02Febrero2023

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Municipios > Almería convertirá el Cerro de San Cristóbal en el gran mirador de la ciudad

31 Marzo 2022 Escrito por 

Almería convertirá el Cerro de San Cristóbal en el gran mirador de la ciudad

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha presentado el proyecto de regeneración urbana y paisajística del Cerro de San Cristóbal como un nuevo ejemplo del “compromiso” municipal en la transformación integral de una zona que se va a convertir “en un entorno de referencia cultural, paisajística y turística en Andalucía y en el resto de España”.

Acompañado de la concejala de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, y del redactor del proyecto, el arquitecto Jesús Basterra, el alcalde ha querido trasladar la ilusión que supone esta nueva actuación “que interpreta e integra el espacio, el tiempo y la naturaleza, para convertir el Cerro de San Cristóbal en un entorno patrimonial y urbano de primer nivel, que viene a completar el proyecto global de reactivación del Centro Histórico de Almería”

Se trata de uno de los proyectos subvencionados dentro de la convocatoria de ‘Ayudas a municipios para la implantación de zonas de bajas emisiones y transformación digital y sostenible del transporte urbano’, a la que el Ayuntamiento ha optado, en el marco del ‘Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia financiado con los Fondos Next Generation’.

Con una inversión previta de 3,5 millones de euros y un plazo de ejecución previsto de 18 meses, el proyecto viene a sumarse a otras actuaciones desarrolladas o en marcha sobre esta parte de la ciudad. como la ampliación de la calle Pósito, la conexión de ésta con la calle Almanzor, el nuevo edificio de la Gerencia, el Parque de la Hoya, la rehabilitación interior de Casas Consistoriales o la remodelación de la Plaza de la Administración Vieja, calle Juez y calle Mariana, entre otras, para hacer de esta zona “motivo de orgullo de esta ciudad y entorno un elemento generador de oportunidades de empleo, de emprendimiento, de turismo y de cultura”.

La idea sobre la que pivota esta actuación es fomentar el uso ciudadano de esta zona que cuenta con un potencial enorme desde el punto de vista histórico, patrimonial, turístico y paisajístico, según ha destacado el primer edil.

Más en detalle, el redactor del proyecto, Jesús Basterra, reconocía que la principal virtud de esta actuación se encuentra en el propio espacio, 2,5 hectáreas de suelo que, a través de nuevos viarios accesibles, el arreglo de las infraestructuras y abierto al disfrute ciudadano, se convertirán por derecho propio en una de las zonas más visitadas de Almería, solo a cinco minutos del centro neurálgico de Puerta Purchena.

El proyecto de urbanización que hoy se ha presentado persigue dos objetivos fundamentales: la mejora de la accesibilidad en los accesos al monumento del Sagrado Corazón y una regeneración paisajística de la zona.

Viarios y acondicionamiento espacios libres

La intevención en la mejora de la accesibilidad se caracteriza por el desarrollo de senderos transitables accesibles que desembocarán en la explanada del Sagrado Corazón, elemento estructurante del Cerro de San Cristóbal, que en este proyecto viene acompañado de la propuesta de su denominación como «Plaza Ángela Fornovi», en reconocimiento a la incansable labor de esta vecina durante años para que el monumento pudiera finalmente ser erigido.

El proyecto propone la demolición de la escalinata existente para ser sustituida por una nueva que, emplazada en el eje principal del monumento, se desarrolla en seis tramos, conectando peatonalmente la plaza semicircular con el resto del espacio libre que va a desarrollarse. A esta se accederá a través de un nuevo viario que viene a recuperar el trazado del barrio demolido, reconvirtiendo lo que fueron infraviviendas en jardines escalonados (abancalados). Así, lo que en su día fueron las calles Miralsol, San Cristóbal, Gritos o Goya se recuperan como caminos peatonales en su misma ubicación y con el mismo nombre, pero adaptando la rasante del pavimento a las actuales necesidades de accesibilidad.

El nuevo viario peatonal tiene dos puntos de conexión a través de la calle Pósito. El primero se sitúa en el parte sur, frente a las escaleras que suben desde la Plaza Vieja -o de la Constitución- junto al Centro de Interpretación Patrimonial. El otro está al norte del edificio de la Gerencia Municipal de Urbanismo, frente a las calles Luzán y Covadonga.

El segundo acceso se mantiene a través del viario asfaltado actual, desde Camino de San Cristóbal, pero matizando su uso. Con un ancho de apenas cinco metros, ésta da actualmente servicio a tres áreas concretas: el entramado de viviendas compuesta por 27 VPPs, más adelante a las viviendas de C/ Loma de San Cristóbal (arco) y finalmente al monumento, llegando a la plaza semicircular. La propuesta de intervención conserva la calzada de 5 metros ampliándola con aceras a ambos lados, Y hasta los 10 metros, alcanzando la calle Loma de San Cristóbal, para permitir el cambio de sentido y la colocación de contenedores de basura.

Como parte además de las necesidades funcionales que recoge este proyecto es también la disposición, accediendo a través de este vial, de una zona de aparcamiento con 27 plazas, dos de ellas dimensionadas para vehículos de personas con discapacidad.

Este espacio se ve completado con el aparcamiento que se construirá entre las calles Pósito, Antonio Vico y Camino de San Cristóbal, con capacidad para unas 50 plazas.

Actuación paisajística

La actuación paisajística de este proyecto vendrá a realzar el contenido de la intervención urbanística sobre la zona, como ha destacado el arquitecto Jesús Basterra. Destaca la plantación de hasta 70 árboles que pretenden “una integración paisajística que venga a corregir la distorsión sobre la zona que provocan la presencia de las viviendas”, ha explicado, completando la plantación en la totalidad de los espacios mediante el uso de planta arbustiva y tapizante adaptados al suelo y clima del lugar. Se proponen, en este sentido, tipuanas, cipreses de Cartagena, granados, higueras olivos, alcaparrera, genista, romero, espliego, plumbago, verbena, vinca, grevillea roja y lantanas de flor naranja y amarilla, entre otras especies.

La intervención se completará con la dotación de iluminación integrada “que realce el monumento y reoriente los recorridos a través de los caminos peatonales que se establecer en toda la zona”, teninendo presente el carácter antivandálico que deben tener todos los componentes que se incluirán en el desarrollo del proyecto.