06Julio2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sociedad > Andalucía propone que todas sus provincias pasen a fase 1 el 11 de mayo
07 Mayo 2020 Escrito por 

Andalucía propone que todas sus provincias pasen a fase 1 el 11 de mayo

La Junta de Andalucía quiere que todas las provincias, menos tres distritos sanitarios de Granada y Málaga, pasen a la fase 1 de la desescalada el próximo lunes. En la comunidad, más de la mitad de los contagiados ya se han recuperado y han comenzado los estudios de prevalencia, que en Almería se realizarán a 1.669 personas.

  • Juanma Moreno propone al Gobierno central que 30 de los 33 distritos sanitarios andaluces pasen a la fase 1.
  • Javier Imbroda anuncia que el alumnado andaluz no volverá a las clases presenciales este curso.
  • El 52,4% de los andaluces contagiados de COVID-19 ya se ha recuperado de la enfermedad.
  • La Junta de Andalucía inicia el estudio de prevalencia del COVID-19 que analizará a 1.669 almerienses.
  • El Hospital de Poniente aplica rehabilitación precoz para los pacientes de COVID-19 ingresados en UCI.
  • El hospital HLA Mediterráneo se prepara para recuperar su actividad normal tras superar el pico de COVID-19.

Andalucía propone todas las provincias para pasar a fase 1

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado que la propuesta de la desescalada en Andalucía remitida al Gobierno central incluye que las ocho provincias andaluzas y 30 de los 33 distritos sanitarios evolucionen hacia la fase 1 de desconfinamiento.

Durante su intervención en la sesión de control del Parlamento andaluz, Moreno ha afirmado que la pandemia del COVID-19 está generando graves consecuencias no sólo en el ámbito sanitario, sino también en el ámbito económico y social, ante lo que ha abogado por estar alerta y seguir anticipándose para poder así, en la medida de lo posible, minimizar sus efectos y consecuencias en nuestra comunidad autónoma.

De esta manera, ha insistido en que en el ámbito sanitario el papel de la atención primaria va a ser clave en materia de prevención y detección ante lo que ha indicado que se van a mantener de forma extraordinaria algunas infraestructuras sanitarias que sean necesarias y que se seguirá contando mientras no haya vacunas con un Plan centinela para estar preparados en caso de que pueda producirse un nuevo brote.

Además, ha destacado las consecuencias que esta pandemia tendrá en el ámbito económico y también se ha referido a las importantes pérdidas de ingresos que ésta puede suponer para los comercios, los bares y restaurantes. Es por ello que ha resaltado algunas de las medidas aprobadas por el Gobierno andaluz como es la aprobación de una convocatoria de ayudas públicas por valor de 10,9 millones de euros destinadas fundamentalmente al pequeño comercio y que tiene como objetivo financiar actuaciones necesarias para afrontar con garantías el desconfinamiento.

Moreno, que también ha hecho alusión a otros sectores que se han visto afectados como es el del turismo, la automoción o la aeronáutica, ha asegurado que la salida de la crisis se debe hacer de la mano del sector privado y es que ha puntualizado que el principal problema de las empresas en esta crisis económica es la falta de liquidez.

Al respecto, ha especificado que el Gobierno andaluz ha movilizado 600 millones de euros en avales para pymes y autónomos y se ha reforzado con una nueva partida de 51 millones de euros para que las pymes, los autónomos y los mutualistas andaluces reduzcan al mínimo el coste de los préstamos.

El presidente andaluz, que ha incidido en que los autónomos son una prioridad para su Gobierno, ha manifestado que son 60.000 los autónomos y los mutualistas que se han beneficiado de la ayuda de 300 euros y ha destacado la puesta en marcha una nueva línea de microcréditos entre 9.000 y 15.000 euros para éstos.

Además, ha recordado que esta semana se ha aprobado un Plan de activación de la obra pública, ante lo que ha puntualizado que Agricultura licitará 375 contratos de infraestructura hidráulica y movilizará 575 millones de euros que crearán 8.500 empleos directos.

En relación con las consecuencias que la crisis sanitaria del coronavirus puede suponer en el ámbito social, ha afirmado que esta pandemia está afectando especialmente a las personas en situaciones de mayor vulnerabilidad, riesgo o exclusión social y ha hecho referencia a la activación de una prestación extraordinaria para ampliar la renta mínima que contará con un presupuesto de 10,5 millones de euros y de la que se podrán beneficiar 4.200 familias durante cinco meses. "En total, hemos movilizado para la renta mínima de inserción social en Andalucía un presupuesto de 20 millones de euros con el objetivo de beneficiar a 11.000 familias andaluzas".

Ante esta situación, Moreno ha instado a todas las fuerzas políticas a aunar fuerzas y a trabajar para poder salir de esta situación lo antes posible y ha abogado por la necesidad de una Alianza por Andalucía porque, según ha dicho, "ésta debe ser en instrumento que sumen a todos porque sólo desde la unidad se puede vencer al virus".

Al respecto, ha argumentado que con esta Gran Alianza se trabajará en seis ejes distintos entre los que se encuentran el ámbito educativo con iniciativas como el aumento de la inversión tecnológica, el de la integración social con medidas como el refuerzo de la atención a la dependencia a través de las nuevas tecnologías o con iniciativas ligadas a la economía verde fundamentada en la lucha contra el cambio climático y la importancia de las renovables y la economía circular.

Otros de estos ejes son el de la apuesta por la innovación a través de actuaciones como el fomento de la colaboración público-privada, el avance en la digitalización con un especial protagonismo de la Administración andaluza y el apoyo al empleo y emprendimiento, a través de la ayuda al tejido productivo en materia de la financiación, la internacionalización o la atracción de inversiones.

"La iniciativa de la Gran Alianza es muy importante para el futuro de Andalucía, una iniciativa que está abierta a las aportaciones de todos los que quieran sumarse a ella porque la expresión de la voluntad política del Gobierno andaluz es contar con toda la sociedad andaluza para sentar las bases de la recuperación económica y social de nuestra tierra", ha dicho.

El decreto de simplificación administrativa impulsará la economía

El presidente andaluz ha asegurado que en las siguientes fases de la desescalada la simplificación administrativa será fundamental y es que ha  incidido en que el Decreto Ley de mejora y simplificación de la regulación para el fomento de la actividad productiva beneficiará a los andaluces, impulsará la economía y permitirá que aumente la inversión en nuestra comunidad autónoma que tan necesaria va a ser a partir de ahora a raíz de las importantes consecuencias que van a conllevar la pandemia del COVID-19. Así, ha apostado por eliminar trabas y burocracia para facilitar y simplificar la vida de los ciudadanos y hacer de Andalucía un territorio más competitivo.

Moreno ha señalado que el punto de partida de este decreto ley ha sido el trabajo de un grupo de expertos, conformado por altos directivos de la Administración, especialistas del mundo universitario y la empresa y funcionarios cualificados, designados por la Junta para evaluar la normativa reguladora.

En este punto, ha recordado que éste fue aprobado por el Gobierno andaluz en el mes de marzo y convalidado posteriormente por la Cámara andaluza. "El Gobierno central acordó interponer recurso de inconstitucionalidad contra el artículo 13, relativo a patrimonio histórico, y los apartados 4 y 6, del artículo 28 en materia audiovisual, para los que ha solicitado su suspensión", ha añadido.

El presidente andaluz ha asegurado que tanto el Gobierno de la Nación como el Ejecutivo andaluz han manifestado su voluntad de negociar para resolver las controversias que se plantean a través de la Comisión Bilateral Junta – Estado. "Nuestro posicionamiento es aplicar el Decreto Ley, en todo aquello sobre lo que el TC no deje en suspenso".

De este modo, ha subrayado que el decreto ley ha tenido como resultado la agilización de 21 leyes y 6 decretos, con un centenar de medidas que simplifican procedimientos, eliminan barreras o modifican tasas en actividades claves en los sectores productivos andaluces.

En este sentido, ha expuesto algunos de los ejemplos que este decreto ley conlleva como es el hecho de reducirse 20 trámites, de pasar de 30 a 12 meses el tiempo de elaboración de cada Plan General de turismo, la modificación de leyes para apoyar al sector agroalimentario andaluz, facilitar la lucha contra el cambio climático y favorecer la economía circular. Asimismo, con él se ha sustituido la licencia de obras municipal por una Declaración Responsable para obras menores, eliminando un trámite que puede durar hasta 12 meses y se han sustituido las licencias de ocupación por una declaración responsable, un trámite que podía durar hasta 9 meses.

Para terminar ha insistido en que este texto normativo viene a simplificar y agilizar los trámites administrativos, a adaptarse a los requisitos de la legislación básica estatal, a cumplir con las obligaciones con las que antes no se cumplía y a igualar las condiciones de protección ambiental con Europa y España, a la vez que ha aseverado que todo ello se hará con el sometimiento de las actuaciones administrativas a las máximas garantía de control.

Los alumnos andaluces no volverán a clase

Javier Imbroda, consejero de Educación y Deportes de la Junta de AndalucíaEl consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha anunciado en el Parlamento que el alumnado andaluz no volverá a las aulas de manera presencial este curso 2019/20. Esta decisión, ha asegurado Imbroda, se ha adoptado tras las reuniones mantenidas con la comunidad educativa con el fin de dar certezas y no incertidumbre en una situación excepcional provocada por la crisis del Covid-19.

Durante su comparecencia sobre las instrucciones que regulan el final del curso, Imbroda ha afirmado que combinan la flexibilidad porque es la que permite tener una adecuada atención a la diversidad, el rigor y la seguridad jurídica. Además, ha destacado que el documento recoge las aportaciones de la comunidad educativa tras un proceso participativo "muy positivo y enriquecedor". Así, lo ha expresado el consejero, que considera que estas instrucciones "son de la comunidad educativa andaluza y el Gobierno andaluz tiene claro que no se puede hacer nada sin contar con los implicados, a diferencia de otras administraciones que actúan de espaldas a todo el sector".

El documento, ha explicado Javier Imbroda, se basa en tres ejes fundamentales: la autonomía de los centros, garantía jurídica y simplificación de la burocracia. De esta manera, los centros y docentes pueden adaptar contenidos curriculares para ajustarse a las necesidades y circunstancias de sus alumnos y avanzar materia o dedicar este periodo a reforzar o recuperar el trabajo desarrollado en la parte del curso que ha tenido lugar de forma presencial.

Respecto a la evaluación final de curso, el profesorado tendrá en cuenta los dos primeros trimestres, dado su carácter presencial, mientras que el trabajo llevado a cabo en el tercero servirá para aportar un valor añadido teniendo en cuenta la variedad de escenarios que afrontan alumnos y familias desde que se suspendieron las clases. "Blindar el trabajo realizado durante los dos tercios del curso es una forma de proteger a los alumnos para asegurarnos que nadie se quede atrás por circunstancias de las que no son responsables", ha dicho.

Además, las instrucciones, ha aclarado el consejero, se remiten al marco normativo vigente tanto para la evaluación como para la permanencia, promoción y la titulación del alumnado. Se aplican criterios de flexibilidad en la evaluación dadas las circunstancias excepcionales de este curso, pero siempre dentro de la norma.

Respecto a la simplificación de la burocracia para los docentes, el consejero ha destacado que las medidas y actuaciones recogidas en el documento no pretenden incrementar las cargas administrativas del profesorado y la burocracia de los centros. En este sentido, el titular de Educación y Deporte ha afirmado que las instrucciones no exigen ninguna documentación adicional ni ningún trámite específico más allá de las adaptaciones a las circunstancias que miles de docentes ya venían haciendo.

Más de la mitad de los andaluces contagiados ya se han recuperado

Más de la mitad del total de andaluces contagiados de Covid-19 (7.679 personas, lo que supone el 52,45%) ya se ha recuperado de la enfermedad, según ha destacado el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en su sexta comparecencia en el Parlamento de Andalucía para informar acerca de las medidas adoptadas ante la pandemia del coronavirus.

La Junta de Andalucía ha propuesto al Gobierno de España que todas las provincias de la comunidad autónoma evolucionen a la fase I del plan de desescalada, al reunir las condiciones generales formuladas por el Ministerio de Sanidad. El consejero ha solicitado también al Gobierno central que tres de los 33 distritos sanitarios de Andalucía (Granada y Metropolitano de Granada, y el distrito Málaga) cuenten con una serie de salvedades en la transición a ese nivel I. Son las tres áreas en las que la tasa de incidencia de PCR positivas (sin institucionalizados) aún está en una franja de 10 a 29,99 personas por cada 100.000 habitantes.

Concretamente, en el escenario remitido al Ministerio se propone que en estos tres distritos no se permitan funerales ni velatorios, más allá de la estricta intimidad, ni la celebración de reuniones, seminarios y congresos científicos e innovadores. Tampoco los actos ni espectáculos al aire libre, ni los mercadillos ni actividades similares. En definitiva, se trata de evitar la concentración innecesaria de personas más allá de la realización de su actividad laboral.

Tras recalcar que ya se han recuperado más de la mitad del total de andaluces contagiados, Jesús Aguirre se ha referido también a la realidad de los profesionales sanitarios en la comunidad, subrayando que sólo se ha contagiado el 3,12% del total perteneciente al sector público. Si se añade el sector privado, el porcentaje disminuye al 2,62%. Este dato significa un 7,5% con respecto al total de contagiados a nivel nacional, que son 43.325.

El número total acumulado de sanitarios contagiados en Andalucía desde que comenzó la pandemia asciende a 3.280. De ellos, se han curado 2.158, el 65,8% del total.

Luchar contra un posible rebrote

Por otro lado, el titular de Salud y Familias ha anunciado que en la comunidad autónoma se van a implementar medidas orientadas a controlar e intentar evitar un rebrote de la enfermedad. Aguirre ha destacado "lo mucho que hemos aprendido de esta pandemia", lo que ayudará a la adopción de dichas medidas "en el ámbito de nuestras competencias".

Concretamente, se estructurarán en tres líneas de actuación: vigilancia, prevención y control. Y se desplegarán en cuatro ámbitos: sanitario, socio-sanitario, comunitario y de vigilancia epidemiológica.

El consejero, finalmente, ha incidido en que es "imprescindible" la humanización de la asistencia sanitaria, evitando en lo posible "la soledad de los pacientes". "Ése es un objetivo prioritario", ha manifestado, añadiendo que se protocolizará la restricción de acompañantes en los centros y se fomentará el uso de medios telemáticos como las videollamadas o la mensajería instantánea.

Comienza el estudio de prevalencia en Almería

La Junta de Andalucía ha comenzado el estudio de prevalencia del COVID-19 para analizar cuál es la evolución del virus en la provincia de Almería. La Consejería de Salud y Familias ya ha contactado con 1.669 almerienses, que viven en 14 municipios, que son la muestra seleccionada para estudiar cuál es el nivel de contagio entre la población, una información que será clave para establecer la desescalada. Los centros de salud de Almería han comenzado a citar a las familias de la provincia para participar en el Estudio Epidemiológico de Infección por SARS-CoV-2 en España (ENE-COVID), diseñado por le Ministerio de Sanidad y el Instituto Carlos III y que se lleva a cabo a través de las comunidad autónomas.


De esta forma la Consejería de Salud y Familias trabaja en colaboración total con el Ministerio de Sanidad, que se ha encargado de indicar los 14 municipios en los que se desarrollará el estudio en Almería así como de aportar los test necesarios.

La Delegación Territorial de Salud y Familias se encarga de desarrollar el trabajo de campo, que pasa por coordinar a los centros de salud, disponer del personal sanitario cualificado para el desarrollo de los exámenes a la población, hacer las pruebas, establecer el seguimiento de la muestra estadística y de grabar los datos.

En la provincia de Almería el estudio se va a desarrollar en los tres distritos sanitarios siendo los siguientes municipios donde se van a realizar las diferentes pruebas: 881 personas en el Distrito Sanitario Poniente en las localidades de Adra, Roquetas de Mar, Vícar, El Ejido, Berja, Dalías y La Mojonera; 543 personas en el Distrito Sanitario Almería en la capital, Níjar, Abrucena y Rágol; y 245 personas en el Área de Gestión Sanitaria Norte en Garrucha, Huércal -Overa y Pulpí.

Los profesionales de los centros de salud de estos dispositivos han estado preparando durante la pasada semana este operativo para la toma de muestras y comprobando la aplicación informática en la que se registran los resultados. Asimismo, se quiere remarcar  que “el papel de los servicios de atención primaria va a ser "especialmente relevante" a lo largo de todo el proceso, "puesto que son los encargados de su ejecución y de la posterior transmisión de los resultados".

El desarrollo de esta investigación permitirá estimar el porcentaje de personas infectadas por COVID-19 y las que han desarrollado anticuerpos frente a la enfermedad, mostrando la realidad de la pandemia a nivel provincial, autonómico y nacional. La información que se obtenga "será de enorme importancia" para la toma de decisiones de salud pública en todo el país.

Contacto telefónico

Los ciudadanos están siendo contactados telefónicamente por el personal de los centros de salud para informales de su selección para el estudio, que es voluntaria e individual, dándoles fecha para una primera cita o para acudir a su domicilio en caso de que presenten dificultades para desplazarse.

En este sentido, la captación se inicia con una encuesta telefónica de unas 20 preguntas que se podrán contestar en cinco minutos para conocer las características de la vivienda familiar y el número de personas que conviven en ella, así como saber si a la persona participante se le ha diagnosticado la enfermedad, si tiene o ha tenido sintomatología compatible con el virus, si cuenta con factores de riesgo o si ha tenido contacto con personas diagnosticadas.

Tras ello, se le da cita junto con el resto de la familia para que acuda a su centro de salud a realizarse un test rápido de anticuerpos a través de punción digital, que arrojará resultados en un tiempo estimado de entre 10 y 15 minutos y que se le entregarán personalmente en la primera visita. Si la persona autoriza y acepta, se le extraerá además sangre para medir anticuerpos mediante técnicas más precisas en la medición de los anticuerpos frente al virus SARS-CoV-2.

Después de la primera visita y por espacios de tiempo de tres semanas entre cada visita se le citará en dos ocasiones más en las que se repetirá el proceso con la finalidad de conseguir una foto panorámica de los cambios de la pandemia entre la población.

Desde la Junta de Andalucia se recomienda a todos los participantes y a la ciudadanía en general seguir las recomendaciones de protección indicadas por la autoridades sanitarias para evitar la propagación del virus y proteger a la población más vulnerable.

Rehabilitación precoz para los pacientes de COVID-19

Hospital de Poniente en El Ejido, AlmeríaEl Área de Rehabilitación y Fisioterapia del Hospital de Poniente ha adaptado su protocolo de rehabilitación precoz para pacientes críticos ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), para la atención a las personas ingresadas por COVID-19. El inicio temprano del tratamiento de fisioterapia favorece una recuperación más rápida de estos pacientes, ayudando a mitigar los efectos de la ventilación mecánica y el largo periodo de encamamiento.

La responsable del área de Fisioterapia del Hospital de Poniente, Elena Fernández, explica que “la aplicación temprana de técnicas de rehabilitación y fisioterapia en estos pacientes consigue una disminución del tiempo de estancia en la UCI y una mejor situación funcional cuando el paciente es dado de alta a hospitalización, donde se continúa con el tratamiento, con el objetivo de devolver al paciente la máxima autonomía posible”.

El director de la UCI del Hospital de Poniente, Emilio Robles-Musso destaca que “se trata de una de las primeras experiencias de este tipo que se realizan con pacientes de COVID-19, que ha resultado providencial, pues nos ha servido para lograr una recuperación mucho más rápida y es ejemplo del trabajo multidisciplinar que se lleva a cabo en UCI para atender a estos pacientes”.

La rehabilitación precoz para los pacientes ingresados en UCI por la COVID-19 se inicia al mismo tiempo que la retirada progresiva de la ventilación mecánica y la disminución de la sedación. Emilio Robles-Musso señala que “se trata de un proceso complejo, en el que gracias a la fisioterapia se consigue que los pacientes puedan empezar a respirar por sí mismos y a eliminar secreciones de manera autónoma lo más pronto posible”.

Un equipo formado por facultativos especialistas en Rehabilitación y fisioterapeutas, lleva a cabo la valoración inicial del paciente, de forma coordinada. Elena Fernández apunta que “la evaluación del paciente se realiza de conjuntamente entre los rehabilitadores y los fisioterapeutas, para minimizar los riesgos de exposición al coronavirus y gestionar de la forma más eficiente posible el uso de los equipos de protección individual; hasta el momento, dos especialistas en Rehabilitación y ocho fisioterapeutas han sido los encargados de realizar la evaluación y los tratamientos ”.

Una vez valorado el paciente, se adapta a su situación concreta el protocolo de rehabilitación para los pacientes críticos. En líneas generales, en el caso de quienes están afectados por la COVID-19, Elena Fernández señala que “se trata de personas que llevan mucho tiempo encamadas, por lo que el tratamiento inicial va destinado a disminuir la rigidez articular y evitar los desequilibrios musculares, así como a estimular la circulación”.

La responsable del área de Fisioterapia subraya que “un aspecto sumamente importante es también ayudar al paciente a mejorar su capacidad ventilatoria a nivel respiratorio, para recuperar la musculatura de esa parte del cuerpo, algo fundamental en su evolución”.

Igualmente, el trabajo rehabilitador se centra en que el paciente recupere su esquema motor y pueda comenzar lo antes posible a ponerse de pie y a caminar. Fernández explica que “el objetivo es intentar lo que llamamos ‘verticalizar’ al paciente, para lo que es necesario que pueda ser capaz de contraer su musculatura”.

HLA Mediterráneo recupera su actividad normal

HLA Mediterráneo AlmeríaEl hospital HLA Mediterráneo trabaja en el diseño de nuevos protocolos y procesos asistenciales para recuperar progresivamente la actividad normal en sus centros a medida que se vaya superando de manera paulatina la emergencia sanitaria que ha provocado la extensión de la COVID-19.

La vuelta a la actividad para atender patologías no relacionadas con la COVID-19 se hará siempre de acuerdo con los criterios y las normas establecidas por las autoridades sanitarias de Andalucía y comenzará por la programación de las pruebas e intervenciones más urgentes y no demorables.

“Desde el pasado lunes 27, se ha reactivado la actividad asistencial en las especialidades de Cardiología, Cardiología Pediátrica, Cirugía Pediátrica, Reumatología y Cirugía Vascular”, declara Isabel Tortosa, subdirectora médica del centro, y añade que “en todos los casos, la prioridad es garantizar la seguridad y la protección de salud, tanto de pacientes como del personal que trabajaba en el hospital. Por ello, la puesta en marcha está siendo escalonada, con citas espaciadas en el tiempo, respetando la distancia de separación y proporcionando todo el material de seguridad necesario a todos los pacientes que acudan al hospital”.

En este sentido, el HLA Mediterráneo ha comenzado a realizar en torno a 300 test rápidos de COVID-19 a todo su personal y ha establecido nuevos procesos asistenciales con circuitos seguros para los pacientes, prestando especial atención a la población vulnerable y de riesgo. Además, se han establecido accesos seguros y controlados de pacientes a los centros y se han diferenciado los espacios para pacientes con COVID-19 y para pacientes con otro tipo de patologías. Todo esto con el objetivo de que ambos flujos no compartan en ningún momento el mismo espacio.

En caso de un repunte de la pandemia, todos los hospitales del Grupo HLA contarán con los planes y protocolos necesarios para, en un plazo máximo de 72 horas, reajustar de nuevo su actividad y atender únicamente casos de COVID-19, siempre en coordinación con las autoridades sanitarias.

Atención telemática para los pacientes

El HLA Mediterráneo siempre ha estado dispuesto a colaborar con la sanidad pública en esta pandemia, y, desde el comienzo de esta crisis, han sido 38 los pacientes con sospecha que ha estado ingresados, de los cuales 11 han sido positivos al coronavirus.

“Desde el inicio del estado de alarma se han ido tomando medidas para frenar el avance del contagio, como la suspensión de las consultas físicas y la actividad quirúrgica de carácter no urgente. A pesar de ello, el paciente ha estado atendido de forma telemática por nuestros distintos profesionales. También se ha puesto en marcha un sistema de videoconsultas para dar cobertura sanitaria a nuestros asegurados, que seguirá habilitado para todo aquel que lo necesite hasta que se normalice esta situación”, añade la Dra. Tortosa.

Las primeras medidas fueron realizar cambios en los servicios de urgencias de adultos y pediatría, UCI y hospitalización con la habilitación de dos circuitos y estancias bien diferenciadas para pacientes sospechosos de Covid y otro para el resto de patologías. Especialmente, desde el comienzo de esta pandemia se ha prestado atención al servicio de Urgencias Pediátricas, donde, por ejemplo, en las salas de espera se retiraron los juguetes, libros u otros objetos que los niños puedan compartir para garantizar la seguridad de los más pequeños.

“Este desafío nos exige dar en todo momento el máximo de nuestro potencial y desde la dirección estamos muy orgullosos de todos nuestros profesionales, que han demostrado una implicación y vocación muy grande, con las que están consiguiendo sacar adelante esta situación tan excepcional”, concluye la subdirectora médica de HLA Mediterráneo.