19Junio2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sucesos > La Policía Nacional detiene a una banda dedicada al cultivo y venta de marihuana
15 Noviembre 2018 Escrito por 

La Policía Nacional detiene a una banda dedicada al cultivo y venta de marihuana

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Almería un entramado de cultivo y venta de marihuana. Se han realizado tres registros domiciliarios, donde los policías se han incautado de 355 plantas de cannabis sativa, cogollos de la misma sustancia, útiles para un perfecto desarrollo de la plantación, una pistola de 9mm parabellum y 3.555 euros en efectivo, dinero éste como beneficio obtenido de la venta de droga y han detenido a tres personas -dos hombres y una mujer.

Las investigaciones se iniciaron a principios del pasado mes de julio, cuando los agentes tuvieron conocimiento mediante los canales propios de investigación, de una vivienda sita en la calle San Antonio de la barriada almeriense "Los Molinos", tratándose de una casa de dos plantas y patio medio derruida y no habitable, la cual estaba siendo utilizada para el cultivo de la marihuana. La casa contaba con sofisticados sistemas eléctricos y de regadío, teniendo unas instalaciones perfectamente estructuradas para el crecimiento de la plantación. Todo ello enganchado ilegalmente a la red eléctrica. Se daba la circunstancia de que el inmueble había sido ocupado ilegalmente desde hace meses y en la actualidad pertenece a una constructora.

Entramado delictivo

Los principales investigados, un matrimonio, contaban con un socio, los cuales entre los tres mantenían una estructura "empresarial" con reparto de funciones. Así, mientras el "socio" vigilaba, cuidaba y vivía en casa ocupada de la plantación, con tres máquinas de aire acondicionado funcionando las 24 horas del día, una fuerte luminosidad que era reflejada en las ventanas proyectada por lámparas de alto voltaje, la mujer del líder de la trama, regentaba un negocio a escasos 250 metros dónde radicaba la plantación.

En ese negocio se suministraba todo lo relativo al cultivo de marihuana -semillas, turba, productos, etc. Y aprovechando esta "tapadera", vendían en cogollos y por gramos la droga ya seca. Mientras tanto, el líder de la trama, era el encargado de supervisar tanto el cultivo, producción y venta.

Cuatro meses de investigaciones

Una vez conocida toda la información, el pasado día 9 de noviembre, tras cuatro meses de investigaciones, se llevo a cabo un despliegue de seguridad en el Barrio de los Molinos. En uno de los registros practicados, se incautaron 355 plantas de marihuana que arrojaron un peso aproximado de 7 kg., 200 gramos de cogollos de cannabis sativa, 38 transformadores, 29 lámparas halógenas, 29 bombillas de 600 W, tres extractores de aire, y tres filtros de aire.

Tras la actuación policial, y dado que además la vivienda poseía una acometida ilegal de luz, operarios de la compañía eléctrica procedieron al desenganche ilegal y al restablecimiento normal del suministro en el barrio.

En un segundo registro practicado en la vivienda habitual del matrimonio fueron intervenidas: Una pistola marca “Star” del calibre 9mm. parabellum con tres cartuchos sin percutir, la cual figuraba como sustraída desde el año 2016 en una vivienda; un vehículo estacionado en el parking subterráneo del edificio y 3.555 euros en metálico.

En el registro llevado a cabo en el establecimiento de venta de útiles para el cultivo de marihuana, los agentes de la Policía Nacional intervinieron entre otros objetos, una balanza de precisión y una envasadora al vacío.

Prisión para dos de los detenidos

Los tres detenidos, han pasado a disposición del juzgado de instrucción número tres de Almería, acusados de los presuntos delitos contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, defraudación de fluido eléctrico y usurpación de inmuebles. El cual ha decretado prisión para los dos hombres arrestados en la operación.