24Noviembre2020

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sociedad > Un impulso a la empleabilidad de las víctimas de violencia de género en Almería
16 Noviembre 2020 Escrito por 

Un impulso a la empleabilidad de las víctimas de violencia de género en Almería

El proyecto Acércate, impulsado por Cruz Roja y el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para mejorar el posicionamiento laboral de mujeres víctimas de violencia de género, ha facilitado hasta ahora que 148 mujeres en esta situación en Almería hayan recibido orientación y formación laboral, así como apoyo social y psicológico para su empoderamiento personal.

Este programa se lleva a cabo en todas las provincias andaluzas desde principios de este año con 1.377 mujeres participantes, de las cuales 116 han conseguido acceder a un empleo, cifra que hubiera sido más significativa de no haberse producido la situación económica excepcional motivada por la crisis sanitaria derivada del coronavirus.

Así lo han explicado la consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, y la presidenta autonómica de Cruz Roja Española en Andalucía, María del Mar Pageo, durante un acto virtual emitido por ‘streaming’ en el que han participado también empresas y entidades colaboradoras, así como voluntarias y usuarias del proyecto, que han dado testimonio de su experiencia.

En estos meses, el proyecto ha permitido que 98 mujeres víctimas de violencia de género en Almería hayan recibido una capacitación profesional a través de 58 acciones formativas, de las cuales 34 han sido talleres para la mejora de competencias personales y sociales, en materias que van desde la igualdad de oportunidades a los idiomas, las nuevas tecnologías y las competencias para el empleo dirigidos a acortar la brecha digital.

Además, se han impartido a 64 mujeres otras 24 acciones formativas para su capacitación laboral, en las cuales las participantes han seguido un itinerario laboral en oficios identificados por su oportunidad o interés, en ámbitos como el de auxiliar de almacén, la atención sociosanitaria, la vigilancia y seguridad privada, la bioquímica, el análisis contable y fiscal, el diseño web y el marketing digital, entre otros.

La responsable de Empleo ha destacado que el mayor logro de este proyecto ha sido ayudar a estas mujeres a superar las barreras que frenaban su empleabilidad, reduciendo su aislamiento social gracias a las redes de apoyo, mejorando su estado emocional, facilitándoles la adquisición de competencias básicas y apoyándoles en la toma de decisiones.

“Acércate es un proyecto innovador porque además de la formación y la orientación laboral, tiene muy en cuenta el plano psicosocial, el emocional y el personal para ofrecer una atención integral a las mujeres víctimas de violencia de género”, ha explicado la presidenta de Cruz Roja Española en Andalucía: “No podemos olvidar el punto de partida en el que muchas de ellas comenzaron: con incertidumbres, miedos, poca confianza en ellas mismas y en muchos casos, un aislamiento al que han sido sometidas durante años. Porque la violencia machista, además de ser física, es también psicológica, emocional y económica, y sitúa a las mujeres ante una vulnerabilidad extrema, que debemos abordar desde un enfoque de dignidad y derechos”.

El SAE subvenciona con 2,1 millones de euros este proyecto, en el marco del pacto de estado contra la violencia de género, y persigue además del fomento de la inserción sociolaboral de mujeres víctimas de violencia de género, el refuerzo del empoderamiento personal y profesional del colectivo, por lo que además de estudiar las barreras que frenan el acceso al empleo, ha facilitado la puesta en marcha de acciones para dar respuestas integrales a las necesidades de cada mujer, en los ámbitos personal, familiar y social.

Por ello, además de la intervención con las mujeres, se han llevado a cabo actividades dirigidas a mejorar las relaciones materno filiales (la mayoría de las participantes tiene hijos/as) con el desarrollo de talleres de ocio compartido o ayudas económicas para actividades extraescolares que han permitido a las mujeres su participación en las acciones formativas del proyecto.

Los profesionales de Cruz Roja, en coordinación directa con los del SAE, han llevado a cabo un acompañamiento personalizado “para eliminar el mayor número de condicionantes negativos que se encuentran las víctimas a diario en su entorno y nos acerque al objetivo global de mejorar su empleabilidad”, ha explicado Rocío Blanco. En este sentido, se han llevado a cabo acciones de acompañamiento y asistencia jurídica, psicológica y de recursos sociales con 654 mujeres, y se ha prestado mediación a 1.318 en toda Andalucía.

Alianzas con 10 empresas almerienses

El programa ha contado, para ello, con una unidad en cada provincia andaluza. En Almería, el equipo está compuesto por 5 profesionales (una psicóloga, un orientador laboral, dos trabajadores sociales y una administrativa), que, en estrecha coordinación con técnicos del SAE, realizan un diagnóstico inicial de las dificultades de cada usuaria del programa para diseñar un itinerario personalizado con medidas que mejoren sus condiciones laborales, personales, familiares, sociales y económicas; también evalúan los avances que se vayan registrando a lo largo de los itinerarios y atienden a las mujeres usuarias ante cualquier necesidad que pueda surgir.

Además del trabajo con las participantes, el proyecto ha incluido la puesta en marcha de medidas de cooperación empresarial, alianzas dirigidas a reforzar la adquisición de competencias, de sensibilizar a las empresas sobre la importancia y los beneficios de la contratación de mujeres en dificultades y posibilitar el acceso a un puesto de trabajo. En total, se han establecido en Almería 25 alianzas con 10 empresas colaboradoras que han facilitado ofertas de empleo, prácticas laborales, formación o actividades de orientación e información facilitando un entorno inclusivo donde hacer más sencillo el desarrollo de estas mujeres.

Campaña de sensibilización

A lo largo del encuentro, se ha dado a conocer la campaña “¿Un trabajo? Para ellas es +”, que Cruz Roja desarrollará en redes sociales, en el marco de este proyecto, con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia del acceso a un empleo para las mujeres víctimas de violencia de género, como fuente de ingresos y como un espacio de crecimiento personal, empoderamiento y desarrollo de sus competencias y visibilizar las capacidades de estas mujeres.

La consejera de Empleo ha remarcado el compromiso de la Junta de Andalucía en la lucha contra la violencia de género, de ahí la puesta en marcha de proyectos como Acércate, y de herramientas que “las doten de las mejores condiciones para que estas mujeres no tengan que renunciar ni abandonar el mercado laboral y puedan conciliar sus tareas labores con las familiares".

En este sentido, Blanco ha recordado que su departamento va a poner en marcha un paquete de incentivos, dotado con 6,9 millones de euros, para tratar la paliar los efectos de las responsabilidades familiares sobre el empleo. Entre ellos, destacan las ayudas a la contratación de desempleados inscritos en el Servicio Andaluz de Empleo y en el Sistema Especial de Empleados del Hogar del Régimen General de la Seguridad Social para el cuidado de menores de tres años, o de discapacitados con un grado mínimo del 75% y personas dependientes.