21Noviembre2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Clave Verde > Voluntarios recogen 900 kilos de residuos en las Amoladeras de Cabo de Gata
05 Noviembre 2018 Escrito por 

Voluntarios recogen 900 kilos de residuos en las Amoladeras de Cabo de Gata

El pasado domingo, 4 de noviembre, 65 personas de varios colectivos realizaron una jornada de voluntariado ambiental limpiando la playa de la Rambla de la Amoladeras. La jornada estuvo coordinada por el grupo local de Greenpeace y durante toda la mañana se recogieron 900 kilos de residuos.

Esta cifra se hace más meritoria si se tiene en cuenta que la mayoría de las basuras recogidas eran microplasticos provenientes de envases y productos de un solo uso, que se van deteriorando con el agua del mar y el sol.

El tamaño de los residuos complicó la labor de los voluntarios, pero es de vital importancia su retirada porque de no hacerlo son ingeridos por la fauna causando su muerte, en muchas ocasiones , o acumulándose en su organismo, introduciéndose en la cadena trófica y llegando a nuestra mesa.

Este tipo de actividades son de vital importancia no solo por retirar los residuos, sino que es fundamental analizar el origen de los mismos, porque sabiendo de donde proceden se pueden realizar campañas de sensibilización concretas. Gracias a la clasificación realizada se comprobó que los más abundantes eran los bastoncillos para las orejas y las toallitas que usamos en los baños. Residuos fáciles de erradicar si los ciudadanos hiciesen un esfuerzo por no arrojarlos al inodoro y depositarlos en la papelera. Otro de los más destacados fueron las colillas, también de fácil solución si los fumadores no las enterrasen en la arena. Estos residuos tardan más de diez años en descomponerse, pero en todo ese tiempo los químicos de sus filtros, pueden contaminar las aguas y ser ingeridos por muchas especies de aves marinas, con el consiguiente perjuicio para su salud.

Redes fantasma

Durante la mañana, un grupo de voluntarios, detectó una red enterrada en la arena, y se propusieron retirarla. La sorpresa fue cuando fueron comprobando la extensa longitud de la misma y la imposibilidad de hacerlo sin la ayuda de una maquina. Entre las redes encontraron los huesos de un cetáceo. Por el tamaño de sus vertebras podría ser de un calderón, pero hasta nuevos análisis no sabrán la especie de la que se trataba.

Muchas redes quedan a la deriva por roturas o abandonadas al capturar una especie no deseada de forma accidental, provocando el perjuicio de mucha fauna marina que queda atrapada sin posibilidad de escapar de la misma.

A pocos metros de la red abandona se encontraron los restos de un pequeño delfín. Los voluntarios llamaron al 112 para dar parte de los restos encontrados, personándose el Seprona para hacerse cargo de la gestión. La retirada tanto de la red, como de los restos de animales varados, corresponde, en este caso, al Ayuntamiento de Almería. Los organizadores se comprometieron con los voluntarios a hacer un seguimiento de la retirada de la red y comprobar el daño que hizo esta red fantasma.

Trabajo colaborativo

Uno de los logros de la exitosa jornada ha sido la colaboración entre diferentes organizaciones que llevan tiempo haciendo este tipo de actividades, pero que han decidido trabajar conjuntamente para tener mayor poder de convocatoria y, por consiguiente, conseguir mejores resultados.

En esta ocasión los colectivos participantes junto a Greenpeace, han sido Ocean Clean Project con gran experiencia en este tipo de actividades, PROMAR, asociación dedicada a la protección de los mares y la fauna marina, Ecologistas en Acción, la Asociación de Educación Ambiental El árbol de las piruletas, Ágata Verde y Almería Animal Save.