22Junio2021

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sociedad > Cruz Roja Almería aumenta el balance de 2020 con más de 110.000 personas atendidas
30 Abril 2021 Escrito por 

Cruz Roja Almería aumenta el balance de 2020 con más de 110.000 personas atendidas

Cruz Roja Española en Almería ha atendido a lo largo de 2020 a un total de 110.326 personas en un año protagonizado por la pandemia de la Covid-19. Inevitablemente el balance del año, como ha explicado el presidente provincial de Cruz Roja en Almería, Antonio Alastrué, se centra en la situación de emergencia provocada por el Coronavirus. Ello requirió una respuesta sin precedentes y se puso en marcha el Plan CRUZ ROJA RESPONDE frente a la COVID-19, tras la declaración del Estado de Alarma, convirtiéndose en la mayor operación de la historia de Cruz Roja en cuanto a la movilización de recursos, capacidades y personas.

 

“De manera rápida y en tiempo real tuvimos que dar respuesta al enorme incremento de las demandas de ayuda multiplicando nuestra intervención para hacer frente a la crisis sanitaria, social y económica generada por la pandemia”, reconoce Alastrué. Esa movilización, en un tiempo récord, "permitió a la institución estar activa desde el minuto cero, una situación que sigue manteniendo". Con el Plan Cruz Roja Responde "se atendió en la emergencia a más de 32.000 personas y se dieron 300.000 respuestas en toda la provincia".

Además de los datos, el presidente de Cruz Roja ha querido expresar a través de emociones lo vivido en este periodo recordando que "el voluntariado y el personal técnico también han sentido miedo pero pero con valentía y responsabilidad pusimos por delante nuestro compromiso humanitario saliendo a la calle y llegando donde nadie lo hacía”.

Al lado de los desamparados

El máximo responsable de Cruz Roja en Almería ha explicado el desamparo de las personas sin hogar, las que malviven en los asentamientos y los colectivos de extrema vulnerabilidad. Para ellas "se activó el área de Socorros que llegó a más de 10.000 personas en 20.000 acciones de reparto de material de abrigo, kits de higiene y mascarillas". "La desesperación se sintió en las llamadas de auxilio de personas que necesitaban lo básico porque de la noche a la mañana se quedaron sin nada. En el confinamiento inicial fue clave el trabajo de Inclusión Social para para asegurar la protección de las personas más indefensas que recibieron productos básicos de primera necesidad y medicamentos".

El teléfono que salvó vidas

“Hemos escuchado la soledad y la ansiedad a través del teléfono, una herramienta vital en la pandemia, porque a través de él nos comunicamos con 18.500 personas identificadas como especialmente vulnerables ante el virus, con el fin de informar, ayudar y detectar nuevas necesidades para dar respuesta”.
Cruz Roja también estuvo junto a quienes tenían problemas de Salud y requerían medicamentos y seguimiento de su enfermedad. Así "se atendió a 12.500 personas, se hicieron casi 20.000 llamadas informativas y de control de estado físico, se efectuaron 900 entregas de medicamentos y productos de parafarmacia y se repartieron más de 5.000 productos de higiene personal".

Con la infancia sin recursos

El confinamiento y la pandemia "generó impotencia en familias vulnerables cuando sus hijos e hijas no pudieron continuar sus clases de manera digital al no disponer de conexiones ni herramientas". Cruz Roja palió esta situación con la entrega de 200 dispositivos, proporcionando material educativo para que 1.500 niños y niñas de familias sin recursos pudieran seguir las clases, gracias a la colaboración con los centros educativos. Además, 800 menores estuvieron conectados para actividades de seguimiento educativo con el apoyo online del voluntariado de Cruz Roja Juventud.

El empleo que no paró

El año pasado y a pesar de las circunstancias, el Plan de Empleo de Cruz Roja no paró porque según Alastrué “fueron muchas las personas que sintieron la angustia e incertidumbre al quedarse sin trabajo y que se sumaron a las ya desempleadas. Así atendimos a 3.000 personas y realizamos 3.700 actividades de información, orientación, acompañamiento, formación, intermediación y lanzamos ofertas en mercados inclusivos”. El empleo, se hizo imprescindible, por eso la relación con el tejido empresarial se mantuvo activa también en 2020 consiguiendo dar nuevas oportunidades laborales a los colectivos más necesitados.

La lectura positiva

El presidente ha expresado otras emociones que también se han vivido en la pandemia como la admiración hacia las 7 asambleas locales de Almería, Adra, Roquetas de Mar, El Ejido, Pulpí, Vera, Mojácar y la asamblea Comarcal Almanzora que han trabajado con ahínco "dando respuestas cuando más se nos necesita, gracias a la impresionante capilaridad territorial de Cruz Roja penetramos en espacios y escenarios de difícil acceso y escasos recursos”. Las asambleas locales hacen esta institución fuerte y con grandes capacidades de acción solidaria en 64 municipios almerienses.

Auxiliares de los poderes públicos

Antonio Alastrué recuerda que “a pesar de unos primeros momentos, de desconcierto generalizado, hemos mantenido la calma y la serenidad para hacer nuestro trabajo y ser capaces de tejer alianzas externas con todas las Administraciones, Ayuntamientos, Diputación… que nos pidieron el apoyo para ser operativos y así trabajamos de manera unida como nunca antes se había hecho. Una vez más, hemos sido Auxiliares de los poderes públicos en su máxima expresión”.

Para el responsable provincial “es un orgullo pertenecer a Cruz Roja, porque “en nuestro ADN está saber aunar voluntades, en este caso frente a un reto histórico, y, gracias a la entrega de las 3.000 personas voluntarias de toda la provincia, el respaldo de los 12.000 socios y socias, al personal técnico y también al apoyo de instituciones, empresas y entidades, hemos podido atender a las personas que más nos necesitaban en estos momentos tan críticos”. Acabó su intervención con “una inmensa gratitud, con la esperanza de conseguir salir de esta situación para lo que ponemos toda la pasión y el amor que merecen las personas a las que atendemos”.

Cifras globales

Aunque el año 2020 lo protagonizó el Plan Cruz Roja Responde, la institución también ha continuado realizando su intervención habitual con los colectivos vulnerables. El coordinador provincial de Cruz Roja en Almería, Francisco Vicente, ha señalado que “a esas personas tampoco las hemos dejado solas y hemos seguido atendiendo a los migrantes. Durante el año pasado fueron 5.309 las personas llegadas en patera y atendidas por nuestros equipos”.

Otro de los colectivos especialmente vulnerables es el de los mayores, casi 6.000 personas recibieron atención a lo largo de 2020 en toda la provincia, destacando las más de 13.000 ocasiones en las que se han hecho acompañamientos a distintos trámites o temas relacionados con la salud. Francisco Vicente también señaló la participación de más de 2.700 mayores en actividades de formación para mejorar sus competencias personales.

Proteger a la infancia es otro de los grandes retos de Cruz Roja y en esta misión, a lo largo de 2020 y gracias a Cruz Roja Juventud “hemos apoyado a más de 100 menores en los programas de éxito escolar, hemos facilitado material escolar a casi 1.300 niños y niñas que también han recibido juguetes, hemos repartido 2.500 lotes de meriendas y hemos trabajado en campañas de prevención de la violencia de género con más de 2.000 jóvenes a través de los puntos violeta, entre otras actuaciones”, dice Francisco Vicente.

Estos son solo algunos datos y cifras de lo que ha significado el año 2020 para la institución “pero detrás hay miles de historias y de vidas, Cruz Roja ha estado y está siempre al lado de las personas cuando más nos necesitan, situándolas en el centro de la intervención porque no vamos a cejar en el empeño de proteger la humanidad”, concluye el coordinador provincial.

Sobre Cruz Roja

Cruz Roja representa el mayor movimiento humanitario, ciudadano e independiente del mundo que lleva 156 años colaborando con entidades públicas y privadas para que la humanidad y la dignidad llegue a todas las personas en cualquier lugar y en todo momento y circunstancias. Desde el comienzo de la crisis del COVID-19, Cruz Roja está actuando en todos los países del mundo afectados, representando la mayor movilización de recursos, capacidades y personas en su historia en favor de las personas más vulnerables y la población general.

En España, Cruz Roja cuenta con más de 250.000 personas voluntarias y más de 1.400 puntos de atención en todo el territorio, que permiten atender anualmente a más de 4 millones de personas a nivel nacional, de las que más de 1,7 millones son atendidas desde programas sociales. Con el apoyo de +1.360.000 socios, empresas y aliados.