30Mayo2020

Está aquí: Almería Información > Canal Cocina > Gastro Actual > Las mejores torrijas para esta Semana Santa, con la receta del chef Antonio Gázquez

Las mejores torrijas para esta Semana Santa, con la receta del chef Antonio Gázquez

El chef Antonio Gázquez, del Restaurante Las Eras Antonio Gázquez de Tabernas, tras haber enseñado la receta más antigua del potaje, comparte ahora con todos los almerienses confinados en sus casas por el estado de alarma la receta de las torrijas, uno de los postres estrella de la Semana Santa.

Una receta acorde con la época y que sirve de "excusa" para aprovechar la estancia en casa para cocinar bajo la guía de uno de los cocineros más prestigiosos de la provincia de Almería.

Receta de las torrijas de Antonio Gázquez

Aunque es un dulce típico de Semana Santa, es habitual comerlo durante todo el año puesto que para desayunar es exquisito. Su elaboración puede hacerse de varias formas, incluso de varios sabores. Los más corrientes son con leche y con vino. De las dos formas están deliciosas.

Ingredientes de las torrijas

  • Pan
  • Leche, vino
  • Azúcar
  • Huevo
  • Harina
  • Canela
  • Aceite de oliva V.E. para freír

No he puesto cantidades porque, como verán, es tan fácil que no se necesitan.

Modo de elaboración

Cortar unas rebanadas de pan de algo menos de un centímetro de grosor, el tamaño de la rebanada más grande o más pequeño, al gusto. En una bandeja plana con bordes espolvorear de azúcar y después cubrir el suelo de la bandeja de leche o de vino.

A continuación poner sobre esta las rodajas de pan para que absorban el líquido e incluso rociar por lo alto más leche o vino y algo de azúcar, deben estar bien empapaditas para que estén más jugosas por dentro.

En otro recipiente pondremos harina y en un cuenco batiremos unos huevos, porque debemos pasar las torrijas primero por harina y después por huevo para freírlas, aunque si queremos podemos eliminar la harina y pasarlas solo por huevo.

Freímos en una sartén amplia y plana con poco aceite y lo hacemos primero por una parte y luego por la otra para que no se nos rompan.

Al finalizar las pasamos por azúcar o azúcar y canela. Si hacemos un gran plato por la mañana se comerán a cualquier hora del día.