20Junio2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sucesos > Auxilian a un joven que se negaba a bajar del tejado de un almacén en El Ejido
04 Enero 2018 Escrito por 

Auxilian a un joven que se negaba a bajar del tejado de un almacén en El Ejido

Gracias a la rápida actuación realizada la tarde del 1 de enero, agentes de la Guardia Civil de Almería, junto con agentes de la Policía Local de El Ejido (Almería), han podido auxiliar a un joven que se encontraba alterado y en gran estado de nerviosismo en un tejado de un cortijo de aperos en Las Norias de Daza, en El Ejido.

La actuación tuvo lugar sobre las 16’50 horas, cuando los operadores de la Central Operativa de Servicios C. O. S. -062), de la Guardia Civil recibieron una llamada telefónica que alertaba sobre la existencia de una persona en un gran estado de nerviosismo en el tejado de la vivienda, solicitando ayuda para que no sufriera ningún daño.

Dado el hecho, los agentes de la Guardia Civil se trasladaron rápidamente hasta la vivienda en cuestión, entrevistándose en las proximidades con el comunicante y familiar del joven que se encontraba subido en el tejado de un cortijo de aperos. El alertanto puso en conocimiento que esta persona estaba alterada y nerviosa y que, en ese estado, se había subido tejado.

Los agentes de la Guardia Civil comprobaron cómo en el lugar ya se encontraban los servicios médicos, los bomberos de la zona, así como agentes de la Policía Local de la localidad, con los que se coordinaron para intentar auxiliar al joven.

Dado el peligro que suponía para la integridad física que esta persona permaneciera en el tejado, un componente de la Guardia Civil y otro componente de la Policía Local iniciaron una conversación para intentar convencerlo y que descendiera, a lo que hizo caso omiso, iniciando entonces los agentes la subida al tejado, uno por cada lado del almacén y por los extremos con apoyo en la pared, ya que el tejado era de uralita y no soportaría el peso.

Los otros dos agentes permanecieron en el suelo, a la espera de las indicaciones de los dos que habían subido y que, poco a poco, conseguían acercarse a la persona para tranquilizarla. Sin embargo, esta continuaba negándose a descender y muy nerviosa, llegando en algún momento a amenazar con tirarse desde el tejado.

Tras unos interminables veinte minutos de conversación, los agentes lograron aproximarse tanto al joven que, en un momento de descuido, los dos se abalanzaron sobre él logrando separarlo del borde del tejado, asegurándolo para que no cayera, consiguiendo poco después que se tranquilizara.

Una vez más calmado, los cuatro agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local consiguieron que el joven descendiera del tejado sin peligro, logrando gracias a esta rápida actuación, que esta persona no sufriese lesiones si caía o resbalaba del tejado.