26Mayo2018

Está aquí: Almería Información > Tahal

TAHAL

Enclavado en el corazón de los Filabres, en un rico valle de alta montaña, Tahal se descubre en todo su esplendor en su caserío blanco andaluz y su castillo, situadas a más de mil metros sobre el nivel del mar. Con barriadas como Benitorafe, los Arroyos, El Cocón del Peral y la Rambla del Marqués, Tahal es actualmente el municipio más poblado de la sierra de los Filabres. Los visitadores eclesiásticos, que llegaban caballeros en mansas hacaneas, al descubrir el valle dieron al señorío de los Enríquez el título de «Estado de Tahal». Tahal fue capital del distrito administrativo y señorial hasta el siglo XIX, y en su entorno quedan aún visibles las marcas de antiguas aldeas despobladas como Loma de Jernecid, cerro y torreón de Medala o solar de Benitagla.
Entre el patrimonio destaca su Castillo. Una fortaleza que jugó un papel efímero durante la guerra de los Moriscos, entre 1568 y 1570. En el libro de Apeo y Población de 1572-1577 sólo se menciona la torre. En el Catastro de Ensenada, en 1752, aparece reflejada una calle del Castillo, y en el Madoz un Castillo en buen estado de defensa, con aljibes, tahonas, cuadras y graneros, propiedad del Duque de Abrantes. El Castillo de Tahal es una fortaleza de construcción castellana levantada probablemente sobre un solar hispanomusulmán, en uso y habitado hasta finales del pasado XIX. Quedó abandonado. En la actualidad ha sido rehabilitado, destinándose una parte a  Centro de Interpretación del Castillo y demás construcciones de arquitectura defensiva de la zona, y la otra a sala de conferencias y exposiciones.
Otros atractivos del municipio son la iglesia de La Encarnación, del siglo XVI, y El Caño, la antigua fuente del XVIII, recientemente restaurada.
A Tahal se accede desde la carretera Olula del Río-Tabernas, en la cumbre de la Sierra, o bien desde Uleila del Campo, por Benizalón, Benitagla y Alcudia. El pueblo cuenta con piscina, pistas deportivas, y alojamientos rurales. Desde él se pueden hacer excursiones a las cumbres de los Filabres.