25Abril2024

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Municipios > El Ejido reduce el IBI Urbano a más de la mitad de los inmuebles del municipio

02 Agosto 2023 Escrito por 

El Ejido reduce el IBI Urbano a más de la mitad de los inmuebles del municipio

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de El Ejido ha aprobado en sesión ordinaria, con el voto en contra de Vox, la ponencia de valores de El Ejido, adecuando los valores catastrales a la realidad actual del mercado, de forma que se corrigen los desajustes existentes y se propicia a los vecinos una tributación acorde a su capacidad económica real. Esto supondrá una reducción del IBI Urbano a más de la mitad de los inmuebles ejidenses.

De los 65.000 inmuebles existentes, en 2024 un total de 33.000 verán reducidas sus cuotas de IBI Urbano respecto a las de 2023, lo que representa más del 50%. Asimismo, se prevé que para otro 25% aproximadamente los incrementos serán inferiores a 0,01 euro y 60 euros. Tan solo las viviendas con mayores valores catastrales asignados tendrán que afrontar incrementos superiores en el IBI.

Esta actualización llega tras 20 años, cuando lo normal es realizarla como máximo cada 10 años, lo que explica “la bajada del 17% con carácter general que sufren los valores catastrales en nuestro municipio según los estudios previos, llegando hasta un 23% para la base liquidable del Impuesto sobre Bienes Inmuebles”, tal como ha explicado el alcalde, Francisco Góngora.
Góngora ha señalado que la revisión de valores “la llevamos solicitando desde 2011 y responde a la realidad actual, a la capacidad real de los propietarios y al valor de los inmuebles.

Teníamos dos caminos: oponernos frontalmente y seguir con el desequilibrio o hacer un ejercicio de responsabilidad, es una medida responsable que va a ahorrar dinero a la mayoría de los ejidenses”. Al hilo, ha añadido que “hay muchas casas por ejemplo en el centro de El Ejido por las que sus propietarios vienen pagando demasiado, al estar sobrevaloradas, y eso no solo afecta al IBI, sino a otros impuestos”.

En efecto, la medida va a suponer ahorro hasta en 8 tributos y tasas. Como el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía), o incluso sobre algunas tasas como pueden ser las tasas por utilización privativa del dominio público local o las tasas por licencias de apertura y cambios de uso de locales, ya que tanto estos impuestos como las tasas tienen como referencia para el cálculo de las cuotas resultantes los valores catastrales de los inmuebles, y asimismo también tiene sus intereses en el caso del impuestos sobre transmisiones patrimoniales y en el Impuesto de sucesiones y donaciones, en los que el valor catastral se usa para la comprobación de valores en ausencia de valor de referencia.

“Nos vemos en la obligación de aplicar un tipo de gravamen del 0,791% para evitar un fuerte desequilibrio presupuestario en el Ayuntamiento, que vería disminuida su recaudación por IBI Urbano en más de 4,5 millones de euros, algo totalmente inasumible, ni por las cuentas municipales ni por el Plan de Ajuste”, ha continuado Góngora.

El concejal de Hacienda y Contratación y portavoz municipal, José Francisco Rivera, ha señalado que “el Ayuntamiento va a recaudar igual por este concepto, por lo que nadie puede decir que se trata de una subida de impuestos, sino todo lo contrario”. Por el contrario, se estima que el Ayuntamiento podría ver reducidos sus ingresos en torno al millón de euros en el impuesto de plusvalías y en tasas que toman como referencia el valor catastral, un importe bastante considerable que se van a ahorrar las familias ejidenses”.

“Estamos obligados por Ley respecto al IBI a aprobar tipos que garanticen el mantenimiento de la cuota íntegra del ejercicio anterior, y en este sentido, bastaría con aplicar el IPC interanual. Y por ello, hemos llevado a cabo una actualización del tipo de gravamen en IBI Urbana para cumplir con el Plan de Ajuste, lo que va a permitir incrementar los ingresos en un 3,8%, fruto de sumar al 1,9% de IPC interanual entre agosto de 2022 y junio de 2023, otro 1,9% del ejercicio anterior (porcentaje extrapolado de este año al anterior al entender que hubiera sido el normal). Hay que recordar que en el año 2023 no se actualizaron con el IPC los tipos de gravamen puesto que la subida del IPC no respondía a un aumento de la riqueza sino a un empobrecimiento por la crisis energética y la guerra de Ucrania, las cuales distorsionaron los datos, y arrojaban un IPC del 10,5%”, ha señalado el edil.

“De haber operado como pretendía la oposición, el incremento habría sido del 10,5% el año pasado, y de un 1,9% este año, lo que de forma acumulada habría supuesto un incremento del 12,60%, y unos ingresos adicionales cercanos a los 3 millones de euros, frente al 3,8% que vamos a aplicar y que se traduce en unos ingresos de poco más de 800.000 euros, pasando de un tipo de gravamen del 0,6044% actual a un 0,791% para la nueva ponencia de valores, y lo que implicará que, aun pese al nuevo tipo de gravamen más alto, sean miles los ejidenses que paguen menos”.

Reducción de la presión fiscal desde 2011 y ahorro de más de 80 millones

“Tenemos un Plan de Ajuste que cumplir y no solo no hemos subido la presión fiscal desde 2011, sino que la hemos bajado”, ha indicado durante la sesión el alcalde. “Los tributos han subido menos que la renta disponible neta de las familias, y muchísimo menos que el IPC. Las medidas adoptadas han supuesto ahorro para las familias de más de 31,5 millones de euros en el pago de impuestos, tasas y precios públicos”.

El equipo de gobierno ha adoptado numerosas medidas para bajar la presión fiscal y facilitar el pago de las deudas tributarias:

  • Se han instado varias revisiones catastrales para bajar los valores de las parcelas, que han supuesto más de 20 millones de ahorro a los ejidenses.
  • Se desafectan a las variaciones del IPC determinadas tasas que no se han incrementado y esta medida ha supuesto, entre los años 2012 y 2023, un ahorro de 8,5 millones de euros para los vecinos de El Ejido.
  • Prorrateo de tasas en fracciones de tiempo según la utilización efectiva.
  • Fraccionamiento del IBI domiciliado para hacer más fácil el pago del tributo de mayor cuantía.
  • Simplificación en los procedimientos para la concesión de beneficios tributarios (bonificaciones), evitando el olvido de solicitudes de renovación.
  • Refuerzo de los planes de inspección tributaria para evitar una subida de tipos de gravamen.
  • Adopción de medidas de prorrateo de concesiones administrativas y tasas por ocupación de dominio público durante el COVID.

Y entre las medidas adicionales para los Ayuntamientos que se hubieran acogido a cualquiera de las previstas en el Plan de Pago a Proveedores se incluyen además establecer para cada impuesto local el tipo de gravamen máximo permitido, obligatoriedad que ha conseguido evitar el equipo de gobierno. Esto ha permitido un ahorro para los ejidenses de casi 50 millones de euros en dicho periodo.

En concreto, estos ahorros se derivan de los siguientes conceptos:

  • IBI Urbano: 27.173.848,64 €
  • IVTM: 5.225.038,71 €
  • IAE: 13.814.030,18 €
  • IIVTNU: 1.567.591,90 €
  • ICIO: 1.506.469,63 €
  • AHORRO TOTAL: 49.286.979,06 €

Según el edil de Hacienda, José Francisco Rivera, “no se ha trasladado el incremento del nivel de vida y coste de los servicios a los vecinos, a pesar de estar sometidos a planes de ajuste. Entre el año 2011 y el 2023, el IPC interanual ha sido del 25,70%. Según los datos del INE, en ese mismo periodo, la renta media por unidad de consumo en Andalucía ha crecido un 19,17%. Sin embargo, durante los mandatos de este equipo de gobierno se ha repercutido una subida media del 10,22% sobre los impuestos locales, que incluyendo la tasa de basura bajaría hasta el 9,86%”.

Desde el 2011, cada tributo se ha incrementado de la siguiente forma: IBI Urbana: 14,25%; IBI Rústica: 4,50%; IAE: 14 %; IVTM: 14%; Plusvalía: 0%; ICIO: 0%; Tasa de basura: 0%; Otras tasas vinculadas al IPC: 14% “No existe ni un solo concepto tributario que haya crecido más que la renta neta disponible o el IPC, por lo que la presión fiscal de las familias ha bajado respecto a 2011”, ha sostenido el edil durante la sesión.