25Octubre2021

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Municipios > Almería contará con un Museo de la Vega en el Parque del Andarax

22 Septiembre 2021 Escrito por 

Almería contará con un Museo de la Vega en el Parque del Andarax

El Ayuntamiento de Almería y la Diputación Provincial convertirán en realidad el Museo de la Vega gracias a los Fondos Europeos. La concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, y el vicepresidente primero de la institución provincial, Ángel Escobar, han anunciado la licitación de las obras durante la visita a los terrenos del actual cortijo en el que se ubicará el futuro Ecomuseo.

El proyecto, tramitado por la Diputación, se enmarca dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) del Bajo Andarax, y cuenta con una inversión de 1.350.000 euros de inversión para las obras del futuro Ecomuseo que se ubicará sobre una parcela de más de 7.300 metros cuadrados en el Parque del Andarax.

Esta obra se enmarca dentro del EDUSI Bajo Andarax que cuenta con un presupuesto global de 18,75 millones de euros financiado por el Programa Operativo FEDER de Crecimiento Sostenible 2014-2020 (80%), y los fondos propios de la Diputación Provincial de Almería (20%).

Se trata de un edificio que reinterpretará el 'cortijo-tipo' con un interior musealizado que va a recrear el estilo de la vida de los vegueros con el objetivo de mostrar el enorme contraste entre los paisajes y los estilos de vida de esa zona hace unos años y en lo que se ha convertido ahora.

La concejala de Urbanismo e Infraestructuras explicó que “desde la colaboración que Ayuntamiento y Diputación Provincial venimos manteniendo en beneficio de los almerienses, el Museo de la Vega va a ser una realidad, haciendo de este espacio otra referencia histórica y cultural de Almería, un centro de interpretación del modo de vivir del corazón agrícola de nuestra capital”. En este sentido, Ana Martínez Labella calificó como “muy ilusionante” un proyecto “consensuado de la mano de sus protagonistas”, felicitando el que ya se encuentra en fase de licitación para, una vez adjudicadas las obras, “estas se puedan iniciar de manera inminente”.

Por último, agradeció el trabajo de los arquitectos del estudio Castillo-Miras, encargados de la redacción del proyecto y dirección de obra de esta nueva dotación que se va a levantar en el Camino de Jaúl Bajo.

Por su parte, el vicepresidente resaltó que esta obra es una muestra de la colaboración entre administraciones: “La Diputación, a través del EDUSI, ha tenido en cuenta la apuesta decidida del Ayuntamiento de Almería por poner en valor esta zona a través del Museo de la Vega. Estamos hablando de una reivindicación histórica de los vecinos de la Vega y vamos a recuperar esta zona para el disfrute de almerienses y turistas”.

Ángel Escobar detalló que gracias a la Estrategia de Desarrollo Urbano y Sostenido “vamos a gestionar 18 millones, de los que 15 proceden directamente de Fondos Europeos para financiar un proyecto global que tiene como pilares el Fomento de Infraestructuras de Movilidad Urbana y Sostenible, energías renovables y la puesta en valor del patrimonio cultural y etnográfico, agrícola de la Vega del Bajo Andarax”.

Luis Castillo, en representación del estudio de arquitectura encargado de redactar el proyecto, explicó que “se trata de una recreación contemporánea de un antiguo cortijo tradicional, dividido en estancias que albergará su musealización”. Un edificio que además tendrá un consumo energético casi nulo utilizando para ello pozos canadienses y placas fotovoltaicas”.

Objetivo: recuperar los valores etnográficos de la Vega

Previamente a las obras de construcción se ejecutará la demolición del actual cortijo del Andarax –una casona con problemas estructurales tales que ha sido preferible no conservarla–. Se trata de un ‘cortijo-tipo’ que será edificado sobre una parcela con una superficie de 7.305 metros cuadrados. Acogerá los valores etnográficos de la Vega, desde la primera parte del siglo XX hasta los años 50. Tendrá cafetería-restaurante, una zona de juegos infantiles, talleres y actividades.

Con una superficie de 426 m2, en el interior del edificio podrán exhibirse enseres de un cortijo de la época de la subsistencia, podrán realizarse recreaciones de las dependencias con las que contaba este tipo de edificaciones, exponerse maquetas de construcciones tradicionales, etc. Además de la zona expositiva, interactiva y pedagógica, y atendiendo a la posibilidad de una futura ampliación del edificio, esta primera fase contempla además la disposición de zona de conferencias/educativa, administrativa y de servicios, completándose esta fase con la urbanización del entorno próximo del edificio y de los accesos al mismo desde el exterior de la parcela.