15Octubre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sociedad > El anteproyecto del presupuesto andaluz contempla incremento del 5%
Entrega del presupuesto al Parlamento de Andalucía. Entrega del presupuesto al Parlamento de Andalucía.
03 Junio 2019 Escrito por 

El anteproyecto del presupuesto andaluz contempla incremento del 5%

El Consejo de Gobierno presentó el pasado viernes el anteproyecto de ley del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía para 2019, que asciende a 36.495,5 millones de euros, de los que 20.343 millones se destinarán a gasto social, un 5,9% más. El detalle para la provincia se conocerá este lunes, cuando la delegada de la Junta de Andalucía en Almería, acompañada del resto de delegados provinciales, presentarán las cuentas en su desglose territorializado.

Entretanto, desde el Gobierno andaluz se asegura, en un comunicado oficial, que estas cuentas "combinan el mayor incremento de la historia en sanidad, dependencia y educación con una rebaja fiscal para el impulso al crecimiento económico". Además, prosiguen, "mantienen el nivel de inversión, con un esfuerzo especial en el buen aprovechamiento de los fondos europeos y en la ejecución presupuestaria real de las partidas consignadas, restituyen los derechos de los empleados públicos y consolidan plenamente las plantillas de personal en ámbitos como la educación y la sanidad".

Este mismo lunes ya han comenzado los contactos con los diferentes grupos para sondear y negociar los posibles apoyos para poder aprobar este nuevo presupuesto andaluz. Si no hay nada en contra en los detalles presupuestarios, estas cuentas saldrán adelante con el apoyo PP, Ciudadanos y Vox.

Los ingresos del presupuesto de 2019 ascienden a 36.495,5 millones de euros, lo cual implica una subida de 1.736 millones de euros, un 5% más con respecto al ejercicio anterior. Este aumento tiene una especial importancia si tenemos en cuenta que para reducir el déficit del 0,4% al 0,1% hay una disminución de recursos disponibles de 479,7 millones de euros, con lo que crece el gasto pero no a costa de la deuda. Los presupuestos incrementan un 7,9% las partidas de Sanidad (758 millones de euros más); un 3,5% las de políticas educativas (256 millones más) y un 5% las dedicadas a Conciliación, Igualdad y Familias (115 millones de euros más).

Las entregas a cuenta (lo que le corresponde a Andalucía por impuestos compartidos y los distintos fondos previstos en el sistema de financiación autonómica) van a crecer un 7,7% con respecto al año anterior y los tributos gestionados por la comunidad autónoma se incrementan un 10%, mientras que los tributos propios mejoran un 20,5%. Con los ingresos del sistema de financiación, los tributos cedidos y propios tenemos, en la práctica, el 84% del presupuesto.

Gasto por capítulos

El Capítulo I (gastos de personal) recoge prácticamente un tercio de esos nuevos 1.736 millones de euros que hay en el presupuesto de 2019. Esto se debe a la restitución de derechos para los empleados públicos andaluces tras los recortes sufridos en años anteriores, además de las mayores dotaciones de plantilla en el Servicio Andaluz de Salud y Educación (donde se mantiene un crecimiento en plantilla de unos 750 efectivos). A su vez, se consolida la repercusión de nuevos convenios colectivos y negociación colectiva en diversas áreas, como Justicia y Universidades. En total, el capítulo I crece un 5,4%.

El Capítulo II (gastos corrientes en bienes y servicios) crece un 12,8% como reflejo del crecimiento en gasto social, ya que se ha incluido el gasto real estimado por las compras del Servicio Andaluz de Salud en medicamentos y otras provisiones esenciales para el funcionamiento del sistema sanitario público.

El Capítulo III (gastos financieros) desciende en 81,5 millones de euros. Esto se debe a que la partida de intereses a pagar por la deuda se encontraba sobredimensionada en anteriores presupuestos para guardar reservas para insuficiencias en otros capítulos.

El Capítulo IV de transferencias y subvenciones corrientes aumenta un 5,4%, en buena parte por la financiación de la universidad, corporaciones locales y entidades instrumentales relacionadas con la Salud, la Dependencia y la Educación.

El Capítulo V es el fondo de contingencia, para afrontar posibles crisis, que está dotado con 16 millones de euros. Los Capítulos VI y VII de inversiones reales y transferencias de capital se mantienen con respecto a 2018, con un leve crecimiento de 1,2 millones de euros que denota el esfuerzo que se ha realizado en sostener esta partida.

Se completa el presupuesto del año 2019 con los 4.271,7 millones de euros de operaciones financieras, en los Capítulos VIII y IX, donde se incluyen las amortizaciones de la deuda y otros gastos financieros de menor relevancia.

Gasto por Consejerías

Las dos consejerías con un mayor peso en el presupuesto de 2019 son la de Salud y Familias y la de Educación y Deporte, con una dotación de 10.603,9 y 6.620,2 millones de euros, respectivamente, seguida de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación (que cuenta con 2.112,4 millones de euros). Las tres representan el 53% del gasto total para 2019, siendo sus incrementos respecto al ejercicio anterior muy significativos: 7,7%, 3,8% y 4,4% respectivamente.

Entre las consejerías, destacan los crecimientos relativos registrados en los presupuestos de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Local (15,7%), Hacienda, Industria y Energía (11,8%) y Fomento, Infraestructura y Ordenación del Territorio (8,3%). Comparando los datos presupuestados para 2019 con la liquidación provisional de 2018 se observan incrementos significativos, destacando Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, con un incremento superior al 69,6%.

El esfuerzo inversor de la Junta de Andalucía en 2019 se eleva hasta los 3.701,3 millones de euros, montante que representa el 11,5% del gasto no financiero total del presupuesto para este ejercicio. La apuesta inversora del Gobierno andaluz para 2019 equivale al 2,2% del PIB de la comunidad autónoma y es la de mayor volumen en valores absolutos de los últimos seis años. De los 3.701,3 millones de euros presupuestados para inversión pública: el 35,2% corresponden a inversiones directas de la Junta de Andalucía y el 64,8% (2.398,1 millones euros) son transferencias de capital. Comparando los datos presupuestados para 2019 con la liquidación de 2018, observamos un crecimiento significativo de las operaciones de capital que, en conjunto, aumentan un 85,1%.

Analizando la inversión en 2019 por consejerías consolidadas (incluyendo en el presupuesto de gastos de las consejerías los créditos de sus correspondientes agencias administrativas y agencias de régimen especial), la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, con 1.160,7 millones de euros (el 31,4% del total) es la sección presupuestaria que concentra el montante inversor más elevado, con un significativo incremento respecto al año anterior: un 25,6%.

Seguidamente, se situarían la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad, con 1.028,7 millones de euros (el 27,8% del total), tras sumar un 8,3% a su importe de 2018, y la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, que concentra el 13,8% del presupuesto inversor 2019, con un total de 512,4 millones de euros. En conjunto, estas tres consejerías acaparan el 73% de la inversión pública en 2019.

Gasto por políticas

Las cuentas de 2019 son una expresión del cambio de orientación que el nuevo Gobierno andaluz desea para la política presupuestaria de la comunidad autónoma. Bajo la premisa de optimizar el uso de los recursos públicos, garantizando una gestión eficaz y eficiente, se han diseñado los contenidos de las políticas que se van a detallar a continuación y que obedecen a las prioridades del ejecutivo: favorecer el crecimiento económico y el empleo, con un decidido apoyo al gasto social.

Con un crecimiento medio del 5% respecto al año anterior, el presupuesto de 2019 tiene un eje básico en las actuaciones de Dinamización Económica e Industrial, cuyos fondos aumentan un 26,7%, hasta los 589,6 millones de euros. Si a ello se unen los recursos destinados al Empleo y el Trabajo Autónomo, el importe alcanza 1.643,3 millones de euros.

Dentro de los servicios públicos fundamentales, la política de Sanidad sigue siendo la que absorbe más recursos, y en 2019, además, estos se incrementan un 7,9%, lo que eleva su presupuesto hasta los 10.409,8 millones de euros. Después se sitúa la política de Educación que, con un incremento del 3,5% sobre 2018, alcanza los 7.508,7 millones de euros.

Completando este bloque se encuentra la política de Conciliación, Igualdad y Familias, cuyos fondos aumentan en 2019 en 115,6 millones de euros, llegando a disponer de 2.424,6 millones de euros, un 5% más.

Con crecimientos superiores al promedio se encuentran las políticas de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, que aumenta un 14,3% y se sitúa en 2.752,9 millones de euros, la de Vivienda, Urbanismo y Ordenación del Territorio, con un 16,4% por encima del presupuesto de 2018, Infraestructuras Hidráulicas y de Transporte, que aumenta un 9,5% y Justicia e Interior, con una aportación adicional de fondos del 6,1% frente al año anterior.

Las partidas destinadas a Cultura y Deporte reciben en conjunto 231,5 millones de euros, un 3,7% más que en 2018 y hasta 3.329,1 millones de euros se dirigen a la Cooperación y Finan- ciación de las Corporaciones Locales, un 3,5% por encima del ejercicio anterior. El Gobierno actual ha proyectado para 2019 una dotación del Fondo de Participación de los Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica) con un incremento del 2% (9,6 millones más), hasta los 489.600.000 euros, reforzando su compromiso con las corporaciones locales.

Por su parte, las asignaciones para la cobertura de la deuda pública (intereses y amortizaciones) se mantienen en un nivel similar al del año pasado con 4.573,8 millones de euros. Finalmente, las políticas vinculadas con los servicios generales, como la Administración Financiera y Tributaria y la Administración y Dirección de la Junta de Andalucía y sus Instituciones disponen de 10,3 millones de euros por encima de su dotación de 2018.

Esfuerzo para verificar la ejecución

Los presupuestos reflejan un esfuerzo muy considerable para verificar que lo que se ha consignado a cada política se ejecuta en el máximo grado posible, lo cual obliga a intensificar las medidas de supervisión para evitar cualquier posible desviación que comprometa el cumplimiento de las Cuentas Públicas.

El articulado del presupuesto incluye así toda una serie de medidas que elevan el control sobre la administración instrumental, además de intensificar los mecanismos que garantizan el cumplimiento de la previsión del presupuesto. También se mejoran notablemente los procedimientos para elevar el grado de justificación de subvencio- nes, como reiteradamente ha solicitado la Cámara de Cuentas. Y se recogen medidas de eficiencia, como el establecimiento del marco jurídico presupuestario necesario para facilitar la racionalización y centralización de la contratación en la Administración de la Junta de Andalucía, lo cual generará orden y ahorro.

El rigor en la ejecución del presupuesto, con el cumplimiento del déficit, la regla de gasto y el objetivo de deuda, nos encamina a un escenario en el que aspiramos al déficit cero en 2020 y se pondrán las bases para tener superávit presupuestario en los ejercicios posteriores. De hecho, según las previsiones del Banco de España, el cumplimiento del objetivo de déficit unido al crecimiento del PIB, hará que en 2019 la ratio de deuda sobre el PIB baje del 21,9% de 2018 al 21,4%, una tendencia que debemos reforzar.

También debemos tener en cuenta que el sistema de financiación de las comunidades autónomas causa un grave perjuicio a Andalucía, que acumula un amplio diferencial negativo con los ingresos medios por habitante del resto de autonomías.