30Octubre2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Clave Verde > El cangrejo azul se expande por la mayoría de humedales del litoral de la provincia
30 Julio 2020 Escrito por 

El cangrejo azul se expande por la mayoría de humedales del litoral de la provincia

El Grupo Ecologista Mediterráneo, junto con otros colectivos como Ecologistas en Acción o Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar se ha dirigido a la Delegación de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible para alertar de la presencia, cada vez mayor, del cangrejo azul en la práctica totalidad de las zonas húmedas litorales de la provincia.

El GEM ha pedido que se investigue la situación de esta especie y que se tomen medidas para frenar su expansión al tratarse de una especie exótica, procedente de zonas húmedas, estuarios y zonas costeras del Océano Atlántico americano, donde está muy implantado. Se trata de un animal sumamente agresivo con los entornos naturales en los que se instala, desalojando a otras especies y mostrando su agresividad ante cualquier amenaza.

El cangrejo azul saltó del continente americano a Japón y la costa asiática y posteriormente fue observado en varias zonas europeas. Se tiene constancia de su presencia en España por primera vez en Cataluña, en el Delta del Ebro, en 2012, pero poco a poco se ha ido extendiendo y su presencia se ha hecho importante en todo el litoral mediterráneo. En Almería se tuvo constancia de su presencia por primera vez en la zona de Vera sobre el año 2017.

En una visita realizada a la desembocadura de Rambla Morales (Parque natural de Cabo de Gata-Níjar), aparte de la abundancia de algas, suponemos que debido a los procesos de eutrofización que suelen producirse en esta época del año, hemos observado la presencia de numerosos ejemplares de cangrejo azul, especie exótica que, como hemos dicho, causa importantes cambios en el ecosistema. Es más, en este lugar donde en otras ocasiones hemos observado la presencia de numerosas especies de aves, en esta ocasión solo hemos podido observa a dos y a mucha distancia para poder ser identificadas.

No tenemos información suficiente para afirmar que la disminución de la presencia de aves pueda estar relacionada con la presencia de estos cangrejos, pero por su abundancia y las características de su alimentación -se lo comen todo- cabe suponer que es probable que la disminución de alimentos, junto con el tamaño y la agresividad de estos cangrejos haya hecho que disminuyan los ejemplares de aves.

Los cangrejos observados eran de distintos tamaños, en algunos casos el caparazón podía superar los 10 cm, aunque pueden llegar a alcanzar los 23 centímetros, lo que nos hace suponer que llevan presentes en este espacio desde hace bastante tiempo. No hemos observado la presencia de peces u otras especies acuáticas.

Según los colectivos ecologistas, incluyendo a Serbal, estos animales han sido ya observados en numerosas zonas litorales de la provincia, entre ellas la desembocadura del Río Antas, en las Salinas del Cabo de Gata, en Punta Entinas, e incluso en el entorno de la capital, como la zona de Costacabana o la desembocadura del Río Andarax, a las mismas puertas de la ciudad, lo que nos hace sospechar que la ‘invasión’ es ya prácticamente generalizada

Está comprobado que especie exótica produce importantes alteraciones en los espacios en los que se introduce, por lo que, si su presencia debe ser combatida en todos aquellos lugares en los que se encuentre, con mayor razón en los espacios protegidos en los que la presencia de esta especie puede causar daños irreparables, como son los casos de Cabo de Gata o Punta Entinas.

Suponemos que la Delegación Territorial debe de tener mucha más información que nosotros asociación sobre la presencia de esta especie en los humedales de nuestra provincia, por lo que le hemos solicitado que se nos facilite la información de que disponga esa Consejería sobre la detección de estos cangrejos en nuestros humedales, de si se está realizando algún tipo de seguimiento de esta especie en la provincia, y, en su caso, de las medidas que se están llevando a cabo o que se prevén tomar para el control de esta especie exótica.

Igualmente solicitamos que se estudie la posibilidad de calificarlo como ‘especie invasora’ para tratar de poner freno a su expansión, controlar el crecimiento de las poblaciones allí donde se ha asentado o impulsar campañas de erradicación ya que por su agresividad son incompatibles con la biodiversidad existente en las zonas húmedas en las que habita (vive en humedales costeros, de aguas dulces o salobres, pero desova en el mar).