17Diciembre2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sociedad > La Mesa del Ferrocarril convoca una protesta por el traslado de la estación
05 Marzo 2018 Escrito por 

La Mesa del Ferrocarril convoca una protesta por el traslado de la estación

La Mesa del Ferrocarril convoca una concentración para hoy lunes 5 de marzo, a las 19:00 horas en la puerta de la estación, en protesta por el traslado a Huércal de Almería durante los 13 meses o más que duren las obras del soterramiento del paso a nivel de El Puche, a los que se podrían sumar otros tantos si se llevan a cabo las obras del tramo del AVE de acceso a Almería capital.

La movilización cuenta con el apoyo de los comités de empresa de Renfe y Adif, y está prevista la asistencia de los trabajadores de ambas compañías en Almería, que muestran también su disconformidad con el traslado de la estación término de Almería a Huércal de Almería.

Durante el acto se dará lectura a un comunicado en el que se destaca que las obras ferroviarias llegan tarde y mal a la provincia. "Ni siquiera cuando llegan obras y mejoras nos permiten estar plenamente satisfechos. Ahora comienzan las obras de soterramiento del paso a nivel de El Puche, pero como la alegría nunca puede ser completa en esta tierra nos condenan a perder la estación, el acceso al tren de toda la vida, y quieren dejar en Huércal de Almería la estación".

Manifiesto por el tren

Almería quiere tren, lo quiere ahora y lo exige completo, sin los recortes que desde el Ministerio de Fomento nos están proponiendo. Migajas de un guateque al que hemos sido llamados como invitados de segunda.

Ni siquiera cuando llegan obras y mejoras nos permiten estar plenamente satisfechos. Ahora comienzan las obras de soterramiento del paso a nivel de El Puche, pero como la alegría nunca puede ser completa en esta tierra nos condenan a perder la estación, el acceso al tren de toda la vida, y quieren dejar en Huércal de Almería la estación.

No piensan que para los usuarios del tren esto supone una nueva condena en forma de un desplazamiento constante de personas y de medios, que aumentará el coste del transporte, que prolongará los tiempos, una cuestión nada despreciable porque ya tenemos los servicios más lentos del país. Anunciaron a bombo y platillo una rebaja de siete minutos con Madrid y ahora no tienen empacho en aumentar ese tiempo en cerca de media hora… Insólito.

Los almerienses llevamos mucho tiempo en el olvido de quienes tienen que tomar la decisión de invertir en dotaciones ferroviarias que no llegan o llegan a medias. Nadie como nosotros conoce la marginación y el olvido. Nadie puede presumir de tener menos y peores trenes que hace medio siglo.

Por eso es el momento de decir "basta ya", de reclamar lo que en justicia nos corresponde, de exigir un ferrocarril que nos permita viajar como los demás, tener alternativas para salir de la provincia, crecer en nuestra economía, abrir nuevas fronteras al desarrollo de una provincia laboriosa como pocas, desatendida como ninguna, una tierra que puede y quiere competir, pero que para ello necesita las herramientas necesarias, esas inversiones que se nos niegan una y otra vez, esas infraestructuras que nos tienen que ayudar a seguir adelante.

Nos anuncian un soterramiento parcial, no nos hablan siquiera del integral que liberaría a la ciudad de sus heridas urbanas, no está ni en proyecto ni en estudio la imprescindible conexión del tren con nuestro puerto, siempre lleno de expectativas y jamás atendido para poder ser, de verdad, ese puente con África y el mundo que siempre pudo ser, pero que el abandono y la dejadez mantienen al margen de los grandes proyectos intermodales del transporte.

Si grave es la situación, preocupante es que a pesar de que carecemos de la virtud de contar entre las prioridades de los gobiernos, dejemos pasar el tiempo y nos conformemos con esas migajas que nos llevan, de nuevo, a ser los últimos en contar para quienes han de decidir. Fuimos los últimos en conectar con la Autovía del 92, la que unía toda Andalucía, menos a Almería. Seremos los últimos en estar en el Corredor Mediterráneo y seremos los únicos en contar con una vía única, porque la doble se queda en Murcia, y seguiremos siendo el único de los puertos de interés general del Estado en disponer de conexión con el ferrocarril.

Es el momento de decir basta:

  • Porque no queremos la estación en Huércal.
  • Porque exigimos que nuestra línea de alta velocidad tenga doble vía que permita obtener todas las ventajas de los modernos sistemas del transporte.
  • Porque no podemos soportar más retrasos en la ejecución del Corredor, que acumula ya más de seis años sin una obra
  • Porque con los trenes más lentos del país no podemos admitir decisiones que aumenten aún más ese agravio permanente
  • Porque ni siquiera sabemos cuándo y cómo se prolongará el Corredor de Almería a Granada

Los almerienses tenemos que dejar oír nuestras voces altas y claras: Estamos por el tren, reclamamos las inversiones que se han ido dejando atrás en todos estos años, queremos subirnos al tren en Almería y hemos de exigir, con la fuerza que otorga la razón, no ser los últimos, no ser los olvidados, y poder cargar nuestras hortalizas en los trenes para que lleguen antes, mejor y a menor coste a toda Europa.

Ese es nuestro mensaje, hoy y siempre, y no vamos a rendirnos por mucho que buena parte de nuestros representantes políticos y empresariales ya lo hayan hecho. Por eso, Almería quiere tren y el tren es capital.