24Septiembre2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Universidad > El futuro de la Alcazaba, a debate en los Cursos de Verano de la UAL
04 Julio 2018 Escrito por 

El futuro de la Alcazaba, a debate en los Cursos de Verano de la UAL

Uno de los Cursos de Verano de la Universidad de Almería que más se ha ceñido al interés actual de la sociedad es el titulado ‘La Alcazaba de Almería en el siglo XXI: una aproximación integral’. No se ha querido ser pretencioso al afirmar que “no se van a ofrecer soluciones”, pero sí se ha sido ambicioso al plasmar en un solo foro todos los puntos de vista que suscita el monumento más importante de la ciudad: “Intentar centrar sus problemas actuales y realizar reflexiones en relación al papel que tiene, a su rehabilitación, a su reconstrucción, a la arqueología, a su posición en la estructura urbana, a ser un elemento revitalizador de actividades sociales y económicas en el caso histórico, en el turismo… un panorama bastante amplio que el curso pretende cubrir”. Ese ha sido el marco dibujado por Alfonso Rubí, uno de sus directores, para el que “existe un interés claro de la UAL por proyectarse a la ciudad y a su problemática, algo que se tiene que agradecer a este equipo de gobierno porque es nuevo, antes no se tenía”.

Comparte las labores de dirección del curso con Luisa Arvide, quien ha remarcado lo curioso que resulta que “la Alcazaba es el monumento insignia de la ciudad y hasta la fecha no había sido objeto de estudio de una manera tan integral y tan importante como la que se propone aquí”. Es por tanto una propuesta novedosa que se apoya en la calidad: “Se cuenta con un panel de unos importantísimos y muy prestigiosos profesionales en su campo, de un muy alto nivel científico y académico, unos ponentes que van a deleitar, por lo que estoy plenamente convencida de que se van a alcanzar los objetivos propuestos”. Como muestra, la charla inaugural a cargo de uno de los más ilustres especialistas como es Rafael Manzano, afamado arquitecto y catedrático emérito de Historia General del Arte de la ETSA de Sevilla: “Para mí la Alcazaba de Almería, una de las cosas que tiene, es su valor de misterio, porque es la que peor conocemos, es de las más extensas y, desde luego, de las más bellas de implantación en el paisaje”.

Su pasión por este monumento le ha hecho afirmar con rotundidad que “es una pieza soberbia”, tras reconocer a Almería como una de sus ciudades predilectas. Trabajó un año en el monumento y lo tuvo que dejar “porque era demasiado importante la Alcazaba”, refiriéndose a que “no tenía ni tiempo ni posibilidad de acceso y comunicación entre Sevilla y Almería como para poder dedicarle lo que requería para adentrarse en sus misterios”. En este “edificio singularísimo” hay mucho por hacer, y en ese sentido la conferencia inaugural de Manzano ha versado sobre el gran proceso de reconstrucción de la Alhambra: “Criterios de restauración de monumentos, respecto a los hispano-musulmanes, que quedaron fijamos por la obra de mi maestro, Leopoldo Torres, que fue el que montó la Alhambra en la forma en la que hoy la vemos, la reorganizó, le dio su forma definitiva y con ello creó la forma de restauración científica que empezaba a triunfar en Europa”.

En cuanto a Julio Navarro, científico titular de Arqueología Islámica del EEA-CSIC, el legado que va a dejar el curso va ser muy notorio: “Tiene vocación de abordar la Alcazaba con visión global, y sin duda eso va a ser un aporte, recordando que la conquista de conocimientos se hace poco a poco; va a ser una buena ocasión para vernos diferentes personas que estamos implicados en la historia, la arqueología, el urbanismo… y creo que todos vamos a aprender, y va a servir para que la Alcazaba se vea algo diferente”. Ha dejado claro que “cuando hay más conocimiento, hay más capacidad para entender un monumento, y desde ese punto de vista sí se puede decir que va a haber un antes y un después porque en un futuro vaya a haber un material de reflexión más rico para intervenir en la Alcazaba y planificar qué es lo que se quiere hacer con ella”.

Pilar Jerez, la directora de los Cursos de Verano, ha encajado este curso en su mapa general de la XIX edición, siendo uno de los seis de la primera semana en la sede principal de Almería, que al final del ciclo habrá contado con un total de 18. Los datos dicen que son 26 cursos con más de 800 alumnos y 350 ponentes en sus cinco sedes, siempre con el común denominador de la amplia colaboración externa recibida por la UAL: “Contamos con la aportación de casi 50 entidades del ámbito público y del privado que han querido ser partícipes de nuestros cursos, siendo este gran compromiso de la sociedad con la Universidad de Almería no solo motivo de orgullo sino un incentivo para que los cursos de verano alcancen altas cotas de excelencia”. Un ejemplo de ello es este “centrado en nuestro monumento más emblemático, que se configura como una apuesta innovadora pues en pocas ocasiones ha habido una aproximación integral a uno de los conjuntos monumentales y arqueológicos más importantes de la península”.

Redescubriendo a Carmen de Burgos

Una mujer ha abierto y otra será la encargada de cerrar el novedoso Curso de Verano ‘Mujeres y Masonería; Homenaje a Carmen de Burgos’ de la Universidad de Almería. Se trata de la periodista Mar Abad, cuya conferencia se ha visto resumida en el título de la misma al definir a Carmen de Burgos como ‘una mujer ejemplar para todos los tiempos’, y de Ascensión Tejerina, Gran Maestra-Presidenta de la Gran Logia Simbólica Española, que hará el recorrido de la mujer dentro de la masonería ‘de ayer a hoy’. El curso está dirigido por Fernando Martínez, catedrático de Historia Contemporánea de la UAL y recientemente nombrado director general de Memoria Histórica.

Cursos de Verano UAL Carmen de BurgosEsta propuesta se ha llevado a cabo “fundamentalmente para dar una idea nueva de lo que era Carmen de Burgos, porque se le conoce como escritora, se le conoce como periodista, se le conoce como feminista, pero no se le conocía como masona”. Martínez ha desvelado que “en el XIX hubo tres mujeres que estaban vinculadas con la masonería en Almería a través de las Cámaras de Adopción, y no hubo ninguna en el XX, pero precisamente los especialistas que están viniendo al curso están poniendo de relieve el papel que desempeñaron”. Ha añadido la vinculación “con las mujeres defensoras de planteamientos republicanos y librepensadores, la mayor parte de ellas intelectuales”.

El sesgo de género aplicado a la masonería en este curso está arrojando luz sobre la poca base en la que se sustenta el “carácter misógino de algunas obediencias, que se ubica en el marco de la tradición”. Fernando Martínez ha valorado que “no tiene mucho sentido, pero ya en España hay logias mixtas y precisamente se va a tener a Ascensión Tejerina aquí, la oportunidad de estar con una de las máximas responsables de una de las grandes obediencias que hay en este momento en el país”. Precisamente ese es uno de los objetivos fijados, siendo el primero “situar a Carmen de Burgos como una de las mujeres que impulsó la masonería en España –fue Venerable Maestra de una de las logias madrileñas llamada ‘Amor’-“, el segundo “poner de relieve el papel de esas mujeres en la masonería española a partir del siglo XIX hasta 1936”, y el tercero, “destacar algo significativo como un conjunto de mujeres pioneras del feminismo y defensoras de la República, que optaron no solo por su militancia política sino también en las logias masónicas”.

Uno de los principales ponentes ha sido Leandro Álvarez Rey, que es catedrático y director del Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Sevilla, autor de un buen número de obras de referencia en torno a la masonería en Andalucía. Trabajos compartidos con Fernando Martínez son un diccionario biográfico con los 6.000 masones andaluces y otra obra sobre la masonería andaluza del siglo XX y la represión franquista: “Nadie mejor que Leandro Álvarez, ya que hay pocas mujeres, pero las que hay las tiene bien ubicadas en el contexto general y que mezcla en su intervención dos análisis, la masonería andaluza en su conjunto para que esté bien ubicada, y después el papel de las mujeres en los XIX y XX en función de las investigaciones de muchos años encima de los expedientes personales en los archivos”. A su vez, el propio Álvarez ha hecho mención a otra de las ponentes, Natividad Ortiz, porque “gracias a sus trabajos tenemos un marco de referencia al que acudir para abordar este tema”.

En todo caso, este catedrático ha reconocido que se trata de “una cuestión no muy estudiada en el caso de Andalucía”, por lo que su aportación en los XIX Cursos de Verano de la UAL ha sido de un extraordinario valor. Su puesta en situación ha sido la aseveración de que “la masonería aquí ocupó desde casi los inicios el puesto predominante en el conjunto de la masonería española, y en determinados momentos hablar de masonería en España es habar de masonería andaluza”. De hecho, “en vísperas de la proclamación de la II República la presencia masónica en Andalucía, en términos cuantitativos, representaba más de la mitad de toda la española”.

Los peligros de Internet

Si somos conscientes de los problemas que puede provocar la desinformación en el ámbito de internet y cuánto de seguros estamos ante él, son algunos asuntos que Enrique Ávila, director del CNEC y Jefe de Seguridad de la Información de la Guardia Civil, ha tratado con su ponencia ‘Información versus noticias falsas’ en el marco del Curso de Verano de la Universidad de Almería ‘Las distintas respuestas jurídicas al fenómenos de las Fake News’.

Cursos de Verano UAL CibercrimenSomos hiperdependientes tecnológicos en nuestras sociedades” explica Enique Ávila. “El 80 por ciento de la producción de peces se hace en piscifactorías y gracias a eso podemos comer pescado a un precio razonable. ¿Alguien cree que la carne se caza? No. Y dentro de poco a través de impresoras 3D de proteínas ni siquiera habrá vacas. Se generarán los filetes en las impresoras 3D, de hecho ya se hace, pero aún no se comercializa”. Todo está pensado a través de la tecnología y ante esta dependencia se hace más necesaria que nunca, “la importancia de la información ante la desinformación”. A lo largo de su carrera Ávila intenta “formar, que no concienciar” a las personas en el correcto uso de internet. “Se llama norma y castigo: al que no cumple se le castiga. Porque con la pérdida de información nos estamos jugando demasiado”.

Por este motivo en su conferencia ha ido planteando algunos problemas que pueden acarrear ciertas acciones como registrarnos con nuestro nombre real en las redes sociales.

De la información frente a la desinformación también ha hablado en el marco de este curso Pilar Vergara, directora de Estrategias y Antena de Canal Sur TV. “En internet hay un mundo maravilloso de conocimiento, pero también hay una circulación extrema de la propaganda y de falsas noticias por lo que los periodistas debemos ser extremadamente cuidadosos y contrastar muy bien lo que vemos en internet”. Vergara habla de la necesidad de que los periodistas sean realistas para saber que se enfrentan a “muchísimas amenazas que principalmente vienen de internet”. Además, apunta a la necesidad de que prime la veracidad por encima de la inmediatez.

“Hay que distinguir dónde uno entra en internet y qué es lo que uno recibe en nuestro teléfono móvil y en esa distinción está la calidad del periodismo. Es una gran biblioteca donde un periodista pueda acceder para obtener unos conocimientos a golpe de botón, que antes no había, pero eso tiene su cara B porque también hay basura”.

Para Vergara la falta de financiación de los medios de comunicación es “el principal problema del ejercicio profesional”. Así para “sobrevivir” algunos medios de comunicación recurren a la desinformación o a la espectacularización de las noticias. Sin embargo, asegura que “el ciudadano cada vez tiene más necesidad de medios de comunicación fiables, precisamente porque internet es un supermercado lleno de marcas que no sabes cuál es el de calidad y ante esa sobreabundancia de información los ciudadanos en este momento ya piden medios de comunicación veraces”.

La riqueza gastronómica de Almería

Manel Colmenero, experto en turismo gastronómico, lleva 14 años dedicado a este sector con su empresa Ocio Vital y ha querido trasladar todo el conocimiento acumulado en estos años a los participantes del Curso de Verano de la UAL ‘La gastronomía de Almería como elemento de identidad turística: Almería capital gastronómica 2019’.

Cursos de Verano UAL gastronomíaDesde este lunes, Colmero está descubriendo el potencial de Almería a través de las diferentes ponencias del curso. “Tenéis una riqueza desconocida para casi el 90 por ciento de la población y eso es una gran ventaja a nivel turístico. El desconocimiento lo puedes poner en valor”. Para el catalán lo más importante ahora es “aglutinar esa voluntad de Almería en ser capital gastronómica para realmente transformar cosas. Si sólo te quedas con la anécdota de unas fechas o un año y no consigues transformar la sociedad para que se implique en el proyecto gastronómico y en la conciencia, que es lo más importante, no va a servir de mucho”.

Manel Colmenero ha impartido una conferencia sobre la comercialización de productos turístico gastronómico. Y en ella ha desvelado “cuáles son las recetas que llevamos implantando desde hace 14 años para que cualquiera de los asistentes que quiera poner la teoría en práctica, tenga al menos algún criterio para que tener éxito en sus negocio turístico”. De estas recetas destaca, “saber lo que el cliente quiere y necesita, volver a los orígenes (recuperar lo que es la antropología de la gastronomía, de dónde vienen los alimentos, por qué se cocinan de una manera o de otra). Con esto es con lo que pones en valor tu negocio de turismo gastronómico frente a por ejemplo coger una guía e ir a los restaurantes con estrella Michelin. Es importante marcar la diferencia aportando esos conocimientos y saber quién puede pagar por ellos”.

Este tipo de turismo va creciendo cada año. “La gente quiere vivir experiencias y la gastronomía da muchas experiencias. Falta profesionalidad, pero creo que en el momento que demos el producto adecuado a la demanda existente la gente la comprará nuestros productos”.

En cuanto al perfil del turista gastronómico, Colmenero asegura que es muy variado. “Comenzamos destinando nuestro proyecto a personas de más de 65 años y ahora nos llegan personas de 29 o 30. Hay un público joven muy interesado por conocer cosas gastronómicas. Es gente de un nivel adquisitivo alto y de un nivel cultural alto. Normalmente vienen de otros continentes, no suelen ser europeos. Llegan más de Estados Unidos, Singapur, Australia o Nueva Zelanda”. Además, apunta, “puede ir desde un profesional a un estudiante que quiere adquirir conocimientos nutricionales o de antropología gastronómica”.

Más de 200 participantes internacionales

Éxito en la UAL en la recepción de los más de doscientos estudiantes internacionales provenientes de diferentes universidades de todo el mundo que participarán en la sexta edición del programa de verano STUDY ABROAD, y en la octava edición del programa de movilidad ISEPSUMMER ABROAD. El número creciente de estudiantes internacionales contrasta con los apenas 12 que participaron hace ya 6 años en la I Edición este Programa y supone la consolidación de esta oferta internacional que da vida al campus de La Cañada en estas fechas. Los participantes, que permanecerán en la UAL durante todo el mes de julio, realizarán cursos intensivos de diversa naturaleza como Lengua y Cultura Españolas, Comercio Internacional, Horticultura Protegida y Bioprocesos de Microalgas.

Cursos de Verano UAL estudiantesLos 205 participantes del programa de internacionalización STUDY ABROAD, organizado por el Vicerrectorado de Internacionalización, en colaboración con el Centro de Formación Continua de la UAL, provienen de países como EEUU, Canadá, México, Brasil, Argentina, Chile, Bélgica, Alemania, Finlandia, Dinamarca y Países Bajos, entre otros. Todos los participantes de esta edición se alojarán en la Residencia CIVITAS, donde, además, se les organizarán una serie de actividades culturales y de socialización para el máximo aprovechamiento de esta experiencia intercultural.

Los participantes del Programa ISEP (International Exchange Program), organizado conjuntamente entre el Vicerrectorado de Internacionalización y la Fundación de la Universidad de Almería, provienen de universidades estadounidenses y experimentarán una inmersión lingüística y cultural total, pues, a lo largo del mes, están hospedados con familias locales.

Todos los participantes recibirán de 3 a 5 horas de clases teóricas diarias en las diferentes disciplinas, y contarán además con clases prácticas que serán impartidas tanto dentro como fuera del aula, así como prácticas de campo y visitas a empresas de reconocido prestigio de la provincia de Almería.

Del mismo modo, disfrutarán de varias excursiones y visitas culturales programadas al Parque Natural de Cabo de Gata- Níjar, la Alhambra de Granada, excursiones a las zonas turístico-históricas de la capital almeriense y alrededores, y visitas guiadas por las zonas de relevancia artístico-cultural de Almería que tratarán de despertar su interés por las artes, la cultura, la política, los asuntos sociales y todos aquellos aspectos de la realidad sociocultural local, autonómica y nacional.

Se espera que de esta grata actividad se derive la captación de nuevos estudiantes visitantes a la Universidad de Almería y la consecución de nuevos acuerdos de movilidad internacional para los estudiantes de la UAL en algunas de las universidades socias participantes.

Manel Colmenero ha impartido hoy una conferencia sobre la comercialización de productos turístico gastronómico. Y en ella ha desvelado “cuáles son las recetas que llevamos implantando desde hace 14 años para que cualquiera de los asistentes que quiera poner la teoría en práctica, tenga al menos algún criterio para que tener éxito en sus negocio turístico”. De estas recetas destaca, “saber lo que el cliente quiere y necesita, volver a los orígenes (recuperar lo que es la antropología de la gastronomía, de dónde vienen los alimentos, por qué se cocinan de una manera o de otra). Con esto es con lo que pones en valor tu negocio de turismo gastronómico frente a por ejemplo coger una guía e ir a los restaurantes con estrella Michelin. Es importante marcar la diferencia aportando esos conocimientos y saber quién puede pagar por ellos”.

Este tipo de turismo va creciendo cada año. “La gente quiere vivir experiencias y la gastronomía da muchas experiencias. Falta profesionalidad, pero creo que en el momento que demos el producto adecuado a la demanda existente la gente la comprará nuestros productos”.
En cuanto al perfil del turista gastronómico, Colmenero asegura que es muy variado. “Comenzamos destinando nuestro proyecto a personas de más de 65 años y ahora nos llegan personas de 29 o 30. Hay un público joven muy interesado por conocer cosas gastronómicas. Es gente de un nivel adquisitivo alto y de un nivel cultural alto. Normalmente vienen de otros continentes, no suelen ser europeos. Llegan más de Estados Unidos, Singapur, Australia o Nueva Zelanda”. Además, apunta, “puede ir desde un profesional a un estudiante que quiere adquirir conocimientos nutricionales o de antropología gastronómica”.