24Julio2019

05 Abril 2019 Escrito por 

José Guirao defiende en la UAL el papel de la cultura como vía de desarrollo

Tras una semana cargada de actos, a su vez reflejo de un año repleto de acciones encaminadas a lograr los retos que se fija como fundamentales la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UAL, la celebración de San Vicente Ferrer en 2019 ha tocado a su fin con la notable participación del ministro de Cultura y Deporte del Gobierno de España, José Guirao, quien ha reconocido ver cumplido su deseo de visitar la Universidad de Almería: “Estoy encantado, es un campus que adoro, es el más bonito de España, con el mar y tanto verde, y había pendiente una visita, algo que había hablado con el rector varias veces”.

Se ha producido “por fin” con motivo de un acto en el que Guirao estaba particularmente interesado en participar: “En un foro de Económicas y Empresariales, porque hay que reivindicar el valor económico de futuro que tiene la cultura, en relación a la economía y la importancia, de una manera transversal, que tiene para varios sectores económicos”.

En ese sentido, el ministro ha remarcado el papel principal de las “industrias culturales” y ha reivindicado “que el mundo económico y empresarial se involucre más en la cultura, y se le reconozca su lugar como fuente de desarrollo económico”. Por tanto, “encaja perfectamente con esta invitación que agradezco tanto al rector como al decano de la Facultad”. Siguiendo esa pauta, ha enmarcado su intervención “dentro de la Agenda 2030, que es la de Naciones Unidas para el desarrollo económico, para el desarrollo sostenible, medioambiental y la inclusión social”, ante lo que ha introducido la cultura “como factor fundamental para el desarrollo económico y para la inclusión social”. Además, la ha vinculado con el medio ambiente: “El patrimonio natural y el patrimonio cultural se parecen mucho en el modo de gestionarlos y en los valores que encierran y transmiten a la ciudadanía, maridaje me parece especialmente oportuno”.

El rector Carmelo Rodríguez, que ha clausurado un acto “especialmente significativo porque “da la oportunidad de estar en contacto directo con los miembros de la Facultad, los estudiantes, los profesores y el personal de administración y servicios”, ha agradecido su presencia al ministro, no solo en este acto sino en varios más en los que ha participado. Tras la firma de José Guirao en el Libro de Honor de la Universidad de Almería, ambos han aprovechado para “intercambiar impresiones”. Por último, especialmente satisfecho se ha mostrado Rodríguez Torreblanca con “algo que se ha convertido en costumbre, como es reconocer a los estudiantes más brillantes, ya que reconocer el talento es fundamental”.

Ese ha sido una parte de un acto intenso y emotivo en algunas de sus partes, diseñado por todo el equipo encabezado por el decano Jerónimo de Burgos: “Hemos querido premiar varios apartados como la excelencia investigadora, la excelencia docente, los mejores expedientes académicos, el PDI que ha cumplido 25 años, el PAS que nos abandona este año y los ganadores de las pruebas deportivas”. La presencia del ministro ha puesto “colofón a una semana muy intensa en la que ha habido todo tipo de celebraciones, lúdicas, con una chocolatada, que ha sido todo un éxito con cerca de 300 alumnos y profesores conviviendo, o las pruebas deportivas, o las que han copado el Auditorio, con jornadas, una mesa redonda sobre pensiones o empresas que han explicado las salidas profesionales a los alumnos y las vías de inserción en el marcado laboral”.

Pero todo ello no es sino una continuación de la labor desarrollada durante todo el año, girando en torno a los dos grandes retos que De Burgos ha fijado en su Facultad: “El primero es el de la internacionalización, potenciando el plan de fomento del plurilingüismo entre nuestros alumnos para que su capacitación en inglés sea adecuada, ello con una inversión de unos 10.000 euros en cursos específicos, y el segundo es el del acercamiento a la sociedad, en virtud del cual tenemos actividades de proyección con los institutos y seguimos realizando los talleres de experiencias profesionales, trayendo a las aulas a más de 150 profesionales en distintas actividades, muchas veces dos por día”. El decano ha insistido en ambos retos recordando que “la Facultad tiene más de 400 alumnos en movilidad, una de las que más”, además de insistir en “la importancia de que las 10 titulaciones están en contacto con el entorno y el tejido empresarial”.

Tras la entrega de los premios de las competiciones deportivas internas, se ha producido el citado reconocimiento a los mejores expedientes académicos. Divididos en Grados y Másteres, los primeros han sido los siguientes: Administración y Dirección de Empresas, Yolanda Sorroche, en Economía, Najiba El Amrani, en Finanzas y Contabilidad, Rosa María Peralta, en Marketing e Investigación de Mercados, Francisco Javier Giménez, y en Turismo, Macarena Sánchez. En cuanto a Máster, han sido: Contabilidad y Finanzas Corporativas, Rubén Martínez, en Dirección de Empresas, Eduardo Fernández, en Gestión Internacional de la Empresa e Idiomas, Juan Carlos Ortega, en Desarrollo y Codesarrollo Social Sostenible, Mónica Duque, y en Auditoría de Cuentas, Fernando Galán.

Igualmente han sido distinguidas África Céspedes, PAS por su jubilación, y Montserrat Sierra y Mª Victoria Román, PDI, por sus 25 años en la Facultad. En cuanto a la excelencia investigadora los galardones han recaído en Juan Evangelista Trinidad, Laura Piedra, Salvador Cruz, Antonia Estrella, Manuel Sánchez, Jorge Tarifa y Jerónimo de Burgos. Por excelencia docente han sido reconocidos Manuel Vallecillos, Belén Payán, Arturo Haro, Antonio Estrella y Manuela García, la secretaria de la Facultad. También se ha distinguido a los alumnos participantes en el Caso Empresarial ACRENA y los del Concurso de Pósteres de Trabajo Fin de Curso.