17Noviembre2018

Está aquí: Almería Información > Berja

BERJA

BerjaBerja está situada en la Baja Alpujarra Almeriense, en un amplio valle a unos 300 m de altura que acoge una fértil vega rodeada de montañas, abundante en agua y agraciada con un clima envidiable. Por su situación geográfica se le considera una de las entradas naturales a Las Alpujarras, tanto a la parte almeriense como a la granadina, por lo que es un buen punto de partida para conocer esta comarca.

Gracias al ingenioso aprovechamiento del agua de nuestras más de treinta fuentes, romanos y árabes prosperaron en este valle. La Vergis romana fue cuna del cristianismo en la península, con la llegada de San Tesifón, patrón de Berja. Según cuenta la tradición, fue uno de los siete varones apostólicos, clérigos ordenados en Roma y enviados a evangelizar por los apóstoles.

A los árabes, maestros de la irrigación, se les debe la existencia de múltiples alquerías y cortijadas dispersas por toda la vega de Berja, germen de las actuales barriadas virgitanas. El desarrollo agrícola ha evolucionado desde el cultivo de moreras para el gusano de seda de aquella época, al parral de la uva del barco en el S.XX (un producto que ha recorrido medio mundo), hasta la agricultura hortícola bajo plástico, una de las más avanzadas y eficientes de la actualidad.  

La Oficina de Turismo es el mejor punto para iniciar la visita al municipio. Está situada en la única torre-fortaleza privada que se conserva en toda La Alpujarra, la Torre de los Enciso (S:XVI), que es Bien de Interés Cultural (950 492 182; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. , con horario de apertura de martes a sábado de 10:00h a 14:00h.). BerjaDesde aquí nos indicarán como visitar las fuentes, algunas de las cuales se pueden recorrer en una ruta establecida que parte del centro histórico.

El centro histórico de la ciudad es uno de los mejor conservados de la provincia y destaca por sus casas señoriales y palaciegas de los Siglos XVIII y XIX, herencia del esplendor conseguido gracias a la minería del plomo. La máxima expresión de dicho esplendor la Berjaencontramos, sin duda, en el edificio del Molino del Perrillo, recientemente restaurado, que por sí sólo merece la visita a la ciudad. Pero el patrimonio histórico y cultural que atesora Berja es amplísimo: el Ayuntamiento de Berja, la Iglesia de la Anunciación, la Plaza Porticada, los restos del anfiteatro romano de Villavieja y de la antigua alcazaba árabe o los baños árabes de Benejí, son sólo un ejemplo. BerjaEl Santuario de Nuestra Señora de Gádor (S. XVI), la venerada patrona de la ciudad, también es visita obligada, y de camino no debemos pasar por alto las Fuentes del Almez y del Oro, de impresionante caudal y con unos lavaderos (la segunda de ellas), que son utilizados aun hoy en día.

Berja también es referencia comarcal en turismo activo, aquí  se pueden practicar el senderismo (más de 30 km de senderos eBerjan Sierra de Gádor, con punto de partida en el Parque Periurbano de Castala), BTT, escalada, vuelo libre y equitación. Cuenta también con pruebas deportivas de primer nivel como la marcha cicloturista “La Indomable”, que recorre toda La Alpujarra con inicio y fin en Berja.

No debemos olvidar tampoco el turismo gastronómico, con la Ruta de la Tapa más antigua de la provincia, que se celebra en el puente de Todos los Santos junto con a feria de muestras ExpoBerja-Alpujarra. Los establecimientos muestran su saber hacer en una tradición tan arraigada como es la del tapeo, seña de identidad de Berja, con tapa a elegir entre una gran variedad incluida en el precio de la bebida.

BerjaY si hablamos de tradiciones, merece la pena conocer las espectaculares hogueras nocturnas de los Humarrachos, en honor a San Tesifón; la Feria y Fiestas, que vienen acompañadas de una intensa actividad cultural (con artistas de primer nivel nacional); y una Semana Santa que se vive con gran pasión y que merece la pena conocer, tanto por la espectacularidad de sus pasos como por el entorno en el que se realizan las procesiones.

En Berja podemos encontrar, además, todos los servicios de una ciudad moderna: alojamiento, restaurantes, teatro, biblioteca, cine, bancos, instalaciones deportivas, comercios, etc.