26Junio2019

20 Marzo 2019 Escrito por 

Amigos de la Alcazaba propone ampliar el Catálogo de Edificios Protegidos

“El Patrimonio de Almería y su arquitectura tradicional han sufrido muchísimo y siguen sufriendo continuas agresiones”. Con esta rotunda aseveración de su presidenta, María Teresa Pérez, la asociación Amigos de la Alcazaba ha informado a los medios de comunicación de la propuesta para la Ampliación del Catálogo de Edificios Protegidos de Almería.

El informe lo presentarán a partidos políticos, administraciones y opinión pública hoy miércoles, 20 de marzo, a las 19.00 horas, en el Museo de la Guitarra ‘Antonio de Torres’. Desde Amigos de la Alcazaba consideran que es urgente la ampliación “de un catálogo que pertenece al PGOU de 1998, que a su vez es un plan refundado de 1987. Es decir, hace más de 20 años que no se ha actualizado, cuando el mismo concepto de Patrimonio se ha ampliado, incluyendo el inmaterial o el paisaje cultural, y ha crecido enormemente la conciencia social hacia la necesidad de su protección”.

La Asociación, que durante años ha denunciado esta situación con casos concretos de derribos, no se conforma con lamentarse por todo lo perdido sino que ha elaborado una propuesta trabajada desde hace año y medio, con un equipo técnico formado por la propia presidenta de Amigos de la Alcazaba, del arquitecto con experiencia en la gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento y en la delegación de la Junta de Andalucía, Juan Díaz, y con el doctor en Historia del Arte y autor de numerosas obras editadas sobre patrimonio almeriense, Alfonso Ruiz.

El informe realizado por Amigos de la Alcazaba propone la inclusión de 396 nuevos elementos protegidos, que se sumen a los 527 existentes. Los criterios en los que se basa la propuesta contempla la entrada de elementos defensivos emergentes y subyacentes, que son BIC por su naturaleza, como el castillo de San Miguel de Cabo de Gata o las torres defensivas. También los escudos y cruces, también BIC, como el escudo de Navas Parejo, los edificios y elementos singulares del Patrimonio de Almería, como San Cristóbal, Fuente de los Peces, San Roque o la Fuente de la Polka, “testigo de la Almería del siglo XVIII que parece abocada a su eliminación”, lamentan desde la Asociación.

Entre otras propuestas, también destaca la arquitectura señorial del antiguo régimen, ejemplificada en la casa Góngora; los interiores de los edificios singulares, especialmente las viviendas burguesas del siglo XIX como la de la calle Gerona 30 o el mismísimo Cortijo Fisher; la arquitectura de puerta y ventana que mantiene su identidad en algunas calles como Conde Villamonte o Santa Matilde; incrementar el número de edificios con protección de fachada y primera crujía; edificios de la primera parte del siglo XX, algunos de ellos de Guillermo Langle; revisar las alturas permitidas; elementos como los refugios, los búnkeres costeros, las fundiciones y baterías de Pescadería, las canteras históricas, la Molineta o el Canal de San Indalecio.

Desde la Asociación aseguran que “la propuesta que hemos realizado no es maximalista, sino que está realizada de manera que puede convivir perfectamente con el desarrollo urbanístico de la ciudad, no es proteger por proteger, sino en distintos grados y atendiendo a unos criterios coherentes”, ha apuntado Alfonso Ruiz. Por su parte, Juan Díaz lamentaba “que el fracaso y el abandono de los PGOUs haya motivado unos años de desarrollo descontrolado y especulación”.

Amigos de la Alcazaba también propone como sugerencias de incorporación elementos del patrimonio etnológico y arqueológico, elementos de la cultura del agua (como aljibes y fuentes) y de la pesca tradicional (casas de pescadores y muelle de la sal en Cabo de Gata), senderos, vías pecuarias y rurales, cortijadas o los mercados de Los Ángeles, La Cañada y Plaza Pavía. Conjuntos, espacios y secuencias en barriadas y conjuntos de viviendas y bienes arqueológicos, con la propuesta de elaboración de un catálogo del municipio.

La presidenta María Teresa Pérez afirma que “vamos a presentar y hacer llegar la propuesta a los partidos políticos y esperamos que cumplan con su obligación y se comprometan”. En este sentido, Pérez ha desvelado que el documento fue presentado el pasado viernes al concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Castellón, “que se mostró totalmente de acuerdo con el hecho de que hay que ampliar el catálogo y se anunció que trasladaría al Ayuntamiento la necesidad de comprometerse en esta ampliación”.