24Octubre2017

Está aquí: Almería Información > Playas de Almería > Cabo de Gata-Nijar

Un paraíso natural. Todas las playas y calas que se describen se integran en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, declarado recientemente Reserva de la Biosfera. Se trata de un espacio con un sinfín de valores ecológicos. Su geología, su fauna y su flora cuentan con valores y especies únicas en el mundo. La protección a que está sujeto, la escasez de núcleos urbanizados y las dificultades de acceso a algunas de estas zonas han logrado conservar el mayor tesoro natural de nuestra provincia.

Descubrir esta enorme costa en la que se alternan las zonas de acantilado con las pequeñas calas y con algunas playas amplias es una verdadera aventura realmente gratificante. Resulta demasiado difícil describir en tan poco espacio la gran belleza que atesoran todos y cada uno de los rincones de este Parque Natural.

A la multitud de atractivos naturales, de lugares donde sólo se escucha el sonido del mar, se unen otros valores no menos importantes.

El de mayor valor  es  sin duda el humano. Los habitantes de estas zonas también han conservado sus costumbres en la pesca, en las huertas, en la ganadería y en el campo.

Estas costas guardan de igual forma importantes restos monumentales y arqueológicos, normalmente ligados a la defensa de la costa  de los ataques de corsarios como las torres de Vela Blanca, Cala Higuera, Los Lobos y San Pedro, o los castillos de  los Escullos, San José, San Ramón de El Playazo o el de la Cala de San Pedro.

La mayoría de las playas son pequeñas calas escondidas a lo largo del acantilado-litoral volcánico del Parque Natural. La protección del espacio, delimitando los accesos a los vehículos, ha favorecido su carácter casi virgen.

Agua Amarga [ 1 ]. Encajada entre dos salientes, sus arenas son finas y de mansas aguas. Con bandera azul y muy buenas condiciones higiénicas con alto valor ecológico. Los amantes de excursiones pueden subir a Mesa Roldán donde se encuentran los restos de una antigua fortaleza costera.

Cala de Enmedio. Unas lomas adustas se desploman sobre el mar y trazan una especie de circo en el barranco que al final hacen surgir esta cala.

Cala del Plomo. Aguas traslúcidas como la mayoría de estas calas, de arenas blancas. Se accede tanto a la anterior como a ésta a través de la Rambla del Plomo.

Cala de San Pedro  [ 2 ]. Hasta llegar a ella hay que dar un largo paseo. Una bella ensenada y puerto natural en cuya cúspide se hayan los restos del Castillo de San Pedro, de época nazarí, se siguió utilizando posteriormente como lo indican varios añadidos del S.XVI.

Las Negras [ 3 ]. Playa con arena dorada. Por su proximidad a este núcleo costero suele tener mayores niveles de ocupación. Existe oferta complementaria y de alojamientos.

Cala del Cuervo [ 4 ]. Cala de poco más de cien metros. En sus inmediaciones existe un camping. Debe su nombre al Río Cuervo.

Playazo de Rodalquilar [ 5 ]. Al bajar de las Hortichuelas, el camino que se desvía a la izquierda en frente de Rodalquilar lleva hasta el Playazo. Una de las playas más extensas de la zona. Bellos acantilados, de arenas finas, tiene en su extremo otra de las fortalezas de la costa: el Castillo de San Ramón. Antes de llegar, un castillo más antiguo cercano a un palmeral, ha terminado como corral de ganado.

Cala de la Polacra [ 6 ]. Cala de difícil acceso –puede utilizarse barco– se encuentra en la base de la punta del mismo nombre.

Cala del Carnaje [ 7 ]. Una cala de piedras, de casi medio kilómetro. La preside el Cerro de los Lobos, en cuya cúspide se eleva una torre vigía diferente a las  del resto del litoral.

La Isleta o del Peñón Blanco [ 8 ]. Pequeño pueblo de pescadores, la playa mira al mar con el peñón o tómbolo desde el que despedían las mujeres a los hombres de la mar. Recomendable probar el pescado en alguno de sus restaurantes. Hay oferta de alojamiento.

El Arco y El Esparto [ 9 y 10 ].  A un lado y a otro del Castillo de San Felipe se extienden estas bellas playas. Muy cerca hay un camping y un hotel restaurante.

Cala Higuera.  Antes de entrar a San José, y pasando por el Camping Tau, se llega a esta playa. Arriba, en la zona alta, volvemos a encontrar una torre de similares características a la de los Lobos.

San José [ 11 ].  Pueblo blanco volcado al mar con puerto deportivo. Playa con bandera azul. Alojamientos y restaurantes, paseos en barco y actividades subacuáticas son algunas de las ofertas a las que puede acceder el visitante. Bandera azul.

Genoveses [ 13 ] Desde San José, un camino sin asfaltar lleva hasta esta playa que, junto a la Barronal [ 14 ] y Monsul [ 12 ]  conforman un bello conjunto de calas gracias a sus aguas, dunas y extrañas rocas volcánicas.

Cala Media Luna.  Más solitaria, quizás por estar más alejada junto con la del Carbón. Desde aquí una valla impide el paso a vehículos. Para continuar hasta el Faro sólo se puede realizar a pie o en bicicleta. Cercanas al Arrecife de las Sirenas, Cala Rajá y Cala Arena, completan el recorrido por estas costas del municipio de Níjar.

PARA AMANTES DE LA NATURALEZA.

 El Parque Natural Cabo e Gata-Níjar es uno de los espacios naturales protegidos más singulares de toda Europa. Declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, sus 36.000 hectáreas de superficie protegida son de una riqueza biológica incalculable, desde la Rambla de Retamar hasta Mesa Roldán y una franja marina de 12.000 hectáreas. Su clima semiárido ha conformado un paisaje donde hombre y naturaleza han alcanzado, hasta ahora, un perfecto maridaje, manteniendo uno de los pocos litorales vírgenes de la costa española.

Su origen volcánico ha dibujado un paisaje peculiar de formaciones montañosas que bordean toda la costa de Níjar, con increíbles acantilados y pequeñas playas vírgenes, que por su belleza han sido elegidas en numerosas producciones cinematográficas y publicitarias. La aridez de este territorio le hace poseedor de un gran número de endemismos delicados, adaptados perfectamente al medio, al igual que las personas que pueblan las pedanías, quienes han dejado muestra de un rico patrimonio etnográfico en su particular arquitectura de cortijos, aljibes, norias y molinos, diseminados por toda la costa y de los que aún quedan en pie varios ejemplos.

Este grupo de playas se encuentran en uno de los espacios naturales más importantes de la provincia. De ahí que el visitante deba tener un exquisito cuidado con todo lo que le rodea. Una pequeña planta o animal puede ser una especie única que sólo se desarrolla y vive en este espacio. Este cuidado y el nivel de protección de Parque Natural ha logrado mantener el carácter virgen de sus playas y paisajes.

Submarinismo para descubrir sus fondos y senderismo para ver cada una de las delicadas especies vegetales de esta cordillera volcánica que cae el mar son dos de las mejores opciones para conocer este espacio irrepetible.

PARA DORMIR

Cortijo El Sotillo, San José - Hostal La Isleta, Tel. 950 38 97 13 - Hotel Los Escullos Tel. 950 38 97 33 - Hotel Blanca Brisa , Tel. 950 37 00 01 - Cortijo del Aire, Tel. 950 52 52 12

PARA COMER

Hostal La Isleta, La Isleta  - La Ola, La Isleta  - La Tasquilla, Rodalquilar - Restaurante Alacena Azul, Rodalquilar - Hostal-restaurante El Dorado, San José  - La Cueva , San José

CAMPING

Los Escollos, Los Escollos – Tau, San José - Cabo de Gata, Ctra. Cabo de Gata



Más en esta categoría: « Almería Carboneras »