21Enero2018

Está aquí: Almería Información > Almería Selección > Productos > ACEITE / Los Vergeles de Moraila

Ctra. N-340, Km. 485,5 - 04200 Tabernas (Almería)
Tel. 950 525 791  Fax. 950 165 865
www.moraila.com

Finca Moraila se ha convertido en una de las fincas mas grandes de Europa, dedicada a la elaboración de un aceite de auténtica calidad, con sólo 0,1º de Acidez. Los Vergeles de Moraila ofrece a los amantes del buen aceite una Selección Gourmet y una amplia variedad de formatos de envases.

Este gran olivar se extiende a lo largo de 600 hectáreas en unas tierras inundadas por el sol, en las que la familia Jiménez, de larga tradición agrícola, han querido recuperar el nombre de la antigua alquería árabe que el alcaide de Tabernas Moraizel entregara a su hija Moraila. Entonces parece que fue una fértil finca de moreras, hoy cambiadas por una gran extensión de olivos, que transportan al visitante desde la misma entrada en un mar verde.

Situados en el término municipal de Tabernas, limitados por la Sierra de los Filabres, al norte, y Alhamilla, al sur. Se accede  por la N-340 o a  través de la C-3326.

Se cultiva bajo sistema de Producción Integrada, caracterizada por un equilibrio entre una producción sostenible de alimentos de alta calidad y la utilización de métodos respetuosos con el medio ambiente. Se emplean sólo abonos orgánicos. Se realiza riego por goteo. Con todo esto se contribuye a la conservación de los recursos.

Las claves del éxito de los aceites de Los Vergeles de Moraila están marcados por una cuidadosa recolección que se realiza a mano cuando las aceitunas están en su  momento óptimo. Con las variedades arbequina, hojiblanca y picual se elabora esta gama de aceites.

El aceite más frutado es el Arbequino con un color que se funde entre el verde y el amarillo. Su aroma es suave con toques de manzana verde que recuerda   el olor fresco de la aceituna.

La variedad del Hojiblanca es la elegancia pura con ciertos matices agridulces. Su nota picante, que se aprecia en un primer momento, desaparece rápidamente para dejar paso a un aroma exquisito de hierbas y flores que se mantiene en el paladar y en el recuerdo.

La estabilidad y personalidad la pone el aceite Picual. En este zumo de oliva se mezcla el aroma frutado, el sabor amargo intenso y algunos tonos picantes.