15Noviembre2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sociedad > La OTAN selecciona un proyecto del ingeniero almeriense Ramón González
09 Julio 2018 Escrito por 

La OTAN selecciona un proyecto del ingeniero almeriense Ramón González

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, ha felicitado al ingeniero en robótica, el almeriense Ramón González, que ha resultado finalista en el concurso internacional que la OTAN convoca anualmente bajo el nombre 'NATO Innovation Challenge' para premiar los mejores trabajos en innovación. Durante su última visita a Alcaldía, el ingeniero, que es además coordinador de uno de los vectores del Plan Estratégico de Almería 2030, ha recibido el aplauso del primer edil por su éxito internacional y por haber apostado por el emprendimiento en Almería.

Ramón González ha explicado al alcalde cómo el trabajo finalista en el concurso de la OTAN (único proyecto español finalista) ha sido presentado en nombre de la empresa almeriense, ‘Robonity’. Una entidad que, con menos de siete meses desde su puesta en marcha, nace con el propósito de “ayudar a la gente a través de la robótica y la inteligencia artificial”.

Una apuesta que llena “de orgullo” al alcalde de la ciudad, que reconoce cómo gracias a iniciativas como ésta, el nombre de Almería reluce en el ámbito internacional. De los 50 participantes que han concurrido al concurso de la OTAN, la idea planteada por la empresa almeriense ha quedado entre las 10 primeras clasificadas como mejores. La OTAN, cada año, lanza un concurso y plantea un problema. En esta ocasión, preguntaba cómo desplegar un convoy militar con ayuda humanitaria en una ciudad dónde hay conflicto en algunos barrios considerados peligrosos, expone González, que aclara cómo su proyecto ha aplicado una técnica que se llama 'redes neuronales', que es parte de inteligencia artificial, para, a través de cámaras que hay en las calles, reconocer automáticamente el nivel de peligro que hay en ese escenario.

“Haciendo el cómputo de todas las cámaras que hay en la ciudad, creamos un mapa, donde apuntamos la posibilidad de que en ese barrio haya un ataque terrorista, en otro desórdenes civiles, o en otro, paz. A partir de ahí los oficiales de la OTAN plantean desde dónde quieren ir y hasta dónde. Entonces, prosigue González, al mapa dibujado inicialmente, se le aplica otra técnica, la geoestadística, para obtener la ruta óptima entre esos dos puntos. “En el mundo militar, la ruta óptima no es la más corta, sino la más segura, y la que ofrece mayor confort”, especifica este ingeniero, que reconoce cómo la valoración de su proyecto ha alcanzado buena nota “no sólo por la idea, sino por la implementación real que se ha hecho de la misma”.

Tecnología aplicada a la agricultura

‘Robonity’, creada por Ramón González, cuenta a día de hoy con tres empleados y “vende tecnología”. “Somos expertos en robótica, en inteligencia artificial y visión por computador, lo que permite, aplicar toda esta tecnología a los retos que plantean los clientes”, explica. Por lo pronto, esta nueva empresa de base tecnológica ofrece en Almería servicios a empresas de manipulado y ya han desarrollado alguna patente relacionada con productos tecnológicos dirigidos a facilitar la tarea en empresas agrícolas. “Es un reto crear una empresa, pero estamos contentos de hacerlo desde Almería para todo el planeta”, ha resumido González, que ha recibido las felicitaciones del alcalde de la capital. Para Fernández-Pacheco resulta digno de resaltar que “Almería siga siendo cuna de talento y, sobre todo, sea capaz de mantener ese talento aquí”.

Respecto al trabajo de Ramón González, el regidor entiende que es “un ejemplo de lo mejor que tiene nuestra sociedad. Se trata de un joven que estudió en la Universidad de Almería, que se ha formado en los centros más importantes del mundo y que ha regresado con carácter emprendedor para aportar su visión y todo lo que ha aprendido a la realidad de los almerienses”. Una apuesta que, además, insiste Fernández-Pacheco “crea puestos de trabajo”.

González ha volcado su experiencia como investigador de la Nasa y en el Instituto Tecnológico de Massachusets (MIT) en una empresa que ha ideado la fórmula más segura para llevar ayuda humanitaria a zonas de conflicto. Ha aplicado la técnica de redes neuronales o a la geoestadística de modo que ha resuelto satisfactoriamente el problema planteado por la OTAN para su concurso de soluciones tecnológicas.