23Octubre2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Clave Verde > El Parque Nicolás Salmerón entra en el Catálogo del Patrimonio Histórico
24 Enero 2018 Escrito por 

El Parque Nicolás Salmerón entra en el Catálogo del Patrimonio Histórico

El Consejo de Gobierno ha aprobado la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la tipología de Jardín Histórico, del Parque Nicolás Salmerón de Almería. El espacio, que constituye un hito en la transformación urbana de la ciudad y la principal zona verde de su centro histórico, comenzó a configurarse a mediados del siglo XIX y fue ampliado en 1944 tras el derribo del barrio de pescadores de Almadrabillas, destrozado por los bombardeos alemanes de la Guerra Civil.

El conjunto se sitúa en el sur de la ciudad y ocupa todo el frente marítimo de su casco antiguo, en paralelo con el puerto comercial. De gran riqueza botánica y con presencia de numerosos árboles centenarios, consta de tres áreas: el Parque Viejo, el Paseo de San Luis y el Parque Nuevo.

El Parque Viejo tiene su origen en el Paseo del Malecón, creado entre 1842 y 1845. Configurado como una naturaleza abierta a modo de bulevar, sin planta definida. Se extiende entre la Avenida del Mar y la rotonda de la Fuente de los Peces, al inicio de la Calle Real. Cuenta con un único eje direccional atravesado por nueve accesos laterales y destaca por sus parterres y su vegetación de gran porte (higueras filipinas, palmeras, laureles y pimenteros brasileños, entre otros).

La segunda zona, el Paseo de San Luis, se construyó en 1860 coincidiendo con el derribo de las muralla de la ciudad. Situado entre las calles Real y La Reina, ocupa una franja de terreno en talud, a una cota más alta que el resto del parque. Su entorno se convirtió pronto en polo de atracción para las actividades comerciales vinculadas al puerto y para la construcción de residencias de la burguesía local. El trazado está compuesto por varias vías longitudinales aterrazadas y separadas por parterres, así como otras dos vías de tránsito peatonal y una para vehículos. Su recorrido está jalonado por estanques, fuentes y pérgolas, además de la escalera de bajada de la calle La Reina.

La prolongación del El Parque Nuevo, entre la calle Reina Regente y la fuente de los Peces, fue diseñado en 1944 por el arquitecto Guillermo Langle en un estilo de corte historicista y clasicista con un trazado rígido de caminos lineales delimitados por parterres.

El conjunto se divide en cuatro zonas. La primera es de planta rectangular, con setos de porte bajo y con la Fuente de los Hombres del Mar en el centro. La segunda, también rectangular y vegetación a base de setos y parterres, se abre a la Fuente de los Delfines, detrás de la cual se ubicó un kiosco en 1939 para cubrir una de las entradas a los refugios contra los bombardeos de la Guerra Civil. La tercera zona tiene su trazo marcado por muretes y en su centro se sitúa un kiosco de música de planta lobulada. La cuarta, rectangular, se divide en tres calles por una gran arboleda de laureles de India, pinos carrascos, yucas y palmeras, entre otras especies.

Entre los elementos singulares del parque destacan la Fuente de los Peces, del artista almeriense Jesús Pérez de Perceval; la Fuente de los Hombres del Mar, del escultor astorgano Marino Amaya; la Fuente de los Delfines, de Juan Segura Santisteban; el Discóbolo, recreación de la famosa escultura de Mirón, y el Monumento a Navarro Rodrigo realizado por Juan Cristóbal. Esta última pieza estuvo perdida durante varias décadas y su lugar fue ocupado en 2001 por un busto de mármol de Nicolás Salmerón, el presidente de la Primera República Española que da nombre al recinto. Una vez aparecida, se instaló en el Museo de Almería. Una réplica se colocó en la zona del Parque Viejo.