17Diciembre2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > Agricultura destinará otros 43 millones de euros en 2018 para el uso de aguas regeneradas en regadíos

baners JUNTA-PARALELO

12 Marzo 2018 Escrito por 

Agricultura destinará otros 43 millones de euros en 2018 para el uso de aguas regeneradas en regadíos

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, apuesta por las aguas regeneradas como “un paso más” hacia una utilización “aún más eficiente y más sostenible de los recursos”. Por ello, “en los próximos meses” se pondrá en marcha una nueva asignación de 43 millones de euros con la mirada puesta, precisamente, en el impulso del uso de estas fuentes complementarias que representan una “oportunidad” para los regadíos de la comunidad autónoma.

Desde el punto de vista de Sánchez Haro, que hacía este anuncio esta semana en una jornada organizada en Sevilla por la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua), los esfuerzos deben orientarse hacia todas aquellas vías que “garanticen una mejor disponibilidad”, un fin para el que la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha puesto ya a disposición del sector un total de 66,2 millones de euros de ayudas para mejora y nuevos regadíos, autoproducción energética y auditorías energéticas. En este sentido, el responsable autonómico resalta que “estos fondos nos permitirán avanzar hacia la culminación de un proceso de modernización que ha situado ya a Andalucía como líder indiscutible en uso responsable del agua”.

De hecho, la implantación de los sistemas de riego localizado, con una inyección público-privada de más de 1.000 millones de euros entre 2007 y 2015, abarca en la comunidad autónoma al 74% de la superficie (muy por encima de la media nacional, que es del 49%), algo que, como apostilla el consejero, ha tenido un “decisivo impacto” en forma de incremento de la productividad y el empleo. No en vano, en las zonas altamente modernizadas de cultivos intensivos, la producción ha crecido en un 33% y el nivel de ocupación, en un 28%.

Para Rodrigo Sánchez, invertir en los regadíos, que concentran ya en Andalucía dos tercios del empleo y de la producción de la rama agraria, “es invertir en bienestar, en sostenibilidad y en riqueza”, por lo que, “desde este convencimiento, seguiremos por esta senda en 2018 con una nueva dotación”. En concreto, se abrirán tres nuevas líneas de ayuda que respaldarán la regeneración de aguas residuales, la conexión de las comunidades de regantes a estaciones de tratamiento y la puesta en marcha de nuevos regadíos abastecidos por estos recursos.

Estos incentivos, enmarcados dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020, posibilitarán, en palabras del consejero, “unas mayores garantías de suministro para las comunidades de regantes, paliando los efectos de sequías como la que sufrimos en la actualidad, a la vez que contribuirán al desarrollo de la economía circular en el ámbito agrario”. De ahí, la “urgencia” de que, “al igual que hacemos desde el Gobierno andaluz”, el Ejecutivo de Mariano Rajoy “asuma sus competencias y ejecute las depuradoras que tiene pendientes, como las de Adra, El Ejido o Roquetas, en Almería, y que permitirían el incremento de la disponibilidad de recursos”.

En este contexto, el titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural considera que el uso de aguas regeneradas se hace más importante, si cabe, allí donde se concentra mayor población y el agua es más escasa, caso del litoral mediterráneo andaluz, “aunque, por supuesto, también se puede desarrollar en otras zonas”. Se estima que en toda la comunidad la reutilización de aguas regeneradas para el regadío podría alcanzar los 180 hectómetros cúbicos (el 4% de la demanda del sector). Este índice se eleva hasta los 160 hectómetros cúbicos en el caso de las cuencas mediterráneas, el 15% de las demandas previstas para el regadío en el horizonte 2027.

Investigación

Junto al apoyo a la modernización de las infraestructuras, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ejecuta, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), numerosas iniciativas de investigación, desarrollo tecnológico y transferencia del conocimiento y formación. Como ejemplo de ello destaca el proyecto SuWANu, en colaboración con Feragua y Bioazul. De igual modo, los Grupos Operativos de Innovación, que cuentan con 7,4 millones de euros, han impulsado acciones dirigidas a la mejora de la eficiencia en el regadío, entre ellas la búsqueda de sistemas innovadores en la regeneración de aguas y el fertirriego.