30Octubre2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Municipios > Urbanismo protege 21 edificios históricos y continúa con el proyecto de Plaza Vieja

24 Enero 2020 Escrito por 

Urbanismo protege 21 edificios históricos y continúa con el proyecto de Plaza Vieja

El Ayuntamiento de Almería ampliará el Catálogo de Edificios y Espacios Protegidos del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) incluyendo veintiún inmuebles de singular valor arquitectónico, dotándolos de un régimen de protección que permita su conservación. Así se determina en la propuesta, dictaminada hoy favorablemente por la Comisión Plenaria de Urbanismo y Servicios Municipal, de aprobación provisional de la modificación puntual número 63, ampliando en uno más la propuesta de modificación, inicial y provisional, aprobada a finales de 2017.

La concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, ha explicado que la propuesta, que será sometida a Pleno el próximo 29 de enero y dictaminada hoy con los votos, favorables del Grupo Municipal Popular y la abstención de Grupo Municipal Socialista, VOX, Cs y Podemos, “responde al compromiso del Equipo de Gobierno de seguir protegiendo el patrimonio de la ciudad, en su caso ampliando el Catálogo con una serie de inmuebles que no se encuentran en él y que, por sus valores histórico, artístico, espaciales o tipológicos, son merecedores de algún régimen de protección, manteniendo en el tiempo los elementos y características que les han dotado de esos valores, de acuerdo con los seis niveles contenidos en el PGOU vigente”.

Al respecto, ha recordado que “la propuesta inicial fue contestada favorablemente por la Delegación de Cultura, condicionando su visto bueno a una mayor ampliación del Catálogo con un inventario de más de 300 inmuebles. Si bien la intención municipal es la de avanzar en esa dirección, desde el Ayuntamiento se ha entendido que convendría no demorar esta primera relación de inmuebles y dotar a los mismos de la necesaria protección urbanística y patrimonial”, justificando esta actuación sobre unos inmuebles “en los que se podría actuar hoy sin ningún tipo de consecuencia”.

Así pues, ahora la propuesta viene a estimar, total y/o parcialmente, las seis alegaciones presentadas en el periodo de exposición pública de la aprobación inicial, registradas por propietarios de los inmuebles incluidos en la relación (5) y por la Asociación Amigos de la Alcazaba, en su caso solicitando la asignación a la edificación del inmueble situado en el número 20 de la calle Hernán Cortés, un nivel tres de protección (Protección Tipológica) y que se incluya en el Catálogo la edificación situada en el número 18 de esta misma calle.

Martínez Labella ha precisado que esta alegación se estima “parcialmente” incorporando al Catálogo una nueva ficha (núm. 429) para el inmueble situado en la calle Hernán Cortés 18, al objeto de establecer unas condiciones de protección para futuras intervenciones en este edificio, recientemente rehabilitado. Se incluye en el acuerdo otorgar al propietario del inmueble trámite de audiencia, durante el plazo de quince días, para que pueda alegar y presentar los documentos y justificaciones que estime pertinentes en relación a la propuesta de modificación, una vez aprobada.

En lo que respecta a la edificación situada en la calle Hernán Cortés, nº 20, se concluye que “no se ha podido acceder al interior del inmueble al objeto de poder determinar y definir con precisión los espacios de valor tipológico en los que debe garantizarse su conservación. Por ello, se ha procedido a otorgar al inmueble un nivel 4 de protección (parcial). Martínez Labella ha puntualizado que, como se recoge en la propuesta que se elevará al Pleno, “una vez pueda accederse al interior del inmueble y, por lo tanto, analizar todos sus elementos y espacios tipológicos, podrá ampliarse la protección si se considera necesario”.

Protección patrimonial

Ha insistido la edil popular en que se trata de “una primera gran medida de protección patrimonial”, ampliación del Catálogo que incluye edificaciones situadas “en el Centro Histórico; construcciones de carácter religioso enclavada en parajes con un singular valor paisajístico y medioambiental, caso de la Ermita de Torregarcía o la Iglesia de Las Salinas; o colindantes a otros edificios similares, rehabilitados o restaurados, ya incluidos en este documento”.

Como se justifica en la memoria de la propuesta, la inclusión de estos edificios “ayuda a fortalecer la calidad del conjunto arquitectónico, a veces difícil de reconocer como Conjunto Monumental singularizado por la dispersión que tienen las edificaciones con valor histórico-arquitectónico y por las intervenciones que se han llevado a cabo sobre ellos”.

La relación final de los veintiún edificios que se incluirán en el Catálogo, conforme a la propuesta que se elevará al Pleno es la siguiente:

Antiguo Preventorio, ubicado en la Plaza de la Estación.

Palacio de los Marqueses de Cabra. Calle La Reina, esquina calle Arráez

Antiguo edificio de Protección Civil. Calle Pilones (Los Molinos).

Aduana. Acceso al Puerto por Pescadería.

Vivienda unifamiliar situada en Avda. Cabo de Gata, junto a la desembocadura del Río Andarax.

Ermita de Torregarcía. Playa de Torregarcía.

Iglesia de Las Salinas. Las Salinas de Cabo de Gata.

Edificio Plurifamiliar en esquina. Calle Poeta Villaespesa, 2, esquina Paseo de Almería.

Edificio Unifamiliar entre medianeras. Circunvalación del Mercado, 3.

Edificio Unifamiliar entre medianeras. Calle San Francisco de Asís, 19.

Edificio Plurifamiliar aislado. Calle Tiendas, 31, esquina calle Real y calle Jovellanos.

Edificio Unifamiliar entre medianeras y en esquina. Calle Romero, 12, esquina plaza Romero.

Edificio Unifamiliar entre medianeras. Calle Romero, 10.

Edificio Plurifamiliar entre medianeras. Calle Hernán Cortés, 20.

Edificio Plurifamiliar entre medianeras. Calle Hernán Cortés, 18 (Nueva inclusión)

Edificio Plurifamiliar entre medianeras. Calle Campomanes, 15.

Edificio Plurifamiliar entre medianeras. Calle Dolores Sopeña, 9.

Edificio Unifamiliar entre medianeras. Calle Dolores Sopeña, 11.

Edificio Plurifamiliar en esquina. Calle Alcalde Muñoz, 47, esquina calle Joaquín Peralta.

Edificio Unifamiliar en esquina. Calle Restoy, 85, esquina calle Cucarro.

Edificio Unifamiliar entre medianeras. Calle Terriza, 45.

Plaza Vieja

También al Pleno del próximo 29 de enero llegará con dictamen favorable la propuesta de aprobación provisional de la modificación puntual número 64 del PGOU, cuyo objeto es modificar el artículo 9.62 de las Normas Urbanísticas y la ficha del Catálogo de Edificios y Espacios Protegidos, correspondiente a la Plaza de la Constitución, en lo que respecta a la consideración del arbolado en las condiciones de ordenación para futuras intervenciones urbanas. Con los votos favorables de Grupo Municipal Popular y VOX, y el voto en contra de PSOE, Cs y Podemos, la propuesta dictaminada hoy en la Comisión Plenaria de Urbanismo y Servicios Municipales incluye la resolución de las 117 alegaciones presentadas al procedimiento durante el periodo de exposición pública al que ha sido sometida esta modificación.

Respecto a ese número, la concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, ha insistido en la repetición y reiteración de esas alegaciones aglutinadas en tres diferentes bloques. En el primero de ellos ha incluido las aportaciones de colectivos, a través de un modelo similar, recogidas en un total de diecinueve alegaciones. Un segundo modelo, presentadas por particulares, reúne un total de 77 alegaciones. El resto, veintiuna en total, han sido registradas también por distintos colectivos, asociaciones o grupos políticos.

Como ha explicado la responsable del Área de Urbanismo, dos temas vienen a concentrar el grueso de las alegaciones. De un lado, la propuesta de traslado del arbolado, argumentadas por los alegantes como “inadecuada”, desde el punto de vista “procedimental, urbanístico e incluso político, incluyendo juicios de valor”. De otro, referenciadas por la presencia del Pingurucho, alegaciones “desestimadas entendiendo que no es objeto de esta modificación, ya que la ficha del Catálogo no hace referencia al monumento”, ha aclarado.

Martínez Labella ha defendido la “viablilidad urbanística del documento” y la “apuesta por un modelo de plaza”, recordando que, como se recoge en el informe jurídico, la propuesta de modificación cuenta con los preceptivos informes favorables de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, en el sentido de que una futura remodelación de la plaza favorecería una mejora de la relación del espacio de la misma con el entorno Arquitectónico y Monumental que lo conforma, y el traslado de los ficus, una mejora de la protección del Patrimonio Arqueológico soterrado del espacio de la Plaza.

En este sentido, ha explicado que las cuestiones de procedimiento y urbanísticas expuestas en las alegaciones son contestadas de forma “desfavorable”, sustentando por un informe técnico que avala, entre otras cuestiones, la no necesariedad de que la propuesta tenga que ser informada por el Consejo Consultivo de Andalucía o precise de declaración de impacto ambiental, rechazando igualmente la existencia de errores de forma en la exposición del procedimiento, publicado y difundido a través de la web municipal.

Martínez Labella, distanciándose en la valoración realizada de estas alegaciones de los juicios de valor, en clave política, que se incluyen en las sugerencias presentadas, ha insistido en que “esta modificación permitirá, de acuerdo con la Ficha del Catálogo, potenciar el recinto y conjunto arquitectónico, poniendo en valor elementos fundamentales de la Plaza como la silueta del BIC del Convento de Las Claras, la galería porticada entre edificaciones y las propias edificaciones del entorno que gozan de algún tipo de protección”.

Del mismo modo, ha reconocido correcciones en el texto inicial fruto de las aportaciones realizadas en este periodo de alegaciones. Así, de la ficha se suprime una frase “descriptiva” respecto de la presencia del arbolado en el perímetro físico de la plaza y se matiza en la memoria la evolución histórica de las especies arbóreas, rectificando en el documento la referencia generalizada a la edad de los árboles existentes. En este sentido, se destaca, en base a las aportaciones sugeridas, que del arbolado diverso de comienzos del siglo XX ya solo quedan unos cuantos ficus entremezclados con otros que fueron plantados en la última remodelación de la plaza, allá por los años 80.

"Lo peor que puede hacer un alcalde es no escuchar"

El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Almería, Eusebio Villanueva, ha considerado “que lo peor que puede hacer un alcalde es no escuchar a aquellos para los que tendría que gobernar y creerse que sabe más que nadie, como está ocurriendo con la Plaza Vieja”. “Porque el alcalde y los concejales del PP, en complicidad con sus compañeros de partido en la Junta de Andalucía, pasan por encima de los vecinos, arquitectos y otros expertos al desestimar las 117 alegaciones presentadas a la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá quitar los árboles actuales de la Plaza Vieja y, a continuación, cargarse el monumento a Los Coloraos, que es el objetivo final que persiguen”, ha resaltado.

De esa manera se ha pronunciado Villanueva tras la celebración de la comisión de Urbanismo en la que el Partido Popular, con el único apoyo de Vox, ha sacado adelante la aprobación de esa desestimación. “Que se repita, como pasó en el pleno en el que se dio luz verde de manera inicial a esa modificación del PGOU, que el gobierno del Partido Popular solamente recaba el respaldo de Vox en un asunto de tanto calado para la ciudad resulta más que sintomático de la incapacidad para tejer acuerdos y de la instalación por parte del PP en el ordeno y mando a la hora de gobernar en el Ayuntamiento”, ha añadido.

Los socialistas, que presentaron una enmienda y alegación a la modificación tanto desde el Grupo Municipal en el Ayuntamiento como desde la Agrupación del PSOE de la capital, han señalado que la oposición a la plaza-explanada que quieren el alcalde y sus concejales “ha venido de colectivos muy diferentes, y que representan a una gran cantidad de almerienses”. “No sabemos a quién escucha el alcalde para reforzarse en su empeño, pero lo que sí está claro es a quienes no escucha y a quienes pasan por encima con su rodillo: a las asociaciones de vecinos, en especial a la del Casco Histórico en el que se ubica la Plaza Vieja; a los arquitectos; a los ingenieros técnicos agrícolas; a los especialistas en jardinería; a la Plataforma del Bicentenario del Levantamiento de Los Coloraos; a grupos ecologistas o a almerienses individuales”, ha incidido.

Empachados de conocimiento

“No sabemos tampoco si tras el año de Capitalidad Gastronómica en el PP se han empachado de conocimiento”, ha ironizado antes de recordar que la Comisión Provincial de Patrimonio, antes de que llegara al Gobierno andaluz el PP, tumbó la pretensión de que se retiraran los árboles de la Plaza Vieja y que, una vez que el alcalde se ha encontrado a compañeros de partido en la Junta de Andalucía, “han seguido dando vueltas a cómo poder alcanzar su meta de terminar con el monumento a Los Coloraos, descafeinando el resto de la plaza y empezando por eliminar su arbolado actual”.

Argumentos de enmienda y alegaciones

Villanueva, que ha puesto el foco en que “una masa arbórea como esa, con lo que se necesita en este momento de emergencia por el cambio climático, nunca va a tener el mismo efecto que vegetación en maceteros en 4 esquinas de la Plaza”, ha considerado también que “no es de recibo” abrir la puerta a cambios en las fichas del Catálogo de Elementos Protegidos, como se hace con la Plaza Vieja, para adaptarlas “a lo que se le antoje hacer al PP”.

Porque eso conllevará, por ejemplo, “que queden más protegidos los árboles que están en mitad de la Avenida del Mediterráneo, que no tienen ningún punto de protección, que aquellos que supuestamente se protegen con una ficha específica por situarse en espacios históricos o de relevancia arquitectónica”.

En esa línea iban parte de la enmienda y alegaciones registradas por el PSOE desde el Ayuntamiento y como Agrupación a la modificación puntual del artículo 9.62 del Plan General de Ordenación Urbana, que regula las normas urbanísticas y la ficha del Catálogo de Elementos Protegidos que corresponde a la Plaza Vieja. En que, ha precisado, “se produce una paradoja bastante importante y grave” por la que “mediante una modificación puntual de ese articulado y de esa ficha, los elementos protegidos se quedan desprotegidos”.

Y en que, además, “esa modificación puntual aprobada en pleno afecta a unos cuantos artículos más que son troncales del Plan General”. Como la Plaza Vieja está clasificada como zona verde (V1) en el PGOU, ha concluido, en caso de que se apruebe definitivamente la modificación puntual para la que se han desestimado las alegaciones, “todos los espacios que tengan la misma clasificación, y estén dentro de una ficha del Catálogo de Elementos Protegidos, quedarían desprotegidos con una simple modificación de su ficha”.