24Octubre2019

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > ASAJA y UPA piden la declaración de zona catastrófica y un plan de ayudas

baners JUNTA-PARALELO

17 Septiembre 2019 Escrito por 

ASAJA y UPA piden la declaración de zona catastrófica y un plan de ayudas

Las organizaciones agrarias han incidido en solicitar que se declare zona catastrófica las provincias afectadas por la gota fría, entre ellas Almería, así como un plan de ayudas a agricultores afectados. Aunque todavía es pronto, desde la Junta de Andalucía se cifró en 2.000 las hectáreas dañadas. A su vez, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, apreció como factible la declaración reivindicada por ASAJA y UPA.

"Creo que es más que evidente, y lo que tenemos que hacer ahora es esperar a ver cuáles son los daños causados, la evaluación, que llevara unos días y esa es un poco la paciencia que, también, le pido a los vecinos y vecinas de las zonas afectadas, ahora es cuando empieza la evaluación por parte de las administraciones de los daños causados, pero el compromiso político no solamente lo tienen los vecinos y vecinas por parte del Gobierno de España, si no me consta de todas las instituciones", señaló respecto a la declaración Pedro Sánchez.

A su vez, Moreno cifró en alrededor de 2.000 hectáreas las dañada y aseguró que ha pedido al Consejo de Gobierno un "plan ambicioso" de ayudas en Andalucía, que se anunciará este martes 17 de septiembre. "Queremos que las ayudas lleguen lo antes posible. Mañana mismo [por hoy] habrá una de algo más de diez millones de euros para los ayuntamientos, que tendrán disposición para arreglar lo que consideren prioritario", ha explicado.

Valoración de Asaja

Desde Asaja, y a nivel nacional, se destacó que las hortalizas, el olivar, los cítricos y otros árboles frutales así como las viñas son los principales cultivos afectados por el temporal registrado en la costa de Levante y Murcia que posteriormente se ha extendido a las provincias andaluzas de Almería, Málaga y Granada y también a Albacete y Madrid. En una primera estimación son ya más de 300.000 las hectáreas afectadas, en buena parte con daños irreversibles del 100%. Por ello, ASAJA reclama al Gobierno la declaración de zona catastrófica para las provincias siniestradas y un plan urgente de ayudas para los agricultores afectados.

De las 300.000 hectáreas de cultivo que registran daños como consecuencia del temporal, 150.000 hectáreas se encuentran en  la provincia de Alicante, concretamente en la zona de la Vega Baja y el Alto Vinalopó. En estas zonas  la situación de los cultivos es desoladora. Se han perdido el 100% de los cultivos hortícolas (alcachofa, patata, batata, boniato, brócoli, coliflor, zanahoria…), precisamente unas producciones que tienen un bajísimo índice de contratación del seguro (entre 5-10%) por lo que las pérdidas para los agricultores van a ser millonarias. Ahora preocupa mucho la evolución de los cítricos en toda la Vega Baja donde hay numerosas parcelas con los árboles anegados. Habrá que esperar para peritar y cuantificar los daños.

En Valencia, la gota fría ha dañado más de 4.000 hectáreas de cultivo de uva de vinificación  en las comarcas de Vall d’Albaida, La Costera y La Ribera Alta y otras doscientas hectáreas mas de cítricos y caquis. También ha resultado dañado el arroz de la variedad bomba que estaba a punto de ser recolectado.

La gota fría ha traído también graves daños para los cultivos de Murcia. Hay campos completamente inundados que tenían cultivos de  hortalizas,  cítricos y  uva de mesa. En uva de vinificación, la vendimia se ha paralizado en las comarcas de Jumilla, Yecla y Bullas. Frutas como la granada o el caqui también han registrado daños, aun sin  evaluar. Al agua caída hay que sumar la proveniente del desbordamiento del río Segura y de la rotura del canal del Trasvase Tajo-Segura.  

Tomate y calabacín, los cultivos más afectados

En Almería, incrementándose las previsiones iniciales, se estiman en casi 1.000 las hectáreas de invernadero afectadas por las inundaciones y alrededor de 200 ha de estructuras afectadas total o parcialmente. Los cultivos más afectados son el tomate y el calabacín. En el conjunto de la provincia se estima que la cifra podría rondar las 2.000 hectáreas. En Málaga los daños registrados han sido por pedrisco en cultivos de alcachofa, lechuga, tomate, cítricos, aguacates, aceituna y frutales en la zona del Guadalhorce. En la comarca de Antequera ha habido tornados y pedrisco que han afectado a cultivos hortícolas como el espárrago. Las rachas de vientos fuertes han provocado la caída de frutos de mango y aguacate en la Axarquía.

En todas las provincias siniestradas el desbordamiento de ríos y arroyos y la rotura de diques y muros de contención han hecho que los daños, además de en los cultivos, sean incalculables en  infraestructuras como caminos, accesos a fincas,  naves, almacenes, vallados, sistemas de regadío, emparrados…etc.

Por todo ello, ASAJA pide al Gobierno la Declaración de Zona Catastrófica para todas las provincias siniestradas, así como un Plan urgente de Ayudas para los agricultores afectados que les permitan hacer frente a los daños que han tenido y recuperar sus explotaciones para hacer frente a una nueva campaña de producción.  

UPA lamenta "pérdidas millonarias"

Por su parte, desde UPA han destacado que el temporal ha dejado un "importante reguero de daños en las vidas de cientos de miles de personas. Además, muchos miles de agricultores y ganaderos asumirán también un enorme daño en sus explotaciones y en sus economías".

Los agricultores de las provincias afectadas están todavía analizando los daños en sus parcelas, que algunos casos son “totales”. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha realizado un primer balance de las zonas tocadas por la DANA. La organización ha pedido que una situación “tan extraordinaria como esta” debe llevar a que se haga cargo de la situación el Consorcio de Compensación de Seguros. UPA ha pedido también que los agricultores que sí estaban cubiertos por el seguro no sufran penalizaciones de cara a la contratación en futuros ejercicios.

UPA ha pedido también que movilice a la Comisión Europea para que active el Fondo de Solidaridad de la Unión Europea y sufrague las pérdidas, como ya hizo, por ejemplo, con los fenómenos meteorológicos extremos que tuvieron lugar en 2018 en Rumanía, Italia y Austria.

Los daños en Almería recogidos por UPA son los siguientes:

En la provincia de Almería la más dañada ha sido la horticultura. Hay más de 2.500 hectáreas de hortaliza dañada. En las hortalizas al aire libre se han registrado pérdidas en 1.500 hectáreas. Las primeras valoraciones hablan de 4,5 millones de euros que asumirán los agricultores. Los principales cultivos afectados en este sentido son el brócoli y la lechuga. Cuando puedan acceder y limpiar sus parcelas, los productores tendrán que arrancar las plantas y plantar de nuevo. Esta labor supone un coste de unos 3.000 euros por hectárea.

En cuanto a los invernaderos, ha habido daños en unas mil hectáreas con 80 millones de euros en pérdidas registradas de momento. UPA Almería está “especialmente preocupada” por el “casi nulo” nivel de aseguramiento y porque previsiblemente pocos cultivos serán recuperables.

En este sentido, es “muy alarmante” el caso del almendro, con un seguro de pedrisco que no cubre la caída del fruto. Por lo que los agricultores constatan, nuevamente, el “desajuste que muestra el sistema de seguros”. UPA Almería calcula que hay unas 30.000 hectáreas dañadas de este cultivo. Las pérdidas por hectárea serían de unos 400 euros, con lo que se estiman unos daños de doce millones de euros en este sector.