14Agosto2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Universidad > La UAL participa en el programa Calypsos para la inclusión social de presos
09 Febrero 2018 Escrito por 

La UAL participa en el programa Calypsos para la inclusión social de presos

La meta final está en ofrecer soluciones a autoridades europeas tanto del ámbito educativo como del ámbito penitenciario en referencia al apoyo a la inclusión social, a las necesidades específicas y la mejora de competencias básicas para personas reclusas en el viejo continente. Con ese objetivo trabaja el Programa ‘Calypsos’, que ha tenido una cita importante de puesta en común en la Universidad de Almería.

El rector Carmelo Rodríguez ha recibido a los integrantes de un consorcio en el que se encuentra intregrada la UAL y que está formado por la Universidad de Minho (Braga), la Universidad de La Sapienza (Roma) y la Universidad de La Laguna (Tenerife), junto a Instituciones Penitenciarias y las ONG ‘Plena Inclusión Canarias’ y ‘Meridianos’, más la entidad pública italiana, ‘Instituto degli Innocenti’.

Rodríguez ha destacado en este contexto precisamente que la Universidad de Almería tiene como “línea prioritaria todo encuentro para la celebración de un proyecto internacional, en este caso uno que está enmarcado en Erasmus+ y que permite no solo la investigación sobre el apoyo educativo en persona reclusas, sino la planificación de nuevos proyectos y la colaboración entre instituciones, por lo que es una satisfacción que se desarrolle en este campus”. El rector ha hecho mención a todo un bagaje anterior por parte “de la Facultad de Psicología, que tiene grupos de investigación que llevan trabajando muchos no solo en la investigación como tal sino en la formación con personas en riesgo de exclusión, en cuyo grupo están los reclusos”.

La Universidad de Almería está representada por Juan García, quien ha trasladado las líneas maestras del proyecto a la realidad: “Parte de la base de evaluar déficits de funciones ejecutivas que tienen que ver con memoria, planificación, toma de decisiones… la detección de esos déficits y un posible entrenamiento posterior podría ayudar sobre todo en el ámbito de centros de adultos para mejorar su rendimiento, y sabiendo que desde la dirección del centro de Santa Cruz que tenía un problema con las tasas de abandono o no obtención de los títulos, nos planteamos un proyecto europeo con socios que era continuidad de una línea que ya teníamos nosotros abierta con menores infractores”. El Centro de Adultos de Santa Cruz de Tenerife asumió la dirección.

Su director, Alfonso Ballesteros, a subrayado desde la UAL que “es una oportunidad muy importante”, principalmente porque ofrece soluciones factibles: “Nos resuelve un problema que teníamos, la dificultad de atender a personas en exclusión social con necesidades específicas de apoyo educativo”. Viendo el gran avance cosechado, se ha ido a más: “El impacto que pretende tener es grande, porque culminará en un proyecto transnacional, un evento ‘multiplicado’, que se celebrará en Bruselas en el mes de octubre a través del cual se darán a conocer las conclusiones que se extraigan a autoridades europeas tanto del ámbito educativo como del penitenciario.

La perspectiva del día a día la ha ofrecido el director del Centro Penitenciario de El Acebuche, Miguel Ángel de la Cruz, que se ha sentido arropado: “La Universidad hace que no nos sintamos solos, importante para seguir avanzando y aprovechando las oportunidades que las instituciones y el colectivo social nos ofrecen y lograr la ambición de la reinserción de las personas privadas de libertad en mejores condiciones de cuando entraron en prisión”. Hay muchos problemas y por eso “lo importante son las soluciones, y al margen del fondo que tiene, este proyecto sirve para visualizar que la reeducación no es tarea exclusiva de la administración penitenciaria, porque no se puede conseguir reeducar a las personas privadas de libertad sin proveerlas de un ámbito como es la educación, ni tampoco aislados del mundo en el que estamos”.

La Asociación Estratégica ‘Calypsos’ se centra en considerar la educación en prisiones como una faceta más de la educación en la diversidad, y la lucha contra la discriminación y la segregación del colectivo de personas reclusas. Una parte considerable de la población penitenciaria puede clasificarse como con necesidades específicas de apoyo educativo –NEAE-, y a ellas se aborda desde la detección de las carencias en funciones ejecutivas referidas por Juan García, también vicerrector de Enseñanzas Oficiales y Formación Continua de la Universidad de Almería.