24Septiembre2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Cultura > La exposición 'Rafael Gadea: grabados para el recuerdo' reúne su obra gráfica esencial
Detalle de 'La barraca', linóleo de Rafael Gadea. Detalle de 'La barraca', linóleo de Rafael Gadea.
11 Enero 2018 Escrito por 

La exposición 'Rafael Gadea: grabados para el recuerdo' reúne su obra gráfica esencial

Unos días después de que, el pasado día 6 de enero, se cumpliese el primer aniversario del fallecimiento del artista Rafael Gadea (Barcelona, 1953 – Almería, 2017), el Patio de Luces de la Diputación de Almería acogerá desde hoy, jueves 11 de enero, la exposición 'Rafael Gadea: grabados para el recuerdo'. Una muestra producida por la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino e incluida dentro de los actos organizados con motivo de la luctuosa conmemoración desde la citada Fundación de Arte, el Museo de Arte de Almería, el Ayuntamiento de Almería y la Diputación de Almería, con la inestimable colaboración de los hermanos del artista, Cristóbal y Araceli.

Para la exposición, el comisario de ésta, Juan Manuel Martín Robles –director de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino y del Museo de Arte de Almería–, ha seleccionado de la colección particular que Gadea conservó en su estudio un total de cuarenta y cuatro grabados de distintas técnicas –linóleo, aguatinta, aguafuerte y punta seca– y periodos, desde sus inicios en 1983, recién iniciados sus estudios de grabado en la Escuela de Artes de Almería, hasta 2014.

Como indica Martín Robles respecto a la exposición, “en esta podremos ver y disfrutar de una parte esencial de la obra gráfica de Gadea. Una selección que ofrecerá una visión distinta de un artista para el que el color era un medio esencial de expresión, y que cuando se enfrentaba al grabado conseguía, a través del dominio de la línea y la composición, crear una obra en íntima conexión, estética y conceptual, con sus pinturas y dibujos. Una parte de la producción de un creador esencial, un artista situado entre aquellos asombrosos hacedores cuyos inconfundibles alumbramientos, de singularidad y personalidad incontestables, pronto le hicieron acreedor de un sitio de privilegio dentro del panorama artístico almeriense actual”.

La muestra, que se inaugura esta tarde a las ocho, permanecerá abierta al público hasta el próximo día 30, pudiendo visitarse de lunes a viernes en horario de mañana (de 10:00 a 14:00 h.) y tarde (de 17:00 a 20:30 h.), y los sábados de 10:00 a 14:00 horas.

Rafael Gadea

Pintor figurativo afincado desde 1970 en Almería, donde estudió técnicas de grabado en la Escuela de Artes y se vinculó al ‘Grupo de los 80’, Rafael Gadea (Barcelona, 1953 – Almería, 2017) ha sido siempre considerado como uno de los pintores y grabadores más interesantes e inconfundibles del panorama almeriense actual. Un ámbito en el que su obra se nos presenta como un soplo de aire fresco, no exento de cierta ingenuidad al tiempo que cargado de la simpatía vital y el fino toque de humor mediterráneo que caracterizó al artista.

De su amplio currículum profesional, iniciado allá por 1982 cuando presentó su primera exposición individual en la Sala de Exposiciones del Banco de Bilbao de Almería, y al margen de su dilatada labor como restaurador e ilustrador de libros y revistas, destacan sus vínculos desde 1986 con la Asociación de Grabadores Almerienses ‘Ginés Parra’ –agrupación a la que perteneció desde la fundación de la misma y con la cual expuso en numerosas ocasiones–; su participación en ARCO’86 y otras ferias internacionales de Arte celebradas en Granada, Barcelona o Sevilla durante la década de 1990; la inclusión de su obra en las antológicas ‘Dos siglos de pintura almeriense’ (1995) y ‘Maestros de la pintura almerienses del siglo XX’ (1996), celebradas en el Auditorio Maestro Padilla de Almería; o su selección para la Bienal Internacional 94, organizada por el Ayuntamiento de Almería, y la convocatoria ALBIAC’06, celebrada en el entorno del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

Artista con gran capacidad autocrítica, lo que le llevaría a asumir la exposición individual de su obra como un reto y una responsabilidad, desde aquella primera de 1982 en la que mostró sus primeras creaciones, Rafael Gadea expuso en solitario a lo largo de su carrera en las principales Salas de exposiciones de Almería –Unicaja (1994, 1998, 2004 y 2005) y CajaGranada (1989 y 2007)–, en espacios culturales de relevancia como el Ateneo (1996) o el Centro de Arte Museo de Almería (2010), y en galerías de solera, como Acanto (2001) o Argar (2003). En 2015 el Patio de Luces de la Diputación de Almería acogió la que, a la postre, sería su última exposición individual: ‘Rafael Gadea. Selección íntima’. Una muestra que ese mismo año se exhibió en la Sala de exposiciones del Hospital del Rey de Melilla.

Su obra, de indudable calidad y sobresaliente personalidad, se encuentra representada en el Museo Ibáñez de Olula del Río (Almería), en cuya colección permanente se exponen Cabeza negra (2007) y Meditación (2007); en el Espacio 2 del Museo de Arte de Almería, donde se puede ver el gran formato Con el agua al cuello (1990); y en el Museo Ibáñez de Melilla, donde se exhibe el óleo El patriarca (1995).