ExpoLevante Níjar 2020

30Marzo2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > Agricultura y la UAL analizan el estado del sector avícola en el Alto Almanzora
13 Marzo 2020 Escrito por 

Agricultura y la UAL analizan el estado del sector avícola en el Alto Almanzora

La Delegación territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y la Universidad de Almería analizan la situación del sector ganadero avícola en la comarca del Alto Almanzora.

La delegada territorial, Aránzazu Martín, afirma que si bien el sector avícola no es el más desarrollado en la provincia almeriense, donde el peso del ovino, caprino y porcino es muy superior, “los avicultores están aportando un dinamismo muy importante a las zonas rurales de nuestras comarcas”.

El estudio de los datos que ofrece el Sistema Integrado de Gestión Ganadera de Andalucía (SIGGAN) revela, que en su conjunto, las explotaciones avícolas en la provincia de Almería superan en capacidad las 2.300.000 aves, sin contar las explotaciones de autoconsumo y las de operadores comerciales, predominando (suponen más del 80%) las plazas dedicadas a la producción de pollo de carne. El número de gallinas de puesta de huevos para consumo humano representa el 4%, por detrás de los pavos (5%) y de la perdiz para repoblación (4,5 %).

Partiendo de estas cifras, el alumnado y profesoras de la asignatura “Nutrición e Higiene en la Producción Animal” del máster de Ingeniería Agronómica de la Universidad de Almería, con la colaboración del personal técnico de la Oficina Comarcal Agraria de Albox y de avicultores del municipio de Oria, han realizado una radiografía del sector en el Alto Almanzora, dada la singular tipología de las explotaciones de esta comarca, que apuestan por producciones alternativas al huevo convencional y al pollo de carne.

Alto Almanzora

Las explotaciones del Alto Almanzora cuentan con una capacidad de 27.136 plazas para gallinas ponedoras, superando al resto de comarcas de la provincia. Como peculiaridad, en la actualidad todas las gallinas se crían en sistemas alternativos (suelo, camperas o ecológicas), no existiendo ponedoras en jaula, y las ponedoras ecológicas superan ya el 50% del total del censo comarcal.

El Alto Almanzora también está a la cabeza en la producción de pavo de engorde, con capacidad para 86.974 animales y es la primera del ranking en producción de perdiz para repoblación, con casi el 30% del censo de toda la provincia y cerca de 60.000 plazas. Lidera igualmente el censo de codornices de puesta, con más de 10.000 plazas.

Dado que el sector avícola, en lo que se refiere a producción de carne de pollo y huevos convencionales satisface la demanda del mercado, la producción de carne de pavo o huevo campero/ecológico parecen centrar el interés de los productores, junto con la cría de perdiz para repoblación.

Universitarios y técnicos de la Oficina Comarcal Agraria se desplazaron al municipio de Oria para conocer sobre el terreno el desarrollo de la actividad ganadera avícola y contar con la experiencia de los ganaderos, visitando en primer lugar las modernas instalaciones de una granja de pavos, con una capacidad de 40.135 animales distribuidos en 4 naves, cuyo titular es el agricultor y ganadero Pedro Guillén Conchillo.

De la mano del encargado de la granja, el alumnado vio in situ el equipamiento de una nave agrícola de vanguardia que cuenta con una instalación fotovoltaica para el suministro de energía limpia, la automatización de todos los medios de producción y el funcionamiento del software que gestiona esta granja y que permite monitorizar todo el proceso de engorde, asegurando las condiciones óptimas no solo desde el punto de vista productivo si no también del de bienestar animal.

Posteriormente visitaron las instalaciones de las empresas Holsanmargal SL y Explotaciones Avícolas Ecológicas SL, que gestionan en este municipio tres unidades productivas: gallinas de puesta camperas, codornices y gallinas ponedoras ecológicas.

En funcionamiento desde su alta en 2017, poseen una capacidad global de 7.638 gallinas camperas y ecológicas y 7.200 codornices en varias ubicaciones del campo de Oria. Como complemento a la renta familiar o como principal ocupación, la denominada “avicultura rural”, que hace referencia a explotaciones de gallinas de puesta camperas/ecológicas de carácter familiar y pequeño-mediano tamaño, supone una oportunidad para la diversificación de la producción de los ganaderos y agricultores, así como para la revitalización de las comarcas del interior, dando respuesta a la demanda de un consumidor cada vez más exigente con las condiciones de bienestar animal, calidad y seguridad alimentaria y medio ambiente.

Aránzazu Martín ha agradecido a los ganaderos su colaboración desinteresada y a los universitarios su interés por conocer en profundidad las características de la ganadería almeriense, sector clave en la economía de comarcas como la del Alto Almanzora.