18Diciembre2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > Los agricultores del Poniente recibirán 18 hectómetros cúbicos de agua para riego

baners JUNTA-PARALELO

09 Abril 2018 Escrito por 

Los agricultores del Poniente recibirán 18 hectómetros cúbicos de agua para riego

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha resaltado el continuo compromiso de la Junta de Andalucía con los agricultores del Poniente Almeriense, como demuestra que en los últimos meses se han puesto a su disposición 18 hectómetros cúbicos de agua para riego. Así lo ha resaltado en una reunión mantenida con la Comunidad de Regantes Sol Poniente en Balerma, en la localidad almeriense de El Ejido, en la que ha recordado también que esta comarca recibió el año pasado 40 millones de euros en ayudas por parte de la Consejería.

Sánchez Haro ha subrayado que desde la Junta "estamos asumiendo nuestro compromiso con obras de depuradoras que se están ejecutando, como la de El Cautivo (Níjar), que aportará 0,8 hectómetros cúbicos". Y, tal y como ha recordado, el pasado mes de noviembre la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, entregó a la Junta Central de Usuarios de Sol Poniente la concesión del uso de agua para la desalobradora de la Balsa de El Sapo (3,4 hectómetros cúbicos), la autorización de reutilización de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de El Ejido para riego urbano (0,9 hectómetros cúbicos) y la concesión en marzo de 13,6 hectómetros cúbicos para el riego de 14.900 hectáreas del embalse de Benínar. En total, ha informado, 18 hectómetros cúbicos de agua para aliviar el acuífero del Poniente Almeriense.

El consejero, que ha recibido la medalla de oro de la comunidad de regantes en un acto celebrado tras la reunión, ha insistido en el respaldo de la Junta en materia de agua e infraestructuras y ha reiterado que para 2018 la Consejería de Agricultura convocará, entre otras, tres nuevas líneas de ayudas por un montante de 43 millones de euros dirigidas a la regeneración de aguas residuales en estaciones depuradoras, la conexión de estaciones de tratamiento de aguas regeneradas con las instalaciones de riegos de las comunidades de regantes y para nuevos regadíos abastecidos con aguas regeneradas.

En cuanto a inversiones para el regadío, en 2017 se han convocado ayudas por más de 66 millones de euros. A esto se une que, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), se está trabajando en diferentes proyectos para optimizar el tratamiento previo para el uso de aguas desaladas y regeneradas en el regadío y la puesta a punto de técnicas de riego más adaptadas a estos recursos no convencionales.

Sánchez Haro ha destacado también que la comarca del Poniente Almeriense recibió el año pasado de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural más de 40 millones de euros en ayudas, destacando sobre todo los 29 millones de euros destinados a las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH). Otra apuesta importante ha sido para el relevo generacional, con más de 4 millones de euros que van a permitir la incorporación al campo de 135 jóvenes.

Presupuestos Generales del Estado

El consejero, asimismo, ha vuelto a reprochar al Gobierno central el "abandono y la discriminación que inflige a Andalucía, y especialmente a la provincia de Almería", en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018. En el caso concreto del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, la inversión prevista supone un recorte para Andalucía de un 10,5% en 2018 (de 97 a 86 millones) y del 55,5% en los dos últimos años (de 155 a 86 millones).

Sánchez Haro ha lamentado que la inversión nacional por habitante para la Comunidad Autónoma andaluza es 42 euros inferior a la media nacional, por lo que cada andaluz recibe 176,2 euros frente a la media nacional de 217,6 euros. Seis provincias andaluzas figuran en las últimas posiciones de inversiones por habitante y, entre ellas, Almería es la que menos percibe de toda España, con 80,7 euros por habitante, ocupando el último puesto.

El representante del Gobierno andaluz ha denunciado "el lamentable maltrato que está recibiendo Almería por parte del Gobierno de Mariano Rajoy en materia de infraestructuras hidráulicas, teniendo en cuenta, además, que se trata de una provincia duramente afectada por la escasez de lluvia y la sequía en los últimos años". "Almería sufre un déficit hídrico anual de 179 hectómetros por falta de infraestructuras y decisiones políticas", ha recordado.

En este sentido, ha lamentado que, tras la petición que se hizo desde Andalucía para que los presupuestos generales incluyesen 206 millones de euros para financiar las inversiones hidráulicas en la provincia almeriense, el Gobierno ha hecho "oídos sordos y lejos de apoyar a nuestra tierra nos presente unas cifras que denotan una flagrante falta de voluntad por la ejecución de unas obras que urgen en Andalucía".

"Tan solo han incluido la habitual asignación que luego en la práctica, como ya sabemos por las últimas experiencias, no se ejecutan", ha subrayado el consejero en referencia a los 5 millones previstos para la desaladora del Bajo Almanzora y otros 4,5 millones para la de Carboneras. Asimismo, ha denunciado que no se incluyan los 1.000 millones del fondo extraordinario de lucha contra la sequía que contempla la Ley, una partida que desde la Junta de Andalucía se había reclamado que se utilizara para afrontar las infraestructuras hidráulicas de interés general del Estado que están pendientes.

Módulos fiscales

Sánchez Haro ha recordado, además, que a estos "presupuestos injustos para nuestra tierra" se suma la reducción de los módulos de IRPF para la actividad agraria aprobada por el Gobierno central, con la que también "castiga a Andalucía al no atender las demandas justas de sectores clave para la región" como las hortícolas, el olivar, el viñedo o el bovino y el caprino de leche y, directamente, olvidar a los cítricos, el algodón, las oleaginosas o la remolacha azucarera ante las acreditadas pérdidas de rendimientos sufridas en 2017 por causas extraordinarias como la sequía, plagas o situaciones de mercado.

En el caso particular de las producciones andaluzas de cultivos protegidos, ha asegurado, el "Gobierno le ha negado a los agricultores la reducción general del 0,26 al 0,20. Además, deja al margen de esta reducción al pimiento de Almería y al calabacín de Granada, afectados por la virosis". No se ha contemplado tampoco la rebaja propuesta para las plantas ornamentales, para las que se solicitaba una reducción de hasta el 0,22.