15Diciembre2018

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > Cuevas del Almanzora recibirá 4,8 millones para la modernización de 1.400 hectáreas de regadío

baners JUNTA-PARALELO

05 Diciembre 2018 Escrito por 

Cuevas del Almanzora recibirá 4,8 millones para la modernización de 1.400 hectáreas de regadío

El Consejo de Gobierno ha autorizado una subvención de 4,83 millones de euros a la Comunidad de Regantes de Cuevas del Almanzora para respaldar su proyecto de modernización de 1.444 hectáreas de regadíos hortícolas y cítricos en este municipio almeriense.

La ayuda, cofinanciada por la Unión Europea, permitirá acometer una inversión total de 8,89 millones de euros y facilitará la generación de más de 15 empleos directos en la fase de obras, a los que se unirán más de 14.000 jornales anuales derivados de los incrementos de producción una vez finalizadas las obras.

Entre otros trabajos, está prevista la construcción de una balsa de riego para el almacenamiento y regulación; un nuevo bombeo para su llenado en las horas de tarificación eléctrica más barata; la sustitución de conducciones en mal estado y de diámetros insuficientes, y la ampliación de la red de distribución para cubrir las zonas más altas y permitir el suministro de agua a presión en todas las parcelas.

Asimismo, se instalarán contadores en todas las tomas, lo que permitirá controlar el consumo y eliminar las pérdidas, y se reparará el salmueroducto que conduce las aguas procedentes de la planta desalinizadora, dañado por la riada del año 2012.

Para desarrollar el proyecto la comunidad de regantes se ha comprometido a ajustar sus dotaciones a 3.736,61 metros cúbicos anuales por hectárea.

El incentivo aprobado se incluye la última convocatoria de ayudas a las comunidades regantes, resuelta el pasado mes de octubre con una dotación de 38,05 millones de euros. Las subvenciones, inicialmente presupuestadas en 24 millones y ampliadas para atender a todas las solicitudes que cumplen los requisitos, apoyarán unas inversiones totales de 55,4 millones de euros en proyectos de modernización promovidos por 18 comunidades y más de 9.000 agricultores. Se conceden en régimen de concurrencia competitiva y cubren el 60% del gasto total en obras de modernización de infraestructuras colectivas de riego, mejora energética y ahorro de agua, con una consideración especial para los proyectos promovidos por mujeres y personas en situación de desventaja social. En los casos de mayores ahorros de agua y de zonas económicamente desfavorecidas, la cobertura puede llegar hasta el 80% de las inversiones.

El regadío suma en Andalucía 1,17 millones de hectáreas (una cuarta parte del total nacional), lo que supone el 32,3% de la superficie cultivada en la comunidad. Sus cultivos generan el 63% del empleo agrario (más de 192.000 personas), aportan el 64% de la Producción Final Agraria y generan el 40% de las ayudas de la Política Agrícola Común.

La mayor parte de la superficie corresponde al olivar, con 470.576 hectáreas en toda la comunidad. Le siguen los regadíos del Medio y Alto Guadalquivir (192.844); Bajo Guadalquivir, Guadalete y Barbate (166.482); depresiones interiores (91.787); intensivos de Almería (54.291); intensivos del litoral atlántico (51.532); cítricos y subtropicales mediterráneos (47.482) y regadíos de sierra (31.407).

Las zonas regables de la comunidad autónoma han duplicado su superficie durante las dos últimas décadas, en un proceso que ha tenido especial significación en las zonas más dinámicas y de mayor potencial exportador de la agricultura andaluza, como los invernaderos de Almería, los cultivos de fresa y cítrico de Huelva y el olivar jiennense. Durante este periodo, la Junta y las comunidades de regantes han desarrollado proyectos de ahorro de agua y energía en más de medio millón de hectáreas, con unas inversiones conjuntas superiores a los 1.657 millones de euros. Los proyectos de modernización desarrollados han permitido sustituir casi la mitad de todo el riego en superficie por sistemas de aspersión y localizados, más eficientes en el uso del agua. Como consecuencia, los regantes andaluces utilizan ahora un 25% menos de agua y pueden atender un 36% más de superficie.