29Octubre2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > Un grupo de expertos andaluces asesorará a la Junta sobre la nueva PAC
14 Octubre 2020 Escrito por 

Un grupo de expertos andaluces asesorará a la Junta sobre la nueva PAC

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha constituido un grupo de expertos andaluces por la Política Agrícola Común (PAC) para el período 2021-2027 formado por profesionales de diversos ámbitos entre los que se encuentra el mundo académico, el sector empresarial y las organizaciones profesionales agrarias.

El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de la creación de este equipo de trabajo, que apoyará al Gobierno andaluz, a través de su experiencia y conocimientos, en el proceso de definición del posicionamiento de Andalucía ante el nuevo modelo de la PAC.

Este grupo expertos se sumará al ya existente, que ha trabajado en el asesoramiento y el estudio de propuestas de Andalucía sobre planteamiento de la nueva PAC. En este caso, el objeto del análisis será el impacto del Plan estratégico nacional en el debate a nivel estatal.

Ante la actual coyuntura internacional resulta crucial, según el Gobierno andaluz, proporcionar estabilidad a los agentes económicos, especialmente a los agricultores y ganaderos, por lo que la Junta considera de vital importancia contar con el asesoramiento de este grupo de expertos para alcanzar un modelo de PAC que permita a la comunidad seguir contando con un sector agroalimentario potente y competitivo a nivel mundial. De esta forma, la Consejería quiere mostrar su apoyo total a unos profesionales que han demostrado su capacidad de adaptación para responder a los retos que se les presentan y que son ejemplo de sostenibilidad e innovación.

El sector agrícola y ganadero, de gran trascendencia para la economía, el empleo y el equilibrio territorial de Andalucía, tiene un papel crucial además para hacer frente a la crisis motivada por Covid-19, al ser el encargado de garantizar el acceso de la ciudadanía a alimentos seguros, asequibles, nutritivos y en cantidades suficientes. Asimismo, el medio rural vivo que caracteriza a Andalucía está también ligado a la PAC, ya que la actividad agrícola, ganadera y agroindustrial tiene un gran peso en la fijación de la población a estas zonas.

Por esta razón, la Consejería de Agricultura apuesta por defender una nueva PAC que continúe contribuyendo a conservar un sistema agroalimentario diverso y generador de empleo, que siga fijando la población e incida en el mantenimiento de un medio rural activo. También se muestra proclive hacia una política europea que respalde la producción de alimentos sostenibles con altos niveles de calidad, que fomente la innovación y que apoye las inversiones dirigidas a responder a las nuevas demandas de los consumidores.

Andalucía, unida para lograr una buena PAC

El pasado mes de septiembre, la Junta de Andalucía y las principales organizaciones del sector (Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias) firmaron una declaración institucional sobre el futuro de la PAC que plasma su posicionamiento común ante las principales cuestiones que afectan a la definición del nuevo modelo europeo. Es decir, en relación a los mecanismos de gestión de mercados, las ayudas directas, el modelo de regiones, los derechos de ayuda, los ecoesquemas, las ayudas asociadas y la política de desarrollo rural.

Desde la Consejería de Agricultura se hace hincapié en la necesidad de que cualquier propuesta de cambio en los instrumentos de la PAC vaya acompañada de estudios de impacto previos a la adopción de alguna decisión. Estudios que analicen su repercusión territorial y sectorial y que valoren los beneficios y perjuicios de las distintas alternativas. De esta forma, podrá garantizarse que todos los cambios que se adopten ofrezcan beneficios claros y contrastados respecto a la situación actual. Además, resulta también de gran importancia que las modificaciones que se adopten puedan ser implementadas de forma gradual.

Entre otras cuestiones, Andalucía ha mostrado su rechazo al recorte del 10% en términos reales del presupuesto de la Política Agrícola Común en el marco financiero 2021-2027 (343.944 millones de euros para toda Europa), ya que no parece justo que se aumenten las exigencias al sector y, al mismo tiempo, se reduzca la dotación económica. En concreto, el recorte asciende a un 11,7% en relación a las medidas de desarrollo rural (segundo pilar de la PAC) y al 9,6% en el caso de las ayudas directas y los mecanismos de gestión de mercado (primer pilar).