21Septiembre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > Inquietud en el campo almeriense por el desplome del precio de la sandía

baners JUNTA-PARALELO

13 Mayo 2019 Escrito por 

Inquietud en el campo almeriense por el desplome del precio de la sandía

La rebaja fiscal contra la que Coag Almería y Asaja Almería se manifestaron días atrás no es la única fuente de incertidumbre para el campo almeriense. A esta se suman ahora los precios de los productos hortofrutícolas, en este caso la sandía, cuyo rápido desplome ha generado incertidumbre entre los productores de la provincia.

Así lo ha señalado en un comunicado Asaja-Almería, que ha trasladado su preocupación por la "brusca caída" de los precios en origen de la sandía que, en un momento clave de la campaña de primavera, se han hundido un 60% en apenas 15 días, y han caído un 48% solo durante este mes.

Sandía a 20 céntimos el kilo

“Esta semana estamos vendiendo sandía blanca a unos 20 céntimos/kilo, y hay variedades que se han vendido incluso a menos, unos precios que no son los habituales en esta época del año, de hecho son totalmente inusuales”, señala Pascual Soler, Presidente de ASAJA.

Esta situación se produce en un momento en el que el sector había comenzado la campaña "con buenas sensaciones" y con una producción que se ha desarrollado sin problemas, señalan. Además, los productores disponen de una mayor cantidad de producto de alta calidad.

Cae la demanda de sandía

Con esto, entre las causas que Asaja baraja como causa de esta situación está la paralización del mercado por la falta de demanda, ya que las temperaturas que se han estado viviendo en Europa no han motivado el consumo de esta fruta y la situación ha terminado por repecutir a los precios en origen, que en este mes de mayo han seguido cayendo de forma brusca.

“Hace 4 años ya atravesamos una situación similar en esta época, pero los precios no estaban tan bajos”, recuerda Pascual Soler, antes de añadir que “lo que de verdad nos preocupa es que va a ser difícil recuperar las pérdidas generadas por estos precios”.

Unos precios que, según informa el colectivo, no sólo son inferiores a los del año pasado (cuando se atravesó una situación excepcional), sino que están muy por debajo de la media de los últimos cuatro años, que se situó en los 40-45 céntimos a estas alturas del mes de mayo.