17Octubre2021

Cabo Norte blank

C/ Villazar 1, Mojácar, Andalucia, 04638, Spain
Telf.: 665 891 772,
http://instagram.com/cabonortemojacar
 
 

En Mojácar, uno de los Pueblos Más Bonitos de España y de los más visitados por los turistas en nuestra costa almeriense, se encuentra el restaurante Cabo Norte, concebido como lugar para aislarse del ‘ruido’ del día a día y poder pasar unas horas disfrutando de una experiencia gastronómica en la que la materia prima de mercado y la elaboración exquisita son señas de identidad.

En Cabo Norte, entienden la hostelería y la vida sin excentridades y por eso en este  pequeño restaurante se afanan en convertir en inolvidable la experiencia de cada comensal, trabajando en los platos y la atención con mucho esmero y cariño hasta conseguir que el cliente se sienta como en su propia casa.

Cabo Norte nació en Mojácar a finales de 2015, de la mano de la chef María?Moreno, enclavado en uno de las localidades más bonitas de España como es Mojácar con la única intención de hacer una hosteleria de calidad, con producto de proximidad y para sumarse a la oferta gastronómica que existía. Pero no solo para atender al turista, sino a todos los visitantes de la comarca y la provincia, ya que abren todo el año excepto en el mes de noviembre. Además, es totalmente accesible, certificado por la asociación FAAM.

En su carta, que ahora elabora en la cocina José Vicente Amador, con María Moreno en la sala, predominan los ingredientes frescos y las elaboraciones al momento. Las carnes, por ejemplo, se cocinan a baja temperatura, dejando el tiempo necesario para que lleguen a la mesa en su máximo esplendor. Es el caso de las paletillas de cabrito, que se cocinan con esta técnica durante 24 horas, antes de pasar por la brasa.

De entrantes fríos, el comensal se puede decantar por un especial de la casa con mayonesa de trufa, dátiles, bacon y parmesano; un timbal de alcachofa, aguacate y tomate; o un carpaccio de presa ibérica marinada con lascas de parmesano y aceite ahumado. Como entrantes calientes, se proponen platos como gamba roja del Mediterráneo al ajillo; sepia confitada en aceite de oliva con emulsión de su jugo; o tempura de verduras con huevo poche, crujiente de jamón y emulsión de pesto. También se puede optar por un arroz meloso de confit de pato y foie o un risotto de boletus.

Entre los principales, hay carnes como la paletilla de cabrito de Los Filabres al horno de brasas; la costilla de cerdo confitada al aroma de mostaza; o los raviolis de rabo de toro. Y entre los pescados, lubina salvaje a la brasa con verduras almerienses salteadas o corvina del Mediterráneo a baja temperatura con berenjea y salsa de azafrán.

Conviene reservar, ya que tiene pocas mesas y suele estar completo con días de antelación.

 

UN LUGAR PARA AISLARSE Y DISFRUTAR LA EXPERIENCIA

Si algo destaca en el restaurante Cabo Norte, además del mimo con el que elaboran sus platos, es el jardín donde se ubican las mesas en las que los clientes disfrutan de la propuesta gastronómica del local.

Con seis mesas en invierno que crecen hasta 14 en verano, es el lugar ideal para pasar una velada tranquila, alejada del ritmo trepidante del día a día. Por eso, María Moreno decidió que en su restaurante no habría turnos: quien llega a cenar, se queda allí hasta que termine, sin prisas.

La idea es que la gente llegue, se relaje y disfrute, hasta las doce de la noche, cuando el restaurante echa el cierre hasta el siguiente día.

Características