07Julio2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sociedad > El Programa de Ayuda Alimentaria 2020 distribuye 900 toneladas en Almería
20 Junio 2020 Escrito por 

El Programa de Ayuda Alimentaria 2020 distribuye 900 toneladas en Almería

El Programa de Ayuda Alimentaria para la anualidad 2020, impulsado por el Gobierno de España a través del Ministerio de Agricultura y con financiación de la Unión Europea, ha comenzado esta semana su primera fase –cada ejercicio se divide en tres- una vez formalizada la recepción de los alimentos realizada por la Subdelegación del Gobierno en Almería como unidad de control del programa. 

Tras su envío a Cruz Roja y Banco de Alimentos, que son las organizaciones asociadas de distribución, de inmediato comenzará su distribución entre las 137 organizaciones encargadas del reparto a las familias beneficiarias.

Como señala el subdelegado del gobierno en Almería, Manuel de la Fuente Arias, en esta primera fase se destinarán a la provincia 900 toneladas de alimentos por valor de 732.756 euros. A lo largo de sus tres fases, el Programa de Ayuda Alimentaria destinará a la provincia en torno a 3.600 toneladas de alimentos, que se distribuirán entre 47.296 personas, incluidos 2.413 bebés. De la Fuente Arias ha precisado, igualmente, que el reparto que se efectuó al comienzo del estado de alarma se correspondió con la última fase del programa de 2019. “Este programa es una muestra más del escudo social de este Gobierno para que ninguna persona se quede atrás y de la atención y ayuda que se presta a quienes están en una situación más desfavorecida”, ha destacado.

Los alimentos que se entregarán en esta anualidad serán arroz, alubias cocidas, leche entera UHT, aceite de oliva, atún en conserva, sardina en conserva, conserva de carne (magro), pasta alimenticia, tomate frito, galletas, macedonia de verduras, fruta en conserva, batido de chocolate y tarritos infantiles de fruta y de pollo. Se trata de alimentos de carácter básico, variados, nutritivos, poco perecederos, de fácil transporte y almacenamiento. En esta primera fase del programa se distribuirán, aproximadamente, el 25% de los alimentos, y en las otras dos el restante 75%.

El Programa de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas tuvo su origen a finales de los años ochenta como consecuencia de las olas de frío que azotaron Europa. La Comisión Europea decidió entonces hacer uso de los productos almacenados, consecuencia de las medidas de intervención de la Política Agraria Común, para transformarlos en alimentos destinados a las capas más desfavorecidas de la sociedad. El programa continuó financiado con fondos procedentes de la PAC hasta que a partir de 2015 se enmarcó dentro de la política social y de cohesión de la Unión Europea con cargo al Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas (FEAD).

En España, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha venido desarrollando los programas de ayuda alimentaria desde el año 1987 de forma ininterrumpida, encargándose, entre otras actuaciones, de contratar la adquisición de los alimentos con empresas del sector agroalimentario mediante la convocatoria de concursos públicos y de designar mediante resolución pública a las organizaciones asociadas de distribución (Cruz Roja Española y Federación Española de Bancos de Alimentos) que son las que distribuyen los alimentos a las organizaciones asociadas de reparto (137 en Almería) las cuales entregan directamente el alimento a las personas destinatarias.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social y el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 también participan en la gestión del programa, desarrollando, entre otras funciones, actuaciones que contribuyen a la inclusión socio laboral de las personas desfavorecidas que reciben alimentos, contempladas en el FEAD.

Reconocimiento a los voluntarios y las entidades colaboradoras

El subdelegado del Gobierno ha expresado públicamente su agradecimiento a las personas voluntarias de las organizaciones asociadas de reparto que, sin ningún tipo de contraprestación, almacenan y reparten los alimentos entre las familias beneficiarias, reconociendo su “papel solidario y fundamental en el éxito del programa de ayuda alimentaria”.

Igualmente, Manuel de la Fuente ha querido reconocer, de forma expresa, la labor desarrollada por Cruz Roja y Banco de Alimentos, organizaciones asociadas de distribución, que siempre han demostrado su compromiso pero que este año “han dado lo mejor de sí mismas para permitir el reparto de los alimentos, en unos momentos muy difíciles para todos y donde las personas más vulnerables estaban y están pasando por situaciones muy delicadas. Por eso este año, durante la crisis, nuestro reconocimiento debe ser aún mayor y todos los almerienses podemos sentirnos bien orgullosos del trabajo que desarrollan Cruz Roja, el Banco de Alimentos y todas las personas que participan en el programa”, ha apuntado.