19Noviembre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Clave Verde > Rescatada una tortuga boba enredada en redes de pesca y plásticos en Garrucha
27 Agosto 2019 Escrito por 

Rescatada una tortuga boba enredada en redes de pesca y plásticos en Garrucha

Voluntarios de Equinac y la Guardia Civil ha rescatado a una tortuga boba avistada por el usuario de una moto de agua cuando se encontraba enredada en una red de pesca, plásticos, así como una caja de poliestireno.

La operación se produjo sobre las 16:00 del domingo, 25 de agosto, cuando se recibió en el centro operativo de comunicaciones de la Guardia Civil aviso sobre la localización de una tortuga boba enredada en redes de pesca, plásticos y cajas de poliestireno a pocos metros de la playa de Garrucha (Almería).

Avisados los equipos de emergencia y activados los componentes de la red de varamiento de Equinac por el 112, los agentes de la Guardia Civil se trasladaron con rapidez al punto de llegada de la tortuga.

Traslado al centro de recuperación de Equinac

Con gran esfuerzo dado el gran tamaño y peso de  la tortuga, se logró en un primer lugar la práctica de los primeros auxilios en el mismo punto de llegada y su posterior traslado al centro de recuperación de Equinac en Almerimar (El Ejido).

La tortuga boba es una de las especies que se encuentra más amenazada por la existencia de plásticos y redes abandonadas. Esta especie es de las más grandes en tamaño de las tortugas marinas, llegando en algunas ocasiones a medir hasta 1,2 metros de largo.

El plástico en el mar amenaza a estas especies

Las principales amenazas para esta especie son la existencia de plásticos en el mar, las redes de arrastre, palangres, nasas, etc... y está incluida en el apéndice I de CITES y en el catálogo español de especies amenazadas como especie vulnerable.

La Guardia Civil desarrolla una importante labor en cuando a protección de la naturaleza y en nuestra provincia muy relacionada con la protección de espacios naturales protegidos y el medio marítimo, y recuerda la necesidad de no manipular a los animales si se hallan varados en la playa, y la necesidad de avisar con urgencia a los teléfonos de emergencias o al 062 para que por parte de personal cualificado se proceda a su traslado y recuperación.