14Agosto2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > Las organizaciones agrarias alertan de que la rebaja de la PAC será la ruina para el campo

29 Mayo 2020 Escrito por 

Las organizaciones agrarias alertan de que la rebaja de la PAC será la ruina para el campo

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) cifra en 585 millones de euros la pérdida anual del poder adquisitivo de los fondos agrícolas para el sector agrario español, en base a la propuesta sobre el marco financiero 2021-2027 presentada ayer por la Comisión Europea.

La propuesta de la CE propone un descenso del gasto agrario en términos reales (-9,1%), más drástico en el pilar de ayudas directas de la PAC (-9,7%) que en el capítulo de desarrollo rural (-6,3%), en el que se incluyen 15.000 millones de euros del fondo Next Generation para afrontar la transición verde de Europa. El análisis comparativo realizado por COAG cuantifica este “hachazo” en 35.000 millones de euros (repartidos en 7 años) para los fondos globales de la PAC en toda la UE, respecto al marco financiero 2014-2020. La pérdida anual ascendería a 5.000 millones €, de los que cerca de 600 millones € corresponderían a España, dado  que la participación de nuestro país en los fondos agrarios es del 12%.

Precios constantes2018

Miles de millones

Presupuestos UE 2014-20

Propuesta CE

2021-2027

Diferencia

 
 

Total Fondos Agrarios

383

348,3

-9,1%

 

     FEAGA (ayudas directas PAC)

286

258,3

-9,7%

 

   FEADER (Desarrollo Rural)

96

90

-6,3%

 

Peso de la  PAC

35,40%

18,83%

-46,8%

 

En un escenario de grave crisis de rentabilidad de las explotaciones agrarias y mayores exigencias medioambientales, de lucha contra el cambio climático, y de bienestar animal dentro del Paquete Verde de la UE, y por tanto, mayores costes para los agricultores y ganaderos europeos, COAG pide al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que establezca alianzas con otro países de la UE para reorientar la propuesta de recorte de la Comisión Europea y reforzar el presupuesto de la PAC en el marco financiero 2021-2027. “Sería realmente injusto y alarmante que la UE quisiera financiar la transición ecológica de la UE rebajando el apoyo a los hombres y mujeres del campo. Ante retos ambiciosos necesitamos presupuestos ambiciosos, Sánchez debe mantenerse firme ante una propuesta que evidencia la grave incoherencia  e hipocresía de la UE en sus políticas. Menos apoyo a nuestros productores al tiempo que se firman acuerdos de libre comercio con terceros países, puerta de entrada de importaciones que no cumplen con los estándares de calidad, seguridad alimentaria, respeto medio ambiente y bienestar animal de la UE, y caldo de cultivo para la competencia desleal y la presión a la baja de los precios en el campo”, ha argumentado Miguel Blanco, Secretario General de COAG.

Además, se debe tener muy en cuenta que España ha empezado a ser contribuyente neto al presupuesto comunitario, (como se puede ver en la siguiente tabla), debido principalmente a una disminución de los fondos estructurales y de cohesión que llegan a nuestro país (y que ahora se concentran en los países del Este de Europa), por lo que la agricultura adquiere una función esencial a la hora de garantizar retornos adecuados para nuestro país de los fondos europeos.  “Por este motivo, además de ser el sector agrario estratégico para la Unión Europea y nuestro país, el Gobierno español debe priorizar los fondos agrarios en la negociación de los presupuestos comunitarios 2021-27”, ha subrayado Blanco.

ASAJA considera inaceptables los recortes que Bruselas plantea para la PAC

ASAJA muestra su total oposición a cualquier  recorte financiero en la futura PAC, que vendrá marcada por nuevas exigencias en materia medioambiental y climática como consecuencia de la puesta en marcha de las estrategias adoptadas por la CE sobre Biodiversidad y “Del campo a la mesa”. En contra del planteamiento comunitario, ASAJA sostiene que estas exigencias deben necesariamente ir acompañadas de compensaciones por las limitaciones que imponen a la producción y sobre todo, con medidas atractivas y que respondan a los tres ejes de la sostenibilidad, medioambiental, social y también económico.

En lo que respecta al presupuesto de la PAC en el Marco Financiero, la propuesta de la Comisión del presupuesto de la PAC 2021-27, sumados los 15.000 Millones que destina a Desarrollo Rural dentro del Fondo de Recuperación, asciende a 348.000 Millones de euros (en precios constantes 2018), frente a los 383.500 millones de euros para la PAC 2014-2020.

Esto es, un recorte de casi 35.000 millones de euros en las ayudas durante el período, de aproximadamente un 9% respecto al actual Marco Financiero 2014-20, concentrado en el primer pilar de la PAC (con un recorte de casi un 10%) y de un 6 % en Desarrollo Rural, si bien es cierto que la aportación de los 15.000 Millones de Euros dentro del Presupuesto de “Nueva Generación UE” hace que el recorte sea menor que lo que inicialmente proponía la Comisión en febrero de 2018. Esta reducción del presupuesto se ceba especialmente con España, uno de los países más agrarios de la UE que puede perder 4.300 millones de euros en este periodo.

ASAJA han manifestado su rotundo desacuerdo con los recortes agrarios propuestos por la Comisión, en la misma línea de lo expresado por el resto de organizaciones y cooperativas  europeas representadas en el COPA-COGECA, y confía que, tanto en el seno del Consejo Europeo, como nuestros eurodiputados luchen para mejorar las propuestas y lograr un presupuesto para la PAC acorde con las nuevas ambiciones y retos, y en cualquier caso superior al del actual periodo presupuestario. Estos recortes, de todo punto rechazables, resultan intolerables en el momento actual. ASAJA recuerda que muchos sectores y muchas explotaciones han quedado seriamente afectadas como consecuencia de la Crisis del Corona Virus y sus efectos en determinados mercados, especialmente los más sensibles a las variaciones del mercado.

Desde ASAJA queremos recordar el papel esencial que los productores agrarios europeos han desempeñado en esta crisis, un papel que ha sido reconocido y aplaudido tanto por los dirigentes políticos de todos los partidos del arco parlamentario europeo como por la opinión pública de toda la UE. No parece que de recibo, inmediatamente después  asestar un tremendo varapalo a los productores agrarios y desarmarlos frente a sus competidores del resto del mundo.

En este sentido, ASAJA apela a al resto de instituciones comunitarias, en concreto tanto al Parlamento Europeo como al Consejo para que pongan freno al despropósito  diseñado por la Comisión e impongan un poco de cordura en la Política Agraria Comunitaria.

UPA Andalucía alerta de que los recortes en la PAC supondrán 1.060 millones menos

De la actual crisis sanitaria, uno de los puntos clave que hemos podido extraer y recordar como sociedad, es la trascendencia y prioridad de los sectores agrario y ganadero, así como la importancia de que nuestro país ostente una soberanía alimentaria que posibilite poner a disposición de la ciudadanía alimentos seguros, sanos, de calidad y a precios asequibles, con gran independencia de otros países y mercados externos.

Con estas premisas tan claras e indiscutibles, no solo para España, también para el conjunto de la UE, desde UPA Andalucía “no alcanzamos a entender cómo la Comisión Europea es capaz de presentar una propuesta para el Marco Financiero 2021-2027 tan exigente y, al mismo tiempo tan poco ambiciosa en cuanto a presupuesto para la Política Agraria Común, pues contempla importantes recortes”, ha señalado Miguel Cobos, secretario general de la organización agraria.

Dicho marco incluye un plan de recuperación de la economía europea tras la crisis por COVID-19, del que España será la segunda beneficiaria detrás de Italia, pero también determina, entre otras cosas, el presupuesto que se destinará a la PAC, también llamado Fondo para una Transición Justa, donde la dotación no es tan halagüeña y sufrirá serios recortes.

Como se ha hecho público, la CE propone recortar la PAC, reduciendo el monto para el primer pilar de ayudas directas y medidas de mercado en un 9,6%; eso suponen unos 134 millones de euros anuales menos para Andalucía. En el caso del segundo pilar, dedicado al desarrollo rural, la disminución sería del 6,7%, lo que se traduce en la supresión de 20 millones de euros a nuestra región cada año. Teniendo en cuenta que esta nueva PAC comprende un periodo de siete años, estamos hablando de unos 1.060 millones de euros que dejarán de percibir los agricultores y ganaderos andaluces.

Como ya adelantaba Cobos, lo realmente curioso es que esos recortes tan importantes van acompañados de multitud de exigencias y restricciones a las que deben ajustarse los profesionales del campo. Sin ir más lejos, la estrategia “De la granja a la mesa” que ha lanzado la Comisión Europea, implica la eliminación de muchos productos fitosanitarios sin ofrecer otras alternativas, así como la reducción del uso de fertilizantes para los cultivos, y de antibióticos en la ganadería.

Desde UPA Andalucía, son partidarios de llevar a cabo este tipo de políticas encaminadas a la consecución de una alimentación cada vez más saludable y sostenible en todo el continente. “Pero consideramos que es totalmente injusto e insolidario que se nos exija cumplir más requisitos y suprimir la utilización de muchos productos de sanidad vegetal y animal sin ofrecer otras opciones y haciendo grandes recortes presupuestarios. Eso incrementará los costes productivos y reducirá nuestra competitividad”, han argumentado desde la organización agraria.

El sector agrario lleva mucho tiempo soportando una grave crisis de bajos precios que no permite a los agricultores y ganaderos cubrir unos costes de producción que, en los últimos años, no han dejado de aumentar. Pero, aunque la modificada Ley de Cadena Alimentaria ya obliga a referenciar dichos costes productivos en los precios de los contratos entre productores y distribución, no terminan de aplicarse, ni sancionarse su incumplimiento; consecuentemente, se siguen registrando movimientos abusivos y especulativos. Por si fuera poco, la crisis sanitaria ha agravado la situación del sector, con graves pérdidas para todos los subsectores agrarios debido al cierre del canal Horeca, y las restricciones en materia de movilidad, transporte y fronteras.

Por tanto, “los problemas que ya arrastra el sector agrario, unidos a las nuevas exigencias europeas y a unos recortes presupuestarios tan fuertes, supondrán la puntilla definitiva para los agricultores y ganaderos andaluces. Si realmente queremos seguir construyendo un sistema productivo agrario fuerte, y cada vez más sostenible y saludable, e independiente a nivel europeo, las reducciones en el presupuesto para la PAC son intolerables, lo que necesitamos es todo lo contrario, un aumento”, ha concluido el secretario de UPA Andalucía.