorecer la integración social de todos los usuarios. Allí, el regidor ha resaltado “el importante trabajo que se ha realizado durante el último año desde el equipo de gobierno con la firme intención de mejorar de forma significativa el servicio haciendo que éste sea más sostenible, eficiente y cubra las demandas de todos los usuarios”.

En este sentido, cabe mencionar que las mejoras, incluidas en el nuevo contrato de la gestión del transporte urbano aprobado recientemente en pleno, pasan por la incorporación de tres furgonetas Sprinter con reserva de dos asientos para personas con movilidad reducida y cinco nuevos vehículos de la marca Mercedes-Benz, modelo ‘Citaro Le Mü’ que integran una rampa eléctrica de nuevo diseño para acceso de sillas de ruedas y carritos de bebé, así como protección de antiaprisionamiento al abrir y cerrar, mandos de emergencia en el interior y exterior y cámara marcha atrás preparada para transporte escolar. También están equipados con dos altillos desmontables, cada uno con cuatro butacas, pulsador exterior, cinturones de dos puntos en todos los asientos, dos asientos reservados con su respectiva señalización, casquillo para invidentes y placas con inscripción en Braille, seis altavoces para la zona de pasajeros y altavoz exterior, además de indicación de parada solicitada y rampa solicitada, junto a placas de información braille en los postes y marquesinas. Todas estas mejoras van a suponer un paso hacia el respeto por uno de los colectivos con más dificultad en el acceso universal al transporte.

Junto a estos ocho nuevos autobuses, cabe señalar que en la temporada de verano se sumará un nuevo vehículo híbrido, tipo autobús, para optimizar el servicio en la época estival.

En esta línea, el regidor ha indicado que en cuanto al nuevo contrato cabe reseñar que “se ha adjudicado el Servicio de Transporte Urbano a la empresa Ramón del Pino por diez años con un ahorro de más del 20% en el canon, un incremento de las líneas y frecuencias y la adaptación de tarifas a los usuarios”. Asimismo, de los 836.055 euros que el Ayuntamiento venía abonando hasta ahora se va a pasar a sólo 665.994 euros, de forma que se van a realizar 196.000 kilómetros más con 170.061 euros menos de coste.

En ese afán del Ayuntamiento por dotar de la máxima calidad al servicio, con el nuevo contrato se va a llegar a todos los núcleos del municipio aumentando los 326.000 kilómetros actuales a 522.000 kilómetros de cobertura. Con la finalidad de que los autobuses circulen por aquellos puntos que requieran de mayor uso del transporte urbano, el alcalde ha insistido en que “hemos querido incluir en el proyecto un mecanismo de análisis permanente del nivel de utilización de las distintas líneas y de las necesidades manifestadas por los usuarios, contemplando mecanismos de autocorrección a través de encuestas y controles mediante el Sistema de Ayuda a la Explotación. El objetivo es someter este servicio a una continua mejora”. Y precisamente es donde se han contemplado importantes novedades como el ‘Servicio a demanda’, que se adapta a las necesidades de los usuarios a la hora de cubrir zonas en suelo agrícola no poblacional.

De igual modo, también se han introducido cambios en cuanto a las tarifas que estarán abiertas a las necesidades e intereses del mayor número posible de usuarios. De este modo, a expensas de ser aprobadas en la próxima sesión plenaria, el precio del billete ordinario será de 1,33 euros y se implantarán abonos en función del uso, donde 10 viajes tendrán un coste de 12 euros; 21 viajes para estudiantes y pensionistas será de 21,21 euros; el abono de un mes tendrá un precio de 40 euros; el importe de 30 viajes será de 30,05 euros; y el bono laboral será de 30 euros.

En esta línea, cabe remarcar que se ofrecerán descuentos a aquellas personas que estén en circunstancias especiales y cumplan una serie de requisitos. Así, se ha establecido una bonificación a los desempleados del 30%, del 15% a las familias numerosas, del 100% a las personas mayores de 65 años y para las personas con discapacidad reconocida del 65%, así como una reducción del 50% para las personas con discapacidad reconocida del 33 al 64%.

En último lugar, el alcalde ha aprovechado la ocasión para recordar que el nuevo contrato también incluirá la gestión de la Estación de Autobuses, donde se liberará espacio en el que se realizarán actividades municipales como exposiciones, encuentros culturales e incluso se podría dotar con una biblioteca. Tal y como ha señalado el regidor “todas estas modificaciones y cambios en el servicio vienen dadas para que los usuarios puedan acceder con comodidad al servicio adaptándolas a la dinámica de la ciudad, con mecanismos de participación de los grupos sociales, empresariales y asociaciones de todo tipo y conectado con el entorno en que se presta, facilitando trasbordos, conexiones con servicios interurbanos e integrando estrategias de desplazamientos mixtos”.