24Agosto2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Clave Verde > La demolición de El Algarrobico, entre los retos para 2019 según Greenpeace
La demolición de El Algarrobico, entre los retos para 2019 según Greenpeace Greenpeace
28 Diciembre 2018 Escrito por 

La demolición de El Algarrobico, entre los retos para 2019 según Greenpeace

Greenpeace acaba de hacer balance de 2018 en materia de medioambiente. Además de constatar que el ejercicio dejará tras de sí un ascenso de los líderes populistas que "amenaza el Acuerdo de París y rebaja la acción climática", mirando hacia 2019 el colectivo ha apuntado a una serie de retos pendientes, entre los que incluye un año más la demolición de El Algarrobico, hotel construido en suelos del parque natural de Cabo de Gata-Níjar, así como el desarrollo de una PAC "justa y verde". Por su parte, la profusión de pozos ilegales de agua en España, entre lo peor del año que ahora se cierra.

Comenzando con los pasos adelante, que los hay, Greenpeace ha enumerado lo que, a su juicio, ha representado "lo mejor de 2018" en cuanto al medio ambiente. Así, el colectivo destaca los siguientes avance en el plano nacional: 

  • Impuesto al sol. Tras años de campaña se consigue la eliminación del impuesto al sol y demás trabas al autoconsumo de energías renovables.
  • Energías renovables. Greenpeace España participa en el primer molino eólico comunitario del Sur de Europa junto a 500 organizaciones y particulares y le contrata directamente todo el suministro eléctrico para sus oficinas.
  • Carbón. Las organizaciones que conforman la alianza ‘Un Futuro Sin Carbón’ salen a la calle en 21 movilizaciones ciudadanas por toda España, incluyendo todas las comunidades autónomas donde aún hay centrales térmicas de carbón, para pedir el fin de este combustible fósil antes de 2025. El documental de Greenpeace “El lado oscuro del carbón” se proyecta en decenas de localidades.
  • Energía ciudadana: Greenpeace y la Fundación Fiare publican el primer mapa de iniciativas de participación ciudadana en energías renovables.
  • Cetáceos. Se crea un gran corredor como Área Marina Protegida en el Mediterráneo libre de extracciones de gas y petróleo que protegerá las migraciones de cetáceos.
  • Posidonia. Se aprueba el Decreto sobre la conservación de la Posidonia en las Illes Balears que protege 650 km2 de esta planta marina.
  • Incendios. La Comunidad de Madrid va a ayudar a pequeños municipios a elaborar planes de evacuación y la Fiscalía de Medio Ambiente ha enviado un requerimiento a los ayuntamientos para recordar que los planes de preventivos y de emergencia son obligatorios.
  • Movilidad sostenible. El Ayuntamiento de Madrid pone en marcha “Madrid Central”, un proyecto para reducir la contaminación ambiental y el tráfico motorizado en el centro de la ciudad, apoyado por 1.400 organizaciones entre las que se encuentra Greenpeace.
  • Ganadería. Greenpeace suma fuerzas con más de 30 plataformas y organizaciones contra la ganadería industrial.
  • Residuos. El Parlamento de Navarra aprueba la Ley de Residuos más avanzada de todo el Estado para acabar con los productos de un solo uso y volver a los reutilizables.
  • Cierre de Valdemingómez. El Ayuntamiento de Madrid anuncia el cierre de la incineradora de Valdemingómez para 2025. La Alianza Incineradora de Valdemingómez NO, de la que forma parte Greenpeace, ha sido vital para conseguir esta decisión.
  • Política. La creación de un ministerio para la Transición Ecológica es vital para que la lucha contra el cambio climático y la conservación de la biodiversidad y el territorio pasen a ser prioritarios.

Lo peor de 2018 para el medio ambiente

En la otra cara de la moneda, entre lo peor del ejercicio que se cierra, el colectivo apunta a las siguientes materias, entre las que figura la existencia de más de un millón de pozos ilegales de agua en el ámbito nacional. 

  • Medio Ambiente. Un análisis hecho por Greenpeace muestra un recorte del 56,5% del presupuesto destinado al medio ambiente en los últimos diez años.
  • Energías sucias (pagos por capacidad). Una investigación de Greenpeace destapa que hemos pagamos 18.000 millones de euros en subvenciones a las energías sucias en nuestra factura de la luz.
  • Agua. Greenpeace estima que en la actualidad podría haber más de un millón de pozos ilegales.
  • Biodiversidad. PP, PdeCat, Ciudadanos y PNV aprueban en el Congreso la reforma de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad en contra del criterio de la comunidad científica y de conservación.
  • Madera ilegal. Greenpeace denuncia la dejadez de las administraciones públicas ante la entrada de madera ilegal, el mayor delito medioambiental a escala global, en España. Especialmente grave la permisividad de la Xunta de Galicia y la entrada de madera de sangre de Brasil a través del puerto de Vigo.
  • Costas: Greenpeace denuncia que el 80% de los recursos ambientales de la costa están degradados tras 30 años de urbanización masiva.
  • Incendios. El 80% de los municipios españoles en zonas de alto riesgo de incendios no tiene planes de emergencia. Solo cinco de las 17 comunidades autónomas tienen planes de prevención de incendios forestales.
  • Biodiversidad marina. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ignora las consideraciones científicas y autoriza la pesca del coral rojo, especie en peligro de extinción.
  • Defensa de la naturaleza: hostigamiento a la Sargento del SEPRONA, Gloria Moreno, por su decidida labor de denuncia de casos de maltrato animal, en el cumplimiento de sus funciones.
  • Movilidad sostenible. Barcelona rechaza el paso del tranvía por la avenida Diagonal, una medida imprescindible para fomentar el uso del transporte público.
  • Salud: Madrid se sitúa entre las peores ciudades europeas en calidad de aire según el ranking de movilidad sostenible de Greenpeace.
  • Desarme. El Gobierno ha mantenido la política de comercio de armas del anterior gobierno, permitiendo la exportación de armas a países que violan los derechos humanos. Especialmente grave es la exportación de armamento a Arabia Saudí y el riesgo de ser utilizado en la guerra de Yemen.
  • Ley Mordaza: a pesar de las reiteradas promesas de derogación, la Ley mordaza sigue vigente, y con expectativas de que su reforma quede en un mero maquillaje.

Algarrobico y una PAC "justa", entre los retos

Con la mirada hacia el futuro, Greepeace ha planteado como principales retos pendientes los siguientes. Entre ellos figura, un año más, la demolición del hotel de El Algarrobico, en Cabo de Gata.

  • Elevar la ambición climática de la Unión Europea hasta establecer 2040 como año de emisiones netas cero, manteniendo a España entre los países que reclaman asumir mayores compromisos.
  • Establecer, dentro del Plan Nacional integrado de Energía y Clima, un calendario para el abandono de todas las energías sucias y su sustitución por energías renovables con participación de la ciudadanía. En 2019 tiene que iniciarse el proceso de cierre de la central nuclear de Almaraz y tiene que haberse decidido el cierre del 60% de la potencia de carbón para 2020.
  • Incluir en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética el objetivo de acercar todo lo posible el sistema eléctrico a 100% renovable en 2030 y alcanzar el 100% de la demanda de energía final total con energías renovables acorde con lograr emisiones netas 0 en 2040 y que tenga en consideración la importancia del sector agrícola tanto para la mitigación del cambio climático como en las medidas de adaptación.
  • Demolición del hotel ilegal de El Algarrobico, haciendo efectivas las sentencias judiciales.
  • Parar los nuevos planes de destrucción de los últimos espacios sin construir del Estado y de alto valor ambiental, incluyendo la urbanización, contaminación y el robo de agua.
  • Garantizar un Tratado de los Océanos de Naciones Unidas que permita la creación y la gestión global de santuarios en alta mar.
  • Poner en evidencia la huella ecológica de las importaciones de la UE de materias primas (aceite de palma, soja, carne, caucho, madera o papel) procedentes de la deforestación como forma de evitar las emisiones de gases de efecto invernadero y la pérdida de biodiversidad.
  • Exigir el cumplimiento de la normativa autonómica de planificación contra incendios a través de la Ley de Montes y de la Directriz Básica de Protección Civil
  • Más compromisos y actuaciones de las ciudades españolas para ser más sostenibles fomentando una movilidad sostenible, priorizando a las personas en las ciudades, fomentando una alimentación sana con una reducción de carne en los menús y gestionando de manera eficiente sus residuos plásticos dando alternativas de rellenado y reutilización.
  • Incremento de la concienciación sobre los impactos negativos de la ganadería industrial y el consumo desmesurado de carne y otros derivados animales para nuestra salud y la del planeta y consecuente reducción del consumo de estos productos, tanto a nivel individual como institucional (comedores colectivos).
  • Desarrollo de una Política Agrícola Común (PAC) justa y verde que deje de apoyar un modelo agrícola destructivo y sirva para ayudar a frenar las peores consecuencias del cambio climático y de la aniquilación biológica.
  • Cumplimiento estricto por parte del gobierno de la Ley de Control de Comercio de Armas y paralización de la exportación de armas a Israel y los países de la coalición encabezada por Arabia Saudí en Yemen.
  • Avanzar hacia un marco jurídico vinculante de rendición de cuentas y reparación del daño por parte de las corporaciones respecto a sus impactos en el medio ambiente y los derechos humanos, tanto a nivel nacional (mediante una Ley de Diligencia Debida), como bajo el auspicio de Naciones Unidas, con la aprobación de un Tratado Vinculante sobre Empresas y Derechos Humanos.
  • Plena aplicación del Reglamento EUTR (EU Timber Regulation) y Real Decreto 1088/2015, que asegure la legalidad de la madera y productos de madera comercializada en la UE mediante la implantación de sistemas de Diligencia Debida por parte del sector importador de madera en España.
  • Lograr definitivamente una reforma de la Ley Mordaza que se adecúe a los estándares internacionales de derechos y libertades democráticos, y que proteja de forma efectiva el ejercicio del derecho a la protesta pacífica.