Imprimir esta página
Carretera cortada en Vera. Carretera cortada en Vera.
13 Septiembre 2019 Escrito por 

El temporal deja un fallecido en la capital y decenas de incidencias en la provincia

Una persona fallecida en la capital, decenas de incidencias en distintos puntos de la provincia, viviendas y calles anegadas, carreteras cortadas, el aeropuerto cerrado, y clases suspendidas en casi una decena de municipios. Son los principales efectos de DANA a su paso por Almería, donde las aulas permanecerán cerradas este viernes en la capital, Níjar, Huércal de Almería, Pulpí, Huércal Overa, Cuevas del Almanzora, Vera, Vélez Rubio y Antas, municipios más afectados por las lluvias. Entre las últimas incidencias, en la que se emplean a primera hora de la mañana los servicios de emergencias y la Legión, figura el rescate de 70 personas que han quedado incomunicadas en el camping de Cabo de Gata. Pasadas las 7.00 horas del viernes, la delegada del Gobierno ha activado el nivel 2 de alerta por inundaciones.

Así, el alcalde de la capital, Ramón Fernández Pachecho, ha adelantado en una entrevista a la Cadena SER de la muerte de una persona en la capital a consecuencia de las tormentas registradas durante toda la mañana. Al parecer, un vehículo con tres ocupantes quedó atrapado en un túnel anegado de agua. Pese a los esfuerzos de la Policía Local y los Bomberos, que lograron rescatar a dos personas, la víctima habría quedado en el interior del coche.

Tal y como confirma la Policía Local, el vehículo en que viajaba el fallecido se anticipó al balizado de seguridad del túnel frente al hotel Tryp de la capital, anegado por la gran cantidad de agua caída en pocos minutos.

Mientras se recopilan más datos sobre este suceso, poco antes de las siete de la mañana de este viernes la delegación de Educación decretaba la suspensión de clases en Almería capital, Níjar, Huércal de Almería. Además, desde este departamento se aconseja la suspensión de clases en el resto de municipios del Levante y el Norte de Almería.

Esta decisión se suma a la adoptada horas antes, por la que se acordaba la suspensión de clases en Pulpí, Huércal Overa, Cuevas del Almanzora, Vera, Vélez Rubio y Antas.

Setenta personas incomunicadas en Cabo de Gata

Aunque minuto a minuto fuentes oficiales informan de nuevas incidencias, destacan entre las más recientes la operación de rescate emprendida en el camping de Cabo de Gata, donde incluso La Legión trabaja en el rescate de 70 personas que han quedado incomunicadas. Se prevé que sean evacuadas al Palacio de Congresos, donde recibirán atención de Cruz Roja.

Asimismo, el aeropuerto de Almería permanece cerrado y se ha activado su Plan de Autoproteccion por Inundación.

Con todo, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería, Maribel Sánchez, ha elevado, a las 07.21 horas, la situación 2 del Plan de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones (PERI) en la provincia de Almería.

La decisión se produce después de que esta hubiera activado, a las 23.31 horas de este jueves la situación 1 del Plan de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones en la provincia.

Este nivel hace alusión a la presencia de anegaciones en zonas localizadas cuya atención puede quedar asegurada mediante el empleo de los medios y recursos locales. No obstante, la activación del plan implica la comunicación permanente con el Centro de Coordinación de Emergencias (CECEM 112) almeriense para informar en todo momento de la situación y solicitar el apoyo y recursos necesarios de la administración autonómica.

Cabe recordar que la delegada del Gobierno andaluz en Almería, Maribel Sánchez, ya decretó el pasado miércoles por la tarde la preemergencia en fase de vigilan- cia del Plan de Emergencia ante el Riesgo de Inundaciones de Andalucía (PERI) en su despliegue provincial ante la previsión de lluvias y tormentas con niveles rojo (riesgo extremo) y naranja (riesgo importante) en distintos puntos de la provincia como medi- da preventiva y vigilancia.
Suspendidas las clases en seis municipios de la provincia.

El temporal de lluvia y tormentas que afecta a la provincia de Almería había motivado en la noche de este jueves más de 60 incidencias. El 112 ha comenzado a recibir avisos por anegaciones de viviendas y acumulación de balsas de agua en carreteras a partir de las 19:30 horas, especialmente en los municipios de Antas, Pulpí, Vélez-Blanco, María, Chirivel, Vélez-Rubio, Huércal- Overa, Topares y Cuevas de Almanzora.

La lluvia acumulada ha aumentado el caudal de las ramblas de estos municipios, pertenecientes a la Cuenca del Segura. Por ello, tuvieron que cortarse al tráfico rodado siete carreteras de la red principal y secundaria: la AL-1201, entre Pozo del Esparto y el Puerto de La Higuera, en Pulpí, la A-332 y la AP-7 a su paso por Pulpí, así como la AL-8103 en Huércal-Overa, la A-399 en Chirivel, kilómetro 31,550, y la AL- 8105, a la altura de la pedanía de Las Herrerías en su cruce con la AL-8106 en Cuevas de Almanzora. También se ha producido la inundación las vías del tren a su paso por este municipio que conecta la provincia almeriense con la comunidad autónoma de Murcia.

Vehículos bloqueados por el agua

Los servicios de emergencia también han actuado en varios rescates de personas arrastradas o bloqueadas por la corriente. Así ha sucedido en el paraje Norias de Huércal-Overa, donde la Guardia Civil ha rescatado a cuatro personas en buen estado.

También se han recibido peticiones de asistencia del carril hacia la ermita de San Antonio en Vélez-Rubio , Pulpí o desde las proximidades a la A-350 también en Huércal – Overa.

El centro de coordinación ha gestionado, asimismo, incidencias por balsas de agua en la autopista AP-7, circulación lenta en autovía A-7 desde Hoguera, AL-8105, A-350 y A-332 a su paso por Pulpí y Vélez-Rubio.

La información meteorológica e hidrológica de la cuenca se ha comunicado a los municipios afectados y todos los mecanismos de respuesta están interviniendo para resolver las situaciones de emergencia que se están registrando.

Previsión de la AEMET para el viernes

Tras las lluvias torrenciales registradas en las últimas horas, la Agencia Estatal de Meteorología (EAMET), que había rebajado la situación de alerta durante la jornada de este viernes, ha extendido el aviso, en este caso naranja, que operará hasta las 11.00 horas en Levante, Almería capital, Almanzora, Los Vélez y Poniente.

Se prevé que, mientras dure este aviso, pueden registrarse pricipitaciones de hasta 30 litros por hora.

Si no vuelve a actualizarse el nivel de alerta, de las 11 en adelante Almería recuperará la normalidad, con ausencia de riesgos meteorológicos, si bien para el sábado podría activarse de nuevo el aviso amarillo en el Levante, Poniente y la capital, en este caso por vientos.

Consejos de Autoprotección

En estos casos, Emergencias 112 Andalucía recomienda retirar del exterior de las casas aquellos muebles y objetos que puedan ser llevados por el agua para evitar accidentes. También se aconseja no estacionar vehículos ni acampar en cauces secos, ni a la orilla de los ríos para evitar así ser sorprendidos por una súbita crecida de agua o riada.

Los automovilistas deben extremar la precaución y respetar, como en cualquier otro momento, las normas de circulación e indicaciones de los paneles informativos de la Dirección General de Tráfico, así como no cruzar nunca en coche por lugares inundados. Si se encontraran con una pequeña balsa de agua, se debe atravesar con velocidad corta y avanzando muy despacio para que el agua no salpique el motor y poder pararlo. Después, es recomendable comprobar el buen funcionamiento de los frenos.

Evitar puentes anegados

No se debe, aunque se conozca perfectamente su trazado, avanzar con el vehículo por una carretera inundada o cruzar un puente o paso subterráneo con agua, porque La fuerza de la corriente podría arrastrarlo. Debe evitar, asimismo, viajar de noche dado que es en estas horas los peligros son más difíciles de detectar.

En caso de tormentas, es aconsejable cerrar puertas y ventanas para evitar las corrientes de aire en casas y viviendas, pues estas atraen los rayos. En la calle, hay que tener en cuenta que el abrigo de los edificios protege del riesgo de descargas. No se debe nunca buscar, sin embargo, el cobijo debajo de árboles, sobre todo, si están solitarios ni tampoco en colinas, cimas de los montes o árboles altos, y sí buscar zo- nas bajas. También hay que evitar pequeños edificios, graneros, cobertizos, tiendas de campaña y automóviles descapotables.