24Octubre2017

Está aquí: Almería Información > Playas de Almería > Cuevas del Almanzora

Cuevas del Almanzora atesora una riqueza monumental, arqueológica  e histórica como pocos municipios de la provincia. La riqueza en metales de sus sierras, la existencia de un río que hasta la construcción del pantano recorría estas tierras y la fertilidad de sus campos, además de la existencia de un litoral rico en pesca la convirtieron en lugar preferido para  todas las civilizaciones. Desde el Paleolítico (Yacimiento de  la Cueva de Zájara I) hasta nuestros días han pasado por estos campos y sierras desde fenicios, romanos, bizantinos, visigodos, musulmanes, repobladores cristianos, hasta mineros en busca de plata y de plomo que durante el siglo XIX y parte del XX rastrearon estos montes y crearon grandes instalaciones relacionadas con la minería.

Ese trasiego de civilizaciones ha dejado innumerables huellas, muchas de ellas de un valor histórico de primer orden. Ahí están los restos arqueológicos de Villaricos, Fuente Alamo, Almizaraque o El Oficio, el Casco Histórico de Cuevas del Almanzora o los interesantes restos de lo que fue una revolución industrial en la zona, que giró en torno a la minería. Fundiciones, hornos, galerías, cargaderos, se alternan en la costa y en zonas del interior como Las Herrerías, donde trabajó el gran salvador de la arqueología almeriense, Luis Siret, a quien se debe la conservación de muchos tesoros arqueológicos que hoy guardan nuestros museos.

A esa riqueza histórica se une  una costa llena de pequeñas calas, lugares únicos sin apenas construcciones donde el viajero se puede perder para disfrutrar del mar, del sol y de la naturaleza. El difícil acceso a muchas de estas calas las ha preservado de la especulación y del deterioro que han sufrido otras zonas de la provincia.

Un litoral muy variado y accidentado convierte a muchas de estas playas y calas en verdaderos tesoros paisajísticos. Iniciamos este viaje de la costa de Cuevas del Almanzora en Pozo del Esparto hasta donde llegamos tras desviarnos desde la CN-332.

Pozo del Esparto [ 1 ]. Inmensa playa de casi dos kilómetros de longitud en el entorno del núcleo urbano. Aparcamiento, servicios hosteleros contiguos y servicio de limpieza. Mezcla de arena fina y grava. A partir de esta playa y hasta llegar a Villaricos se suceden una tras otra todas las pequeñas y bellas calas.

Cala Panizo [ 2 ]. Cala arenosa de aguas tranquilas. Numerosos escollos y roquedas. Familiar.

Cala Cabezo Negro [ 3 ]. Aunque las construcciones se encuentran muy cercanas a la arena, es una zona muy tranquila. Con pequeños recodos escondidos y arenas doradas y finas. Se encuentra a 100 m. de la carretera. Rocas negras que se asemejan a ballenas a escasos metros de la orilla. Arena blanca media.

El Calón [ 4 ]. A escasos metros de la anterior se encuentra esta amplia cala (más de 600 metros). Dispone de servicios de restauración cercanos, brigada de limpieza y aparcamientos. A pesar de contar con estos servicios no suele estar masificada.

Cala Dos Hermanas y Cala Machuela [ 5 y 6 ]. Conforman este espacio costero dos calas medianas de unos 300 ó 400 metros cada una separadas por una barra de arrecifes. Se trata de dos playas totalmente salvajes y espaciosas de arena blanca gruesa, alejadas de la carretera y de las urbanizaciones, ideales para el paseo y el buceo.

Cala Mal Paso [ 7 ]. En el siguiente recodo de la costa se encuentra esta tranquila cala. Una empinada pendiente nos lleva a élla. Es de una gran belleza. Arena dorada fina y barrera arenosa que conforma un espigón natural de gran atractivo. Aguas muy tranquilas.

•  Cala Cristal [ 8 ]. Engloba dos o tres pequeñas calas de arena fina muy tranquilas, situadas a unos 100 metros de la carretera. Sólo existe una casa cercana. Desde la carretera se contempla un impresionante paisaje, con numerosas rocas que surgen del agua y los pequeños bancos de arena intercalados.

Embarcadero Viejo [ 9 ]. De aguas totalmente cristalinas y zonas naturales de sombra, esta cala tuvo en otro tiempo una importante actividad minera. Dan fe de ello los restos existentes: cargadero, viviendas y depósito de mineral  y torres cercanas.

Cala del Peñón Cortao [ 10 ]. Hay que descender unos 400 metros a pie para acceder a esta recóndita cala. El paseo merece la pena porque es quizá la más hermosa de la zona. Varias rocas frenan la fuerza del oleaje. Cuenta con zonas de sombra natural.

Cala Invencible [ 11 ]. Una extensa y rectilínea franja arenosa de más de 300 m. conforma esta playa. Se alternan los rincones arenosos con las rocas. Se encuentra cercana a Villaricos.

Cala Dolores [ 12 ]. Esta cala de grava oscura es mucho más abierta que las anteriores. Finaliza aquí el gran desnivel de la costa. Aguas relativamente tranquilas.

Cala La Esperanza [ 13 ]. Esta cala y las siguientes hasta Palomares se encuentran en el entorno de Villaricos. De fácil acceso y ocupación alta, pierden el encanto de las calas vírgenes pero ganan en servicios y limpieza.

Cala Verde [ 14 ]. En el entorno de Villaricos. Rodeada por el paseo marítimo y viviendas. Grava oscura y aguas tranquilas. Ideal para no desplazarse del núcleo urbano y para disfrutar de los numerosos restaurantes existentes. Roquedales y arrecifes naturales.

Cala Villaricos [ 15 ]. Pasado el pueblo, al final del paseo marítimo, junto al castillo,  se sitúa esta pequeña cala. Duchas, acceso fácil para minusválidos, limpieza pública y vegetación.

La Fábrica del Duro [ 16 ]. Enclavada en una zona de abundante vegetación, la forma un extenso banco de arena fruto de la sedimentación de la desembocadura del río Almanzora. En las inmediaciones se forma una pequeña laguna. Fondo poco profundo y aguas muy tranquilas. Limpieza pública y acceso para vehículos fácil.

Quitapellejos (Palomares) [ 17 ]. Esta playa cuenta con abundantes servicios, duchas y limpieza diaria. Zona cercana de chiringuitos y restaurantes. Pequeño bosque donde guarecerse del sol y poder practicar el pic-nic. Ocupación media alta. El límite de Cuevas lo marca El Playazo, amplia playa recta ideal para paseo y baño.

PARA AMANTES DE LA HISTORIA

De forma resumida se podrían distinguir tres tipos de rutas: la ruta arqueológica, la ruta de los monumentos –sobre todo en Cuevas– y la ruta de la minería.

La ruta arqueológica nos lleva desde los hallazgos de la cueva de Zájara I, (Cuevas), en la que habitó el hombre de Neanderthal, al yacimiento de Almirazaque en Herrerías (anterior a la Edad del Cobre) y el poblado Fuente Alamo (Edad del Bronce), una verdadera joya arqueológica. Para completar la ruta se pueden visitar en las inmediaciones de Villaricos lo que fue la antigua ciudad fenicia y romana de Baria, fundada por los navegantes tirios a finales del siglo VIII a.C. para la explotación de las cercanas minas de plata y plomo, y que llegó a ser referencia en las rutas comerciales. Aún quedan restos claramente visibles como los hipogeos o tumbas y restos de construcciones y de muros defensivos.

En cuanto a la ruta monumental la mayor riqueza se encuentra en el núcleo de Cuevas. Destaca el Castillo de D. Pedro Fajardo, primer Marqués de los Vélez, construído en el siglo XVI. En el interior del castillo se encuentra el Palacio fortaleza  del Marqués, donde actualmente se ha ubicado el Museo Antonio M. Campoy, y la Casa de la Tercia, actual museo arqueológico y biblioteca. De gran interés es la Iglesia de la Encarnación (s.XVIII), declarada monumento histórico-artístico nacional, la iglesia de San Sebastián (s.XVIII), el Convento de San Francisco (s. XVII) y la Ermita de San Diego (s. XVI-XVII). A esto se unen numerosas casas burguesas construídas a raíz de la época minera.. También merecen especial atención los innumerables restos de la denominada arqueología industrial, que se extienden desde poblados mineros como Las Herrerías, las minas de Sierra Almagrera y las zonas de fundición y de carga como las de Villaricos.

PARA COMER.

Restaurante El Perejil -  El Mesón l  El Lucero - Cuatro Vientos -Mediterráneo - El Jarrao -  Egea (Villaricos) Mar Azul (Villaricos) -  Don Tadeo (Villaricos) - Los Conteros (Villaricos)  - La Esperanza (Villaricos)  - Las Rozas - Club Cocodrilo (Palomares), El Torrente (Palomares), El Madroño (Palomares) - Los Angeles - Eugenio (Las Herrerías) - La Frontera (Pozo del Esparto) - El Puente (Guazamara) - Chiringuito Las brisas (Villaricos) - PIZZERIAS: Paradisse - Almanzora - Malagueño.

PARA DORMIR.

Hostal La Parra - Don Tadeo (Villaricos) - El Lucero - La Esperanza (Villaricos) - Playa Azul - El Perejil - Cuatro Vientos - Mediterráneo - Apartamentos - The Lodge (Palomares), Los Llanos (Palomares). CAMPING: Camping Cortijo La Hierbabuena (Los Lobos) - Camping Cuevas Mar (Palomares) - Camping Las Rozas.



Más en esta categoría: « Vera Pulpí »