14Agosto2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > Agricultura anuncia una próxima convocatoria de ayudas para la mejora de regadíos

12 Junio 2020 Escrito por 

Agricultura anuncia una próxima convocatoria de ayudas para la mejora de regadíos

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha destacado en Almería que la Junta de Andalucía ha puesto en manos del sector agrícola 51 millones de euros en ayudas para la mejora de regadíos, con el objetivo de “seguir dando pasos hacia una agricultura cada vez más sostenible social y medioambientalmente”.

La consejera ha visitado las obras que está llevando a cabo la Comunidad de Regantes Río Adra para mejorar la eficiencia de los riegos en las 810 hectáreas de los más de 1.400 productores que conforman esta entidad. Una actuación que ya se encuentra al 70% de su ejecución, que suma una inversión que supera los 2,1 millones de euros y que cuenta con una ayuda del Gobierno de Andalucía de 1,2 millones de euros.

Crespo, quien ha estado acompañada por el presidente de la comunidad de regantes, José López, el alcalde de Adra, Manuel Cortés, por el secretario general de Fondos Europeos al Desarrollo Rural Sostenible, Manuel Alías, y por el director general de Producción Agrícola y Ganadera, Manuel Gómez, ha incidido en el apoyo de la consejería a estos trabajos que permiten aprovechar al máximo el uso del agua en unas zonas de Andalucía, como Almería, donde este recurso tan escaso es aún más preciado.

“Es un proyecto muy importante sobre el que nos pusimos a trabajar nada más llegar a la consejería para desbloquear la llegada de estas ayudas y poner en manos del sector fondos que hagan posible mejorar la eficiencia de los riegos y avanzar en una agricultura más sostenible”, ha remarcado la consejera.

El objetivo de los trabajos que se están ejecutando por la Comunidad de Regantes del Río Adra es mejorar unas instalaciones que riegan 810 hectáreas de los municipios de Adra y Berja, pertenecientes a 1.434 productores, de los cuales el 20% son mujeres y el 24% jóvenes menores de 40 años. Esta superficie agrícola se reparte, principalmente, entre invernaderos -756 hectáreas-, hortalizas al aire libre -46 hectáreas- y tubérculos -8 hectáreas-.

Entre otras actuaciones, el proyecto contempla la sustitución de compuertas y de suministro eléctrico en la captación de agua, la impermeabilización de depósitos y la instalación de telecontrol de bombeos y depósitos.

Más ayudas

La consejera ha aprovechado esta visita para avanzar que ya se está trabajando en las bases reguladoras para una nueva convocatoria de ayudas destinada a la mejora de regadíos, una vez que se ha puesto a disposición del sector 51 millones de euros de la convocatoria de 2017, desbloqueada por este Gobierno andaluz nada más desembarcar.

Por otro lado, ya se está en fase de análisis de los expedientes de 30 comunidades de regantes que se han presentado a la convocatoria de ayudas para la disminución de dependencia energética, una línea que está dotada con seis millones de euros.

Crespo ha subrayado, una vez más, que la agricultura andaluza, y muy especialmente la almeriense, es referente en el uso responsable y respetuoso de los recursos naturales, así como en la apuesta por la innovación y tecnificación del campo “para ser aún más sostenibles y competitivos”.

Crespo recalca que invertir en los caminos es apostar por la economía rural

Caminos rurales AdraAsimismo, Carmen Crespo ha visitado junto al alcalde de Adra, Manuel Cortés, el camino rural de ‘La Parra a la Ermita’, cuyas obras de mejora cuentan con el respaldo de la Junta de Andalucía a través de la concesión de una ayuda de más de 150.000 euros que se enmarca en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020. Crespo ha puesto en valor el papel de estas vías en la actividad primaria y ha defendido que dedicar fondos a su mantenimiento es invertir en la economía y el bienestar de las zonas rurales, ya que tienen gran incidencia en la rentabilidad de las explotaciones agrarias y las agroindustrias.

Las tareas de optimización de esta vía, que se iniciarán próximamente, suponen la inversión de alrededor de 300.000 euros por parte del consistorio abderitano cofinanciados al 60% por el Gobierno andaluz, tal como establecen las bases reguladoras de la convocatoria de 2017 a la que pertenece este incentivo. Al respecto, la consejera ha puesto en valor que las próximas ayudas que conceda su Departamento para este fin, incluidas en el Plan Itínere, contarán con un mayor apoyo de la Administración andaluza, ya que las subvenciones podrán ascender en esta ocasión hasta el 100% de los costes.

Carmen Crespo ha apuntado que los ayuntamientos se encuentran a veces con dificultades para poder llevar a cabo proyectos de gran incidencia en el sector agroalimentario como el arreglo de los caminos rurales y, ante esta situación, la Junta de Andalucía apuesta firmemente por estos productores que han demostrado su implicación con el bien social durante el estado de alarma decretado por el Covid-19 y cuya actividad ha servido, a lo largo de los años, como un colchón frente a diferentes crisis.

Por su parte, Manuel Cortés ha destacado que se trata de una gran noticia para Adra y ha agradecido la colaboración de la Junta en una obra que era una demanda histórica de los vecinos. El alcalde ha apuntado que las labores tienen gran importancia para la ciudad y especialmente para quienes viven en las pedanías del camino, así como para quienes a diario acuden a sus explotaciones rurales o ganaderas.

Además, numerosas personas transitan también a lo largo de esta vía por las  buenas vistas que ofrece del valle de la rambla de Guainos y mientras toman parte en la romería que concluye en la ermita de San Isidro.

Obras de mejora

El camino de ‘La Parra a la Ermita’, con 3.720 metros de largo y cuatro metros de ancho, presenta actualmente un envejecimiento considerable debido, principalmente, a los agentes meteorológicos y al tráfico de vehículos agrícolas.

Con el fin de ofrecer una superficie de rodadura más cómoda y segura, el proyecto subvencionado contempla reforzar el firme y mejorar los elementos de señalización y seguridad vial. Entre otras actuaciones, se implementarán muros de escollera de diferentes alturas en varios puntos de la trazada del camino donde se ha visto reducido el ancho de la calzada.