18Agosto2018

Está aquí: Almería Información > Almería Selección > Lugares únicos > Cuevas del Almanzoras: historia, cultura y playas

Cuevas del Almanzoras: historia, cultura y playas

Información: Oficina Municipal de Turismo
Plaza de la Libertad s/n 04610 Cuevas del Almanzora - Almería
950 548 707 / www.turismo.cuevasdelalmanzora.es

En el municipio de Cuevas del Almanzora, historia, cultura y patrimonio conviven en un entorno natural y unas playas que invitan al turismo activo y la práctica de actividades deportivas.

Desde la época paleolítica hay constancia de la presencia de poblaciones en la zona, que habitaban en cuevas altas. De la era prehistórica queda el yacimiento de Fuente Álamo, de la cultura del Argar. En el Museo Arqueológico de Cuevas del Almanzora se puede realizar un recorrido interpretativo para conocer esta cultura. Asimismo, en el municipio se encuentran los yacimientos de El Oficio y de Almizaraque, en Las Herrerías, también argáricos. El descubrimiento de buena parte de este patrimonio arqueológico se debe al trabajo realizado a principios del siglo XX por Luis Siret, una de las figuras claves del municipio.

De la época fenicia, queda el yacimiento arqueológico de la antigua Baria, hoy Villaricos, una ciudad cuyos habitantes vivían de la explotación de las minas de plata de Las Herrerías, y una necrópolis. A la explotación minera se sumaron posteriormente los cartagineses. Tras las guerras púnicas, los romanos se quedaron con las minas y se asentaron en la ciudad.

En la época musulmana, la población se desplaza a la zona de la actual Cuevas del Almanzora, y pasan a vivir de la agricultura en lugar de la minería. Ese antiguo pueblo de arquitectura musulmana se modificó en el siglo XIX, cuando el resurgir de las minas genera una riqueza que hace que se derriben la mitad de las casas para reconstruirlas con estilo señorial.

Así, en Cuevas del Almanzora se pueden visitar monumentos de distintas épocas históricas, con especial relevancia para el Castillo del Marqués de Los Vélez, una fortaleza del siglo XVI de estilo gótico. Ubicado en la plaza de la Libertad, la fortaleza cuenta con tres edificios principales: la Torre del Homenaje, de época romana; el Palacio del Marqués, que en la actualidad alberga un Museo de Arte Contemporáneo en el que se guardan 400 obras de artistas como Picasso, Miró, Tàpies, Manrique o Barceló; y la Casa de la Tercia, en la que están el Museo Arqueológico y la Sala de Grabados de Goya, que expone 22 láminas de los 'Disparates' y 47 de las 'Tauromaquias'.

Además, Cuevas del Almanzora cuenta con el Museo Sotomayor, dedicado al poeta cuevano, que recrea su vivienda, y el Museo Etnográfico, ubicado en una de las cuevas del Calguerín, una de las zonas mágicas del municipio.

Del resurgir del esplendor minero de Cuevas del Almanzora ha quedado un rico patrimonio arquitectónico, con las casas burguesas, como el Palacete de los Figueras, que alberga el Museo Sotomayor, el Palacete García Alix o el Palacete de Felipe II, todos del siglo XIX. Asimismo, queda un patrimonio industrial del que la principal muestra es una máquina de vapor de extracción de mineral de 1973 que es la más antigua que hay en España.

Por último, de entre las iglesias de los siglos XVII y XVIII, destaca la de Nuestra Señora de la Encarnación, Monumento Histórico Artístico Nacional.

PLAYAS, FONDOS MARINOS Y TURISMO ACTIVO

Cuevas del Almanzora es también un municipio para disfrutar del ocio y las actividades deportivas. Así, se pueden practicar deportes náuticos, como el buceo, la natación, el cable ski o las rutas en kayak, pero también de “interior”, como el golf o el paramotor. Asimismo, se pueden paseos en barco con fondo de cristal con los que maravillarse de los secretos marinos que esconden sus cristalinas aguas.

Su variedad de playas incluye las urbanas, con bandera azul como la de Pozo del Esparto o la de Quitapellejos en Villaricos, que cuentan con todos los servicios y comodidades; y también playas no urbanas como Cala Peñón Cortao, Cala Cristal o Cala Invencible, algunas frecuentadas por bañistas y otras más aisladas y a las que hay que llegar caminando.