21Enero2018

Está aquí: Almería Información > Almería Selección > Lugares únicos > Laujar, tierra del vino

logo laujarInformación: Ayuntamiento de Laujar de Andarax
Plaza Mayor de las Alpujarras 9, 04470 Laujar de Andarax (Almería)
Tel.: 950 513 103
www.laujardeandarax.es

laujar2Este fértil valle de viñedos y huertas, protegido de los malos tiempos por Sierra Nevada y Sierra de Gádor, es un mar de naturaleza y de riqueza histórica, etnográfica y natural. Su privilegiada situación, a 921 metros de altitud le hace gozar de un clima envidiable, con la presencia de nieve en sus cercanas sierras y veranos no demasiado calurosos. Durante siglos Laujar de Andarax ha sabido mantener las costumbres, tradiciones y conservar el paisaje. La visión actual del valle repleto de viñas,  con las manchas de olivos y almendros y los bosques de pinar en la sierra sorprenden gratamente al viajero.

laujar3En septiembre este valle se transforma con las tareas de la vendimia. Merece la pena ver el trasiego de las uvas, el prensado, y todas las labores que se realizan. De aquí saldrán los nuevos vinos, algunos tan afamados como el Blanco macabeo. La viña condiciona la actividad del pueblo durante todo el año. La poda, la labor, y todas las  faenas animan estos campos. La viña es vida.En mayo se celebra del Fiesta del Vino, la más importante de Almería y la Alpujarra.

laujar5A este atractivo paisaje del viñedo se une el río y el bosque. Enclavado en el Parque Natural de Sierra Nevada, cercano a la zona de cumbres, que es Parque Nacional, Laujar y sus alrededores atesoran una gran riqueza natural. El entorno del río  Andarax es mágico. Desde la zona denominada Nacimiento –al lado del pueblo– se pueden iniciar varias rutas señalizadas por el Ayuntamiento para conocer la sierra remontando el río Andarax. La senda de la Hidroeléctrica, del Aguadero o Monterrey nos descubrirán paisajes de gran belleza. Entre estos  montes de pinos, encinas y castaños se encuentra el castaño de la Roza, el ejemplar de mayor tamaño conocido de la provincia. Laujar ha sabido también guardar celosa su historia, sus tradiciones y monumentos. El paso por sus angostas calles de musulmanes, cristianos viejos y moriscos ha dejado un sello especial en sus monumentos y en las costumbres. Laujar fue residencia del rey Boabdil tras la pérdida de Granada. Su rica y variada gastronomía guarda aires y sabores árabes.

laujar6Uno de los atractivos de este pueblo es la omnipresencia del agua. Agua en el nacimiento del río, agua en las vegas y huertas, que conservan estructuras de riego de la época musulmana, y agua en las numerosas fuentes, llamadas aquí pilares, repartidos por todo el pueblo hasta sumar 16. Uno de los más llamativos es el de los Cuatro Caños, aunque también lo son el de San Antonio y el de San Blas. El rumor del agua, el olor a huerta, a viña y a pinar son las sensaciones diarias.           

laujar7HISTORIA Y PARAÍSO DEL SENDERISMO

En este valle conviven pasado y presente respetuosamente. La intensa historia ha dejado sus huellas. Desde restos prehistóricos o romanos hasta el paso de árabes. De esta última etapa dan fe los escasos restos de la Alcazaba   el entramado urbanístico de la parte antigua del pueblo. El monumento más sobresaliente es la Iglesia de la Encarnación, construida en el siglo XVII en el solar donde se alzaba la antigua mezquita, con una interesante cúpula, retablo barroco, lienzos de interés (uno de ellos atribuido a Alonso Cano) y pinturas en cobre. Otros monumentos de interés son la Ermita de Nuestra Señora de la Salud, la Ermita de las Animas y el Ayuntamiento, construido durante el reinado de Carlos IV.

Las principales fiestas son San Vicente Mártir (21 y 22 enero), las Patronales en honor a Ntra. Sra. de la Salud y Santo Cristo de las Penas (entorno al 19 de septiembre); San Marcos (abril), en febrero y marzo el Jueves Lardero y Carnaval. Destacar en Semana Santa el Vía Crucis viviente, único en la provincia.

Otro de los grandes atractivos de Laujar son los numerosos senderos homologados, como el de La Hidroeléctrica, Monterrey, Caparidad o el Aguadero.