24Septiembre2021

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sociedad > El IAM lanza una campaña para acabar con la violencia online contra las mujeres
05 Julio 2021 Escrito por 

El IAM lanza una campaña para acabar con la violencia online contra las mujeres

El Instituto Andaluz de la Mujer en Almería ha lanzado la campaña contra la ciberviolencia de género ‘Lo paras o lo pasas’ fruto de la colaboración con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) para la mejora de la respuesta institucional ante las múltiples manifestaciones que presenta la violencia contra las mujeres. 

La asesora de programa del IAM en Almería, María Montagut, señaló que “la ciberviolencia de género es la violencia contra la mujer en el mundo virtual y online. Se utilizan las nuevas tecnologías como medio para ejercer daño o dominio hacia la mujer”. A este respecto advirtió de que “este tipo de violencia afecta ya a cuatro de cada diez mujeres adolescentes en España”.

La campaña ‘Lo paras o lo pasas’ se dirige a cualquier persona que en algún momento puede recibir a través de los servicios y aplicaciones de internet vídeos, fotos de contenido sexual o violento sin el consentimiento de las personas que aparecen en ellos. El objetivo es transmitir que se puede denunciar con el Canal Prioritario de la Agencia Española de Protección de Datos la difusión de estos contenidos y que no solo tiene una responsabilidad quien inicialmente decide publicarlo sino todos aquellos que contribuyen a su difusión a través de diferentes vías.

“Al ver ese vídeo o fotografía cada persona debe decidir qué hacer: si se convierte en cómplice o si va a actuar. Si lo para o lo pasa. Si es parte del problema o de la solución”, contó Montagut, quien también explicó que “con esta campaña ponemos el foco especialmente en la población joven, que es la más vulnerable a este tipo de violencia que se traslada al mundo digital y de las redes sociales y, por eso, la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, presentó en el marco del festival juvenil Mangafest la cartelería con el fin de sensibilizar a la población más joven”.

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, a través del Instituto Andaluz de la Mujer, ya colaboró con la Agencia Española de Protección de Datos con la difusión de la campaña ‘Puedes pararlo’. En 2020, la AEPD recibió 358 peticiones de retirada de contenidos sexuales o violentos a través del Canal Prioritario y la efectividad en la retirada de contenidos se situó en torno al 86%. Los casos más frecuentes planteados ante el Canal Prioritario están relacionados con la publicación en redes sociales y otros sitios web de contenidos de carácter sexual grabados con o sin consentimiento pero publicados sin permiso, la publicación de grabaciones con agresiones a menores y personas LGTBIQ+ y la publicación de perfiles falsos en páginas pornográficas.

Cada vez es más frecuente el uso de la ciberviolencia contra las mujeres, siendo la grabación y difusión de imágenes personales, concretamente de contenido sexual, uno de los instrumentos más utilizados en los casos de acoso contra las mujeres. A este respecto, el estudio ‘La situación de la violencia contra las mujeres en la adolescencia’, de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género y la Universidad Complutense de Madrid, alerta de que más de un 40% de chicas de entre 14 y 20 años dice haber sufrido acoso online. El informe también revela que el 48% de las jóvenes ha tenido que ver imágenes de tipo sexual no deseadas, a casi un 44% les han pedido fotografías sexuales y un 23% ha recibido peticiones de cibersexo. Además, un 14% de las chicas se ha sentido presionada para participar en alguna actividad sexual y hasta un 6,4% ha sufrido violencia sexual. Mientras tanto, el Instituto Europeo de la Igualdad de Género en su estudio 'Ciberviolencia contra mujeres y niñas' recoge que una de cada tres mujeres será objeto de alguna forma de violencia a través de las nuevas tecnologías a lo largo de su vida y que se estima que una de cada diez mujeres ya ha sufrido alguna forma de ciberviolencia desde los 15 años.

A través de las redes, los agresores pueden controlar, amedrentar, acosar, humillar y chantajear a las mujeres, en todos los lugares y a todas horas, dejando un rastro virtual que las persigue y revictimiza. El Canal Prioritario es un instrumento específico para la atención prioritaria y detención de la difusión masiva de este tipo de contenidos en la red.

La campaña ‘Lo paras o lo pasas’ será remitida por parte del Instituto Andaluz de la Mujer a todos los ayuntamientos de Andalucía, así como a los 180 Centros Municipales de Información a la Mujer, para lo cual se han imprimido 40.000 carteles y 40.000 pegatinas para su distribución en toda la comunidad. En concreto, en la provincia de Almería se distribuirán 3.440 carteles y 3.440 pegatinas.

Cómo funciona el Canal Prioritario

El uso del Canal Prioritario tiene como objetivo la retirada de contenidos sensibles, en este caso, para las mujeres. A través de la página web del canal, la mujer afectada debe describir las circunstancias en que se ha producido la difusión no consentida de las imágenes, indicando en particular si la persona afectada es víctima de violencia de género, abuso o agresión sexual o acoso, o si pertenece a cualquier otro colectivo especialmente vulnerable como menores de edad, personas con discapacidad o enfermedad grave o en riesgo de exclusión social, así como especificando la dirección o direcciones web en las que se han publicado.

Tras el análisis de la reclamación, la Agencia Española de Protección de Datos determinará la adopción urgente de medidas cautelares para evitar la continuación de la difusión de dicho contenido. Y además valorará si corresponde la apertura de un procedimiento sancionador contra las personas que hayan difundido ese material.

Este canal se ha habilitado para la atención de situaciones excepcionalmente delicadas, cuando los contenidos (fotografías o vídeos) tengan carácter sexual o muestren actos de agresión y se estén poniendo en alto riesgo los derechos y libertades de los afectadas. Y aunque pueden acudir a este canal mujeres afectadas por este tipo de ciberviolencia, del mismo modo puede acceder a él cualquier persona que tenga conocimiento de la difusión de este tipo de contenidos.