25Junio2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Economía > Cajamar creará en Almería un centro de innovación tecnológica y gestión sostenible del agua

05 Junio 2018 Escrito por 

Cajamar creará en Almería un centro de innovación tecnológica y gestión sostenible del agua

El presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, ha explicado que el proyecto está destinado a la creación de una infraestructura que albergará una incubadora para empresas y tecnólogos, nacionales e internacionales, especializados en las nuevas tecnologías relacionadas con el uso eficiente y sostenible del agua con capacidad para generar empleo, para crecer y competir.

“En Cajamar, conscientes como hemos sido siempre de la necesidad de realizar una gestión adecuada del agua, dado que es un recurso tan escaso como estratégico para el futuro, entendemos que es el momento de dar un nuevo paso adelante y el reto es dar la oportunidad a emprendedores y facilitar el desarrollo de iniciativas encaminadas a potenciar el mejor uso y gestión de los recursos hídricos. Por ello hemos propuesto la creación de una Incubadora de Alta Tecnología (IAT-AGUA) en Almería, para promover que las ideas innovadoras relacionadas con el agua puedan convertirse en productos y servicios que generen conocimiento, riqueza y empleo”, ha dicho.

“Con ello cumplimos con una de las prioridades de actuación fijadas en nuestro Fondo Social, considerada como estratégica por nuestro Consejo Rector, y damos respuesta a una de las principales preocupaciones y demandas de nuestros clientes del sector agroalimentario, para que la toma de decisiones relacionada con el desarrollo futuro de su actividad no dependa únicamente de políticas y actuaciones administrativas ajenas al mercado; al tiempo que ponemos de manifiesto el valor diferencial de Cajamar respecto al resto de entidades financieras”, ha destacado Eduardo Baamonde.

Por su parte, el director de Innovación Agroalimentaria de Cajamar, Roberto García Torrente, ha dado a conocer que el proyecto se ejecutará en la Estación Experimental de Cajamar ubicada en el paraje de Las Palmerillas. “Nuestra aportación consistirá en la construcción y dotación con los recursos más avanzados de un edificio de alta calidad que contará con espacios de trabajo común, salas de reuniones, auditorio y laboratorio, sala de videoconferencias, etc. Un entorno de experimentación abierto donde las empresas dispondrán de un banco de pruebas donde podrán co-crear innovaciones con otras empresas, y tendrán la oportunidad de formar parte del ecosistema de innovación promovido desde Cajamar, a través del cual tendrán la oportunidad de contactar con otros emprendedores, empresas, organismos públicos y privados de investigación así como con los usuarios de las tecnologías”.

Para todo ello, se implementará un plan de trabajo personalizado. Los investigadores de la Fundación Cajamar actuarán como tutores de las start-ups, y les facilitarán que puedan realizar sus análisis de mercado y de la competencia, identificando posibles nichos de mercado para sus actividades, así como obtener el distintivo de calidad como tecnología desarrollada y/o validada por la Fundación Cajamar y dar difusión a su tecnología aprovechando las actividades de transferencia desarrolladas. Además, en las distintas fases de implementación de los proyectos, tendrán acceso a las distintas vías de financiación habilitadas por Cajamar así como a través de la puesta en contacto con inversores particulares y fondos de capital semilla, capital riesgo e inversión.

La actividad de esta incubadora de emprendedores se desarrollará en el entorno de la Estación Experimental de Cajamar, que cuenta con 14 hectáreas, donde confluyen las necesidades de los usuarios, el conocimiento científico-técnico aplicado y los nuevos desarrollos empresariales, y se promueve la participación activa de agricultores, profesionales y empresas en diferentes programas de I+D en colaboración con universidades y centros tecnológicos.

Natalia Vázquez, directora de Proyectos FEDER de la Fundación INCYDE, ha destacado que la apuesta de la Fundación Cajamar por esta iniciativa situará a Almería como un referente nacional e internacional en materia de innovación y emprendimiento en torno al agua, fomentando e impulsando nuevos proyectos que favorezcan su mejor aprovechamiento y uso eficiente. Asimismo, ha destacado que “España es uno de los países líderes en incubadoras de altas tecnologías, que permitirán fortalecer las empresas”. Es más, ha sostenido que “la riqueza vendrá de la mano de iniciativas como esta, dirigida a transferir el conocimiento tecnológico y científico de los centros de investigación a las empresas, que al final son los motores de innovación tecnológica”.

¿En qué consiste este proyecto adjudicado a la Fundación Cajamar?

El director de Innovación Agroalimentaria de Cajamar ha anunciado que el proyecto de Incubadora de Alta Tecnología adjudicado a la Fundación Cajamar se desarrollará durante un periodo de cinco años. Durante los dos primeros se construirá y equipará la infraestructura y se iniciará la prestación de servicios de apoyo para la incubación y aceleración de proyectos, actividad que se desarrollará ya a plena capacidad durante los siguientes tres años.

“Los objetivos planteados consisten en el apoyo a más de 150 empresas vinculadas con las tecnologías del agua y la creación de 39 nuevas empresas. Con todo ello se espera dar empleo a más de 260 personas”, ha precisado Roberto García Torrente.

“Un factor clave en la concesión de este proyecto a la Fundación Cajamar ha sido la amplia trayectoria en el apoyo a la innovación, que venimos desarrollando desde el año 1975 en nuestra Estación Experimental ubicada en el paraje de Las Palmerillas de El Ejido, y el modelo de trabajo colaborativo que desarrollamos integrando a los tres grupos de agentes claves: los agricultores y sus organizaciones de transformación y comercialización, las empresas de la industria auxiliar y los centros públicos y privados de generación de conocimiento. Prueba de ello es que durante el año 2017 hemos desarrollado 104 proyectos en los que han colaborado 164 organizaciones”, ha referido.

“También ha sido muy valorado el esfuerzo de Cajamar por trasladar al sector productor las últimas tecnologías disponibles, habiéndose celebrado en 2017 un total de 150 actividades de transferencia en las que han participado más de 10.000 profesionales; así como las 265 visitas realizadas a nuestras estaciones experimentales en Almería y Valencia por 4.186 profesionales procedentes de 40 países”, ha informado el director de Innovación Agroalimentaria de Cajamar.

¿Qué son las Incubadoras de Alta Tecnología?

Las Incubadoras de Alta Tecnología son centros avanzados de referencia europea para el fomento de la innovación y la transferencia de la tecnología a las micropymes, que se conciben como un instrumento fundamental para promover el crecimiento inteligente, sostenible e integrador que la Unión Europea persigue para los próximos años.

La Fundación INCYDE participa dentro del Programa Operativo FEDER de Crecimiento Inteligente 2014-2020 como Organismo con Senda Financiera, con una ayuda procedente de Bruselas de 21,6 MM€ para su ejecución.

El proyecto Incubadoras de Alta Tecnología contempla una realización inicial de unas infraestructuras repartidas por todo el territorio nacional, y acordes a las RIS3, que ayudarán a posicionar a cada región en nichos o mercados globales concretos y en cadenas de valor internacionales. El proyecto integra un conjunto de líneas de acción destinadas a conseguir un objetivo único: la contribución al desarrollo del tejido productivo regional, a través del incremento de la tasa de supervivencia de las micropymes, motivada por la incorporación de la I+D+i en su actividad habitual. Las incubadoras serán una herramienta fundamental para contribuir al posicionamiento de España en el ranking establecido por la Unión Europea para el periodo 2014-2020.

En el caso de Andalucía se desarrollará en el marco de la Estrategia de Investigación e Innovación para la Especialización Inteligente de Andalucía, RIS3 ANDALUCIA, siendo hasta el momento el proyecto de Incubadora de Alta Tecnología del Agua presentado por la Fundación Cajamar el único adjudicado.