12Diciembre2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Economía > Se reduce el optimismo sobre la situación de la economía en la provincia

Se reduce el optimismo sobre la situación de la economía en la provincia Foto de Miguel Blanco / Almería Información
02 Agosto 2018 Escrito por 

Se reduce el optimismo sobre la situación de la economía en la provincia

Como viene siendo habitual desde su nacimiento en 2013, el Colegio de Economistas de Almería y el Colegio de Titulares Mercantiles han cumplido con su cita semestral para dar a conocer los resultados del décimo barómetro de situación económica, que recoge las opiniones cualificadas de estos profesionales en distintos campos sobre la realidad de la economía en la provincia desde enero hasta junio de 2018.

El indicador de sentimiento económico de la provincia de Almería sigue retrocediendo durante la primera mitad de 2018. “Si seis meses antes era la situación en Cataluña y la inestabilidad institucional la que explicaba el descenso de aquel semestre, en esta ocasión puede ser el cambio de gobierno tras el triunfo de la moción de censura del PSOE, con unos apoyos muy justos y con fuerzas que puede provocar inestabilidad a nivel autonómico y estatal, ya que las encuestas se hicieron precisamente en ese periodo. El descenso ha sido de 31,01 hasta 17,10 puntos de un semestre a otro”, explica David Uclés, coordinador del barómetro.

El barómetro ha sido presentado junto a la decana presidenta del Colegio de Economistas, Ana Moreno, su homólogo en Titulares Mercantiles, Francisco Sierra, y el secretario de Economistas, Carlos Cano.

Paralelamente, se ha vuelto a reducir el optimismo sobre la situación de la economía de la provincia, lo que incluye a su vez a las perspectivas de inversión. Dato que contrasta con la situación personal de los colegiados, “nuestros colegiados afirman haber mejorado en el semestre”, añade David Uclés. Los factores limitantes del crecimiento económico de la provincia, son, a juicio de economistas y empresistas, la falta de infraestructuras de comunicaciones, la debilidad de la demanda y las dificultades de financiación.

En el otro lado de la balanza se encuentran los sectores, que mejoran y, por segunda vez en la historia del barómetro, el turismo supera a la agricultura. Ambos sectores siguen destacados sobre el resto, y el primero bate sus registros precedentes. Los demás sectores también mejoran sus valoraciones. Además, el barómetro muestra un incremento en la expectativa de los precios, pues el 55,1% de los economistas y empresistas piensan que crecerán en los próximos meses.

Cada barómetro incluye una batería de preguntas sobre un determinado tema. En esta ocasión ha sido sobre los efectos de la creación de la Universidad de Almería de la que se cumplen 25 años en 208. Los encuestados se muestran de acuerdo en los efectos positivos de la UAL sobre la economía y la sociedad, especialmente en la mejora de la cualificación media de los jóvenes. Entre los beneficios de la creación de la Universidad se encuentran que ha salido mano de obra cualificada durante la crisis, ha contribuido a la diversificación de la economía almeriense, y ha aumentado la creación de empresas innovadoras.
El Colegio de Economistas quiere con este barómetro analizar la coyuntura económica de la provincia y servir de herramienta para las empresas, administraciones y la sociedad.

"Los 31 puntos actuales siguen siendo el cuarto mejor registro de la serie, por lo que sería muy precipitado inferir un cambio de tendencia en la percepción económica que hiciera temer el enfriamiento de la actividad”, ha detallado el economista y coordinador del barómetro, David Uclés, en la presentación realizada junto a la decana presidenta del Colegio de Economistas, Ana Moreno, su homólogo en Titulares Mercantiles, Francisco Sierra, y el secretario de Economistas, Carlos Cano.

La caída de este semestre podría estar relacionada con el aumento de la incertidumbre generado por la situación en Cataluña tras la aplicación del artículo 155 de la CE y la celebración de las elecciones con un resultado favorable a las fuerzas independentistas.

Se ha reducido ligeramente el optimismo sobre la economía almeriense, tanto en lo que se refiere al momento actual como a las previsiones. No obstante, las opiniones expansivas están por encima del 45% en sendas variables. El ensombrecimiento de la confianza en la economía provincial ha tenido su reflejo en la personal. Así, el porcentaje de economistas y empresistas que consideran haber mejorado durante la segunda mitad de 2017 ha sido del 15,9%, casi seis puntos menos que en junio. Y son esos seis puntos los mismos en los que se ha incrementado la cuota de los que piensan que les ha ido peor. No obstante, las expectativas sobre el futuro personal mejoran sustancialmente. Un 36,2% espera un cambio positivo en su situación, tasa que es la mayor de las registradas hasta el momento en esta variable. Solo un 5,8% cree que va a ir a peor.

En línea con la reducción del optimismo, las opiniones sobre la inversión empresarial son menos positivas que en semestres anteriores, muestra síntomas de enfriamiento, en mayor medida que la confianza en la economía provincial. Un 62,3% de los economistas y empresistas encuestados piensa que se mantendrá estable. Eso sí, un tercio de los encuestados aún cree que esta aumentará. Si ya en semestres precedentes la tendencia era clara, la continuidad de la misma y el descenso de los porcentajes de los que piensan en incrementos de la inversión, nos llevan a concluir que el sistema de alimentación de la economía almeriense se encuentra lastrado por la incertidumbre, aunque no paralizado.

Agricultura y Turismo repiten como los sectores con mejor comportamiento, aunque ligeramente por debajo del semestre anterior, mostrando el turismo un mayor decaimiento que el resto. En esta ocasión, y en línea con la apreciación relativa sobre el momento de la economía provincial, el valor asignado a la situación de los sectores ha sido menor que hace seis meses, con la excepción de la piedra natural y el comercio menor. Por otro lado, seguimos con la configuración de tres agrupaciones de nivel bastante evidentes. En el primer grupo, el de los sectores destacados, sigue la agricultura ostentando el primer puesto con un sector turismo que se descuelga en este semestre de forma muy clara. En el segundo grupo están comercio menor y transporte, que apenas se mueven: el primero sube muy ligeramente y el segundo apenas decrece. Finalmente, construcción y piedra natural cierran la clasificación estrechando las diferencias entre ambos.

La expectativa sobre los precios es claramente alcista, ya que el 62,3% de los economistas y empresistas piensa que crecerán en los próximos meses. Es, además, la primera vez que el porcentaje de inflacionistas supera al de estacionarios, lo que nos lleva a pensar que, efectivamente, en los próximos meses veremos un nuevo repunte de la inflación, en línea con las previsiones de los distintos gabinetes de análisis y previsión.

La falta de infraestructuras de comunicaciones siguen siendo los principales factores limitantes del crecimiento económico en la provincia en la segunda mitad de 2017, según los encuestados. Detrás, vuelven a aparecer la debilidad de la demanda, que repunta algo en este semestre, y las dificultades de financiación, que sigue su senda decreciente y marca un nuevo mínimo. “Como ya hemos explicado en otras ocasiones, que estos dos obstáculos tiendan a la baja es una buena noticia, puesto que suelen aparecer en los momentos de crisis y debilidad de la actividad”, aclara David Uclés.

Pregunta coyuntural

“En cada barómetro incluimos una pregunta coyuntural sobre hechos destacados que pueden afectar de forma directa o indirecta en la economía. Desde el nacimiento de nuestra consulta, hemos afrontado sucesos destacados como la abdicación y proclamación de nuevo Rey, la repetición de las elecciones generales o las elecciones norteamericanas. En esta ocasión, la pregunta del barómetro hacía referencia a la situación política de Cataluña”, ha explicado la decana presidenta del Colegio de Economista, Ana Moreno.

El escenario que los economistas y empresistas colegiados de Almería consideran más probable es el del fin de la unilateralidad y la continuación del conflicto, pero a una menor intensidad (44,9%); aunque la segunda opción más respondida ha sido la continuación del enfrentamiento entre Estado y autonomía con iniciativas unilaterales (29%). La reconducción hacia una normalidad tensa ha acaparado el 21,7% de las respuestas y el acuerdo sobre un referéndum de independencia solo ha sido seleccionado por un 4,4%. En resumen, casi un 75% de los encuestados optan por el mantenimiento del enfrentamiento entre las dos autoridades principales en Cataluña, opción que sin duda tendrá repercusiones sobre la economía. Más aún si la situación se prolonga en el tiempo.

Como era de esperar, la evaluación del impacto realizada es acorde con las opiniones avanzadas sobre el escenario esperado. Así, las respuestas más repetidas han sido las de bastante y mucho, 58 y 23,2% respectivamente. Tan sólo el 2,9% cree que el efecto será irrelevante.